miércoles, 10 agosto 2022

Julián García Torres vino a Unicaja a ganar títulos y cree que podrá cumplirlo

25 octubre 2012
Almería
El central de Unicaja está satisfecho con lo que ve en el equipo

Primer plano de García Torres el día de su presentación

Comparte esta noticia en tus redes

Uno de los baluartes de la Superliga analiza lo visto de la competición hasta el momento y pronostica

Es una simple ecuación, y eso que en el deporte no tienen mucho sentido en la mayoría de las ocasiones porque no es una ciencia exacta. Pero en este caso, si un jugador tan laureado como el sevillano García Torres elige un equipo para seguir engrosando su ya extenso palmarés, eso quiere decir algo, y si además, pasada la pretemporada e iniciada la Superliga se muestra satisfecho, eso significa más todavía. Llegó como el principal refuerzo en una plantilla de jóvenes y al segundo partido ya ha sido incluido en el septeto ideal de la competición. El central ahorrador destaca también por los consejos que le da a los más inexpertos para que sigan creciendo, además de por su polivalencia, como se pudo ver el pasado fin de semana ante CV Zaragoza.

Molducci dio descanso a Villena, y García Torres jugó de opuesto el tercer set. El encuentro ante los maños no tuvo complicaciones y por eso se pudo permitir jugar en esa posición: «la verdad es que se notó que los aragoneses llegaron justos al partido y como no realicen nuevas incorporaciones lo pasarán mal en la Superliga, porque le costará más de la cuenta ganar». Todos los jugadores de la plantilla se encuentran en forma y tienen ganas de aportar cosas al equipo, más ahora que todos se han estrenado en la competición tanto en minutos como en puntos, factor motivador: «está bien porque mantiene al grupo en buenas condiciones; todos sabemos que tenemos que estar bien para poder disputar minutos en los próximos partidos y seguir sumando para el equipo». Se sabe que llegarán partidos más complicados, por lo que la filosofía de Molducci es mantenerlos a todos activos y así se lo ha transmitido a sus jugadores.

Sobre UBE L’Illa Grau, próximo rival ahorrador, al central no le preocupa tanto el nivel que pueda presentar el equipo: «no hemos visto todavía mucho sobre ellos y la temporada pasada, al estar en Francia, no pude ver cómo eran». Se suma a los compañeros que ha destacado el nombre de Carlos Baos: «seguro que es de lo más destacado, más aún después de ser uno de los artífices que consiguieran la victoria el pasado fin de semana ante CV Vigo». Lo que verdaderamente puede resultarles un problema, según García-Torres, es «viajar el mismo día hacia Castellón, pues como mínimo son seis horas y esto sí que es importante, pues tendremos que estar muy concentrados para evitar sorpresas; es típico cuando se juega el mismo día que se viaja que se esté algo más cansado y si ellos te ganan un set, se pueden venir arriba». Otro factor que hay que tener en cuenta es el pabellón, pues «tirará mucho a favor de los locales, por lo que no podemos permitirnos perder la concentración».

Haciendo balance del medio mes de competición que lleva la Superliga, para García-Torres esta ocurriendo «más o menos la línea de lo que se esperaba, pues vemos que Teruel está arriba y nosotros le seguimos y estamos detrás plantándole cara». Sobre el tercero en discordia, el CMA de Soria, el central en principio cree que era otro de los que aparecía en sus quinielas para disputar el título, pero de momento tienen que seguir demostrándolo, ya que «perdió en la Supercopa de España por 0-3 y además fácil, por lo que si tenemos en cuenta que se jugaba en su casa tendrían que haberle complicado más las cosas a los turolenses». Por lo tanto, ve a los de Óscar Novillo y a Unicaja «los más fuertes”, aunque no se olvida de seguir haciendo grupos: «luego habría que tener en cuenta a Soria y a Cajasol Juvasa, que estoy seguro que notarán una mejoría cuando su colocador titular –Jesús Bruque- se recupere de una lesión».

En esa línea, afirma que quienes pueden ser los que animen el campeonato, son «Vecindario ACE Gran Canaria y Ushuaïa Ibiza Voley si mejoran un poco; creo que dándole más consistencia a sus líberos –Alexis Valido no juega todos los partidos con los canarios y los baleares no tienen un jugador clave en esa posición- pueden dar mucha guerra». Por el contrario, hay algunos equipo como «Zaragoza, Andorra y Vigo que creo que están a menor nivel». En todo caso, tiene meridianamente claro que «la liga es una incógnita y más por lo económico, que ha influido en la competición y, por lo tanto, habrá que ir poco a poco».

Tras hacer un examen de la Superliga, tampoco se olvida de hacer autocrítica: «veo que las cosas van bien porque todo lo que preparamos se va viendo, pero hay que pulir la continuidad en el saque, la primera línea y la cohesión en las jugadas, por lo que hay que seguir trabajando». Sobre sus nuevos compañeros, el central Travis James Passier y el receptor Jasim Youssif Al Nabhan, cree que ayudarán a que «el equipo siga creciendo», pues con su llegada vienen a cubrir una de las carencias con las que contaban los ahorradores hasta entonces: «los refuerzos son buenos más que por calidad, que también y seguro que jugarán mucho, es porque en nuestros entrenamientos ayudarán a competir cosa que antes no podíamos porque no había un bloque completo».