martes, 24 mayo 2022

Esteban, o como ver fútbol desde atrás

29 marzo 2012
Almería
Esteban entrena centros

Esteban ensaya centros ante la atenta mirada de Férez

Comparte esta noticia en tus redes

El meta del Almería no sólo para balones de gol, sino que también lanza muchos ataques del equipo

Se ha revelado también como asistente de gol, como en Valladolid o Las Palmas, al más puro estilo Paco Buyo cuando se las ponía directamente en boca de meta a un rapidísimo Hugo Sánchez, aunque con más dificultades que el histórico meta de aquel Real Madrid de la quinta del Buitre, simplemente porque han pasada muchos años: «Buyo podía coger las cesiones que le daban, nosotros no, no es lo mismo sacar con la mano que sacar cuando viene el balón en juego, por eso no se puede comparar; ¿quién es el mejor portero de la historia?, desde luego que uno de la época moderna, porque antes podían hacer todo y ahora estamos mucho más limitados, por lo tanto, ahora somos mucho más completos, se participa mucho más en el juego y tienes que dominar muchas más facetas; era para lo que antes que te requería el fútbol, parar las que iban para adentro y ya está».

Esteban Andrés, que ya lleva unas cuantas temporadas en activo, sigue evolucionando como portero al mismo ritmo que evoluciona el balompié: «hoy en día en el fútbol el meta primero, lo que quizá menos hace es parar balones de gol, desde los últimos quince años, y segundo, sólo se el juzga por las paradas de gol que hace. es el mundo al revés, pero sí es verdad que el portero interviene más con los pies, saliendo a cortar un balón, cogiendo un centro, que en balones definitivos de gol». Como ejemplo de que se ha cambiado radicalmente el concepto de portero se puede poner que antes no sacaba, sino que era una función de los centrales, mientras que ahora inicia todas las jugadas desde atrás. Esteban lo tiene claro: «yo creo que ahora en el fútbol tienes que ser, no sólo el portero, todos los futbolistas, completos en general, tienes que adaptarte, ahí tienes el caso de Juanma Ortiz, o de Rafita por ejemplo, adaptarte a jugar en varias posiciones porque hoy en día te piden que seas complemento para muchas posiciones, y el portero, como cualquier otro futbolista, evolucionó y seguirá evolucionando y ahora no se puede preparar a los porteros como hace 30 años porque no hay comparación posible ,y en un futuro se reirán seguramente de como lo hacemos nosotros».

Esteban no ha escurrido el bulto con respecto a la mala racha de tantos recibidos a balón parado, pero se ha mostrado esperanzado: «si antes éramos capaces de contrarrestar ese tipo de jugadas tenemos que ser volver a ser capaces de ello, porque yo considero que somos muy fuertes en esa faceta y quizá hemos bajado el nivel». De esto se desprende que se puede ser parcial a la hora de juzgar el bagaje de goles poniendo a la defensa como culpable: «totalmente de acuerdo, es que incluso sin culparlo, el segundo gol de Las Palmas defendía un delantero nuestro a ese futbolista, o sea que yo creo que cuando el equipo hace goles es porque se empieza desde atrás a hacer la jugada, por ejemplo, el gol de Valladolid, cuando el equipo encaja es porque algo no hacemos bien desde el principio, como se suele decir, cuando ganamos, ganamos todos y cuando perdemos, todos también, y esto es un equipo».

Es una verdad de perogrullo, pero a veces olvidada más o menos interesadamente, que «hay futbolistas que por su posición cuando juegan están más cerca de marcar gol y marcarán gol y otros, como es mi caso por mi posición, lo normal es encajar, la última persona que recoge el balón de la red soy yo, pero eso no quiere decir que ni el delantero juegue solo ni que el portero juegue solo». Y alejándose de dramatismos innecesarios, Esteban cree que «la tónica general de la temporada es muy buena, y que estamos encajando goles es verdad, pero que también estamos sumando puntos en sitios muy complicados y que estamos en una cuarta posición con partidos por delante, que yo creo que con muchas expectativas de mejorar la clasificiación, también es cierto».

Y esta es la parte de la experiencia de Esteban que más conviene al Almería y a su gente, el optimismo que ya imprimió cuando hablaba de la miniliga de 14 partidos, ahora de 12: «seguramente si me hubieras preguntado hace quince días y viendo como estaba el Celta te habría dicho ‘jolín, es que el Celta…’. pero por otro lado, lleva dos derrotas consecutivas, empieza ahora unos enfrentamientos también directos, tiene que recibir al Dépor, y yo creo como jugador del Almería que nosotros estamos ahora en una disposición de escalar posiciones; vamos cuartos, no sé si nos va a dar tiempo a llegar al tercero, o al segundo, pero también vamos a escalar alguna posición y mirando de reojo para atrás porque las posibilidades de ascenso son desde el primero al sexto, entonces tenemos que estar entre esas posibilidades, pero si es verdad que yo ahora mismo creo que como el equipo enganche un par de buenos resultados, y este sábado tenemos una gran oportunidad, pienso que podemos empezar a mirar los puestos de arriba un poquito más cerca».

El respeto al rival nunca se pierde por parte del asturiano, que al Xerez lo tiene en gran valoración: «allí ganamos cero a uno con mucho sufrimiento, no te voy a decir que de manera injusta, porque cuando uno gana es porque lo ha merecido, pero recuerdo que ellos tuvieron dos o tres ocasiones muy claras también, y que el Xerez es un equipo que en pretemporada cuando fuímos allí se hablaba de playoff, y bueno, ahora su objetivo va a ser distinto, pero en segunda nadie es fácil, la segunda es muy complicada y sí entiendo que la clasificación dice que el Almería está haciendo las cosas mucho mejor que el Xerez ahora; sin haber conseguido muchas victorias últimamente hemos escalado una posición, pues a ver si ahora ya sumando, cuando a todos nos cuesta conseguir un triunfo y miramos de reojo la clasificiación, cada victoria que hagamos va a ser muy importante, y este sábado no te voy a decir que sea definitivo pero yo creo que estamos cerca de conseguirlo y creo que veremos la clasificiación de una manera distinta».

Y es que las cuentas pasan por casa, ya que son 7 compromisos en el Mediterráneo y 5 lejos, algo sin duda positivo: «yo prefiero jugar en mi casa, porque estamos más adaptados al estadio, porque disfrutamos de nuestro campo que está muy bien y todo, y los de fuera, hay rivales que se están jugando un descenso, como es el caso del Huesca, pero como lo veremos todo de una manera distinta dependiendo del resultado anterior, si ganamos este sábado veremos todos muy factible ganar en Huesca, y como hablaba con Sori en Valladolid, parece que es imposible ganar en cualquier sitio; entonces lo primero que tenemos que hacer es conseguir una victoria para cambiar toda la perspectiva y quitarnos esa mala racha que llevamos de resultados, a partir de ahí ya iríamos a Huesca si ganamos el sábado desinhibidos y seguramente con los ojos muy abiertos para ganar, y si no ganamos este sábado ya veremos el partido de Huesca como ‘uf, qué peligroso, qué peligroso’; primero vamos a ganar este sábado y ya iremos a Huesca de otra manera».