martes, 21 mayo 2024

La Escuela de Fútbol ‘Tito Pedro’ de la UD Pavía premia a sus ‘Querubines’

6 junio 2012
Almería
Los alumnos más pequeños de la Escuela de Fútbol 'Tito Pedro' del Pavía han aprendido mucho en la temporada

Pura competencia por un balón en el 'Torneo de los Colores'

Comparte esta noticia en tus redes

Los alumnos más pequeños, nacidos todos en el año 2007, han deslumbrado en un torneo interno

Desde el Pavía se empeñaron en tener una escuela de fútbol que no podía llamarse de otro modo que ‘Tito Pedro’, y lo consiguieron en el año 2006. Poco a poco y desde entonces, se han ido dando los pasos para conformar un abanico completo de categorías, incluida una que todavía es extraoficial porque supuestamente no existe un entrenamiento específico para niños y niñas de tan corta edad. Estamos hablando de 4 y 5 años, de chavales y chavalas que anteceden a los pre-benjamines pero que ya sienten el fútbol como algo muy importante en sus cortas vidas. El nombre para definirla en el club arlequinado es el de ‘Querubines’.

A pesar de que todavía no hay grandes campeones, si bien es cierto que se aprecian maneras en muchos de ellos, los más pequeños y pequeñas son el orgullo de la Escuela, porque representan un futuro seguro más que espléndido, haciendo del deporte elemento esencial en el día a día de los jóvenes almerienses. El mensaje de práctica, aprendizaje y perfeccionamiento se ha visto en todo momento complementado con el de la adquisición de hábitos que orienten la vida de los alumnos hacia un desarrollo integral, saludable, conciliador y competitivo a partes iguales. El compañerismo es una condición indispensable en las enseñanzas, así como el respeto a los demás y a sus cualidades, y no ha temblado la voz a la hora de ‘invitar’ a abandonar el grupo a quienes no han tenido una actitud correcta.

La UD Pavía ha organizado su Escuela de Fútbol otra temporada más, dando participación a los más pequeños de 4 años
Ha habido grandes goleadores en el torneo, pero ningún vencedor ni ningún perdedor

Los directivos siempre se han mostrado convencidos de que el fomento del deporte del balompié en edades tan tempranas, mediante la motivación y la atención, puede influir en el futuro de los jugadores y jugadoras. Entre otros objetivos, para el Pavía «son básicos lograr un proceso evolutivo, armónico y racional en el niño mediante una metódica educación física y social y una progresiva preparación deportiva». Han aprendido el trabajo en equipo, el sacrificio, el compañerismo, el tesón y la importancia de los demás en el entorno de cada uno. También los aspectos técnicos y tácticos, en relación a su edad y cualidades.

Asumiendo errores, escuchando a quienes son partícipes, incluidos padres y madres y monitores, la experiencia de los querubines ha ido mejorando y yendo más lejos, siempre tomada como una actividad divertida pero que comienza a ser una exigencia de constancia para los y las futbolistas. Así, no ha sido obligado ir a entrenar, pero sí recomendable, se aproveche más o menos el tiempo una vez sobre el campo de juego. Los lunes y los miércoles medio centenar de pequeños (en este curso han sido sólo niños), divididos en tres grupos, han pasado una hora viviendo la experiencia del fútbol junto a su correspondiente pareja de monitoras más la labor del técnico del equipo senior del Pavía.

El Torneo de los Colores de la Escuela de Fútbol 'Tito Pedro' ha tenido mucha afluencia de público
Los jugadores se han empleado a fondo en cada jugada y han demostrado buenas maneras

Conducción, control, disparo y concepto de equipo, todo ello con un balón cada uno, se han alternado con juegos de carreras y saltos, muchas veces a través de circuitos. Como no, no podía faltar el consiguiente partidillo para concluir cada sesión, el momento más esperado por parte de todos. Los goleadores y los no tanto se lo han pasado en grande, y como recompensa han podido sentir una primera competición en el torneo interno que ha cerrado la temporada. Seis equipos equilibrados entre habilidades y meses de nacimiento, todos del 2007, se han enfrentado en una liga a doble vuelta en el denominado ‘Torneo de los Colores’. Sin clasificación, sin ninguna anotación oficial, todos han sido los ganadores ya jugaran de rojo, blanco, verde, negro, azul o naranja.

Otra vez los lunes y los miércoles han estado llenos de emociones en las instalaciones del ‘Tito Pedro’ desde la mitad de abril hasta el final de mayo, a razón de tres partidos de 20 minutos, con dos tiempos de 10 minutos cada uno de ellos, por jornada. Los primeros sorprendidos de la progresión y del aprendizaje de sus hijos y nietos han sido los propios padres y abuelos, que han animado respetuosamente a cada uno de los chavales, fueran o no de su equipo. Y es que realmente el nivel desarrollado ha sido sorprendente, haciendo gala de unos recursos impropios para una edad tan corta. Todo eso merecía un reconocimiento extra, y así, todos con sus uniformes de la Escuela, recibieron el 30 de mayo una medalla, un diploma y la admiración y cariño de los organizadores.

La entrega de medallas se desarrolló en el 'Tito Pedro' con los niños del Pavía uniformados
Casi todos los niños pudieron acudir a la entrega de trofeos como recompensa a toda la temporada

Esto no acaba aquí, puesto que los ‘Querubines’ serán también protagonistas en el cierre de temporada del Pavía, que se desarrollará el viernes en el Pabellón Municipal Rafael Florido, en este caso junto a todos los demás equipos que conforman la Escuela y el Club. Además, y continuando con su formación, la próxima temporada ya habrá una primera división por merecimientos deportivos, ya que está planificada una liga federada que ponga en liza e introduzca directamente en la competición futbolística a los pre pre-benjamines.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*