martes, 16 agosto 2022

La Gimnasia Rítmica de Roquetas pinta un instituto a cambio de poder entrenar en él

13 agosto 2013
Roquetas de Mar
Labores de pintura del IES Turaniana de la localidad de la provincia de Almería

Momento de trabajo y bonito resultado tras la pintura

Comparte esta noticia en tus redes

El club dedica el verano a cumplir el convenio y embellece fachada, rejas y puertas del IES Turaniana

Que la crisis aprieta por todos sitios es cuestión bien sabida, pero tampoco es nuevo que los deportes llamados minoritarios cuenten con imaginación y esfuerzo para poder mantenerse en un nivel de rendimiento óptimo durante toda la temporada. El extremo llega incluso fuera de la misma, y las vacaciones estivales sirven para llenar el granero, como en la fábula de la hormiga y la cigarra. Eso ha sido así siempre, y en tiempos de vacas flacas económicas se está mejor preparado que los que jamás han sufrido de recortes para afrontar con optimismo, fuerza y destreza el futuro. Esta es la historia de la una gente entregada al desarrollo deportivo y personal de sus niñas.

Es el caso del Club Gimnasia Rítmica Roquetas de Mar, que entrena durante otoño, invierno y primavera en varias instalaciones que le son cedidas pero a cambio de algo. Una de ellas es el gimnasio del Instituto de Enseñanza Secundario Turaniana de su localidad, que en vacaciones están dejando como los chorros del oro dando cuantas manos de pintura son necesarias para que luzca bonito y limpio. Sin descanso para el club, como dicen desde dentro del mismo, algunos padres de las gimnastas cumplen con un acuerdo de colaboración mediante el cual «nos comprometíamos a pintar las fachadas, rejas, puertas, etc, de dicho instituto».

Los esforzados padres de este club almeriense van cada mañana y cada tarde hasta el centro, incluido el director de la entidad gimnástica, Manuel Baltasar Castillo, y alguna entrenadora también: «no importándoles el calor, ni que estemos en el mes de agosto y que muchos estén de vacaciones, para acercarse a echar una mano». Saben, según su filosofía durante todo el año, que de ahí también se sacan valores positivos para las niñas: «entre todos conseguiremos no solo terminar el trabajo dejándolo todo como nuevo, sino lo más importante, transmitirle a nuestras niñas los valores mas importantes, compañerismo y las mismas ganas de trabajar que sin duda se refleja en los resultados del club«.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*