lunes, 6 febrero 2023

La historia acude a su cita con Zarauz en el Campeonato de Andalucía de atletismo

6 febrero 2013
Almería
El atletismo de Almería ha logrado un hito histórico en Andalucía en categoría de saltos

Antonio Zarauz se muestra exultante con sus tres pupilos

Comparte esta noticia en tus redes

Al triplete logrado en Antequera se une el oro en la Copa de la Reina, todo en altura, longitud y triple

Su nombre es conocido en el mundo del atletismo, pero lo es aún más cuando se recuerda que es el entrenador de la Escuela Deportiva Municipal Atletas de Almería. Al frente de la misma ha coseguido un triplete inédito en el Campeonato de Andalucia Absoluto, y por si eso fuera poco, también ha sumado un oro en la Copa de la Reina cerrando un fin de semana perfecto y difícilmente igualable. Pero ahí reside el secreto, en el tesón, y por ello no se descarta que en sucesivas citas vaya logrando hitos similares. El hacer de los atletas es fundamental, dejando a un lado el trabajo en la sombra de sus entrenadores, pero en este caso, cuando el nexo de unión de cuatro triunfos simultáneos converge en una misma persona, es obligado reseñarle con honores. Se trata de Antonio Zarauz.

El atletismo almeriense ha completado un fin de semana plagado de éxitos sin precedentes en el Centro de Tecnificación de Antequera durante el desarrollo del Campeonato de Andalucía Absoluto en Pista Cubierta. Esa es la máxima cita del atletismo andaluz en invierno, y a ella acudieron los mejores de la comunidad autónoma a pelear por unas duras medallas. En representación de la Escuela Deportiva almeriense fueron sus tres atletas más destacados en absoluto: el saltador de longitud Ryan Aifa, el saltador de altura Luca Pontone, y el saltador de triple Toni Zarauz. El resultado obtenido por los tres fue excepcional, puesto que nunca en la historia del atletismo almeriense ni andaluz tres saltadores de especialidades diferentes y entrenados por el mismo hombre habían conseguido subir a lo más alto del pódium.

Abría la competición el joven saltador de altura italiano Luca Pontone, que tras mejorar su marca personal del invierno, dejándola en 1,95 en su primera tentativa, se jugaba el oro en 1,99 con el jienense Carlos Rojas, mucho más irregular que él al acumular varios saltos nulos. En un tercer intento fantástico en el que Luca logró rebasar dicha altura holgadamente, cuando ya estaba cayendo a la colchoneta finalmente rozó ligeramente el listón con un pie y este cayó, otorgándole la primera plaza al jienense que si logró pasarlo con gran dificultad. El saltador trasalpino manifestó que «es increíble lo bien que me sentía y lo alto que he pasado el 1,99, pero al final por tardar un poco más en apartar los pies al caer, no he podido seguir en competición; lástima, pues sé que ya valgo 2,04-2,05, pero no pasa nada, pronto lo saltaré y se lo dedicaré a mi entrenador».

El siguiente en entrar en acción fue la joven promesa del salto de longitud francés Ryan Aifa, también entrenado por Zarauz. En un quinto intento memorable, el saltador malagueño Óscar González arrebató provisionalmente a Ryan la primera plaza del concurso con un salto de 7,02 metros, a lo que el galo contestó inmediatamente con un emocionante 7,01 que lo dejaba a un sólo centímetro del oro a la espera del sexto y último salto de ambos. El malagueño no superó los 7 metros en su última tentativa, y Ryan pidió el apoyo de todo el público. Espoleado por las palmas del estadio, que era consciente de la emoción de la final, el atleta de Zarauz aterrizó en unos extraordinarios 7,36 dejando para la historia su mejor marca de siempre en pista cubierta (7,09). Al acabar, loco de contento, Ryan manifestó que estaba «encantado con todos los cambios que ha hecho en mi técnica mi entrenador, además, noto que estoy mejorando mucho mi fuerza y velocidad, y todo ello está empezando a encajar y comienzan a salir las buenas marcas; sé que este invierno puedo estar por encima de los 7,50 y el objetivo para el verano será acercarme a los 8 metros, mi sueño desde niño».

Sin embargo, lo mejor estaba por aún llegar, puesto que el joven almeriense Toni Zarauz, hijo del entrenador y aún en edad junior, en una apretada final en la que tuvo muchos problemas en el talonamiento de su carrera al rompérsele sus zapatillas de triple y tener que saltar con unas de longitud, conseguía una épica victoria mejorando su marca personal hasta dejarla en 14,01. La nueva estrella del Triple Salto Andaluz, sin embargo, al finalizar su concurso decía lo siguiente: «no estoy contento del todo, es increíble el daño que me hacía en los tobillos saltando con estas zapatillas, la carrera no me entraba, el pie me bailaba en cada batida, y a pesar de haber hecho cinco nulos de más de 14,50 al final conseguí hacer un válido de sólo 14,01 que me dio la victoria, que en realidad es lo que cuenta, pero bueno, sé que puedo saltar mucho más en cuanto me recupere y me compre unas zapatillas de triple nuevas».

Antonio Zarauz explicó todo lo sucedido diciendo que «el caso de mi hijo Toni es realmente increíble, puesto que Ryan y Luca son dos saltadores consagrados de 23 y 22 años y Toni tiene solamente 18; además, el año pasado dejó los entrenamientos, yo creo que por estrés competitivo, y sin embargo este año ha vuelto con las pilas cargadas y, gracias a su calidad, su esfuerzo y el increíble ambiente de trabajo que hay en el Módulo de Tecnificación de la Escuela de Atletismo, en tan sólo 4 ó 5 meses de entrenamiento ha logrado convertirse en el mejor triplista de Andalucía, compatibilizándolo además con sus difíciles estudios en la UAL, lo cual lo hace aún más meritorio». El objetivo «que creemos tener al alcance para este verano, tal y como van sus progresos, además de la medalla en el Campeonato de España, es la mínima para el Campeonato de Europa Junior, que la R.F.E.A. ha fijado en unos durísimos 15,20».

El fin de semana mágico del mejor entrenador de saltadores de Andalucía en la actualidadse completó en Zaragoza, concretamente durante la final de la Copa de la Reina en la categoría cadete. A dicha competición acudía la prometedora saltadora de longitud de la EDM Pilar Carrique, merced a su segunda marca nacional en la prueba. Finalmente acabó en la tercera posición del pódium, pero otorgándole unos valiosos 6 puntos al equipo para que se convirtiese en campeón. Además, el sábado 2 de febrero otro atleta de la EDM de Zarauz, el juvenil Alejandro Matantu, competía en Salto de Longitud en un control federativo en Huelva, y tras la lesión sufrida al lograr una sexta plaza en la Copa del Rey Junior hace dos semanas, supo reponerse y ganar también la prueba, mejorando la mejor marca de su vida hasta dejarla en 6,43. De esta manera, el joven almeriense se convierte en un serio candidato a medalla en sus dos mejores especialidades, la longitud y el triple salto, en el próximo Campeonato de España Juvenil del mes de marzo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*