lunes, 26 septiembre 2022

El partido de Cartagena, un arma de doble filo según ‘Pichichi’ Ulloa

16 abril 2012
Almería
Ulloa en el rondo

Ulloa se esfuerza y se divierte en cada entrenamiento

Comparte esta noticia en tus redes

De no conseguirse la victoria ante el último clasificado el golpe anímico sería de grandes proporciones

Leo Ulloa no va a poder marcarle a todos los equipos de la categoría, pero es seguro que alcanzará la cifra mágica de los 25 goles, ya que le falta sumar uno más y dispone para ello, si nada extraño sucede, de los nueve partidos que quedan. Está libre de tarjetas y si las lesiones le respetan lo va a conseguir seguro. En ese momento habrá ganado una apuesta de la que no quiere hablar, pero que reconoce haber hecho no se sabe con quién o quiénes.

Ojalá que eso suceda el próximo sábado, día en el que el Almería se juega mucho más de lo deseado por todos, después de haber vivido de las rentas durante ocho jornadas, que son las que acumula sin ganar. Es evidente que si hay que elegir un rival para obrar el resurgimiento, sobre todo si después te vienen dos de los llamados de ‘campanillas’, el idóneo es el farolillo rojo, como es el caso, ya que se visita al Cartagena. Pero al mismo tiempo, la obligación es mayor si cabe, convirtiendo el choque en un arma de doble filo, tal y como reconoce el mismo Leo Ulloa: «va a ser bueno si ganamos, si no ganamos la verdad es que va a ser al revés, va a ser anímicamente muy malo, porque en teoría es un partido que necesitamos ganar, que tendríamos que ganar; va a ser un partido muy duro, pero son puntos importantísimos, ya no podemos fallar y ellos se están jugando el descenso y nosotros nos estamos descolgando». De lo siguiente ya se hablará, pero la manera de afrontar los dos siguientes choques sería muy diferente: «para que contra Dépor y contra Hércules podamos ganar confianza y podamos afrontarlos de la mejor manera, pero bueno, yo creo que el partido es el de ahora y pensar sólo en ello y no en lo que viene».

Las curvas se avecinan, con el líder destacado capitaneado por Oltra como próximo visitante y con el entonado Hércules como posterior salida, así que Cartagonova debe ser el lugar en el que queda enterrada la crisis de una vez por todos, sobre todo para no depender de los demás: «la verdad es que hemos perdido buenas opciones de poder estar más tranquilos; ahora yo creo que nos encontramos un poco apurados pero… a ver, si no ganamos sí que se nos va a escapar un poco y vamos a empezar a depender más de los demás que de lo que hagamos nosotros, así que sí o sí hay que ganar e intentar traernos los tres puntos». A pesar de todo, resta bastante campeonato para reaccionar, y cualquier cosa puede suceder, como ha recordado el ariete argentino: «quedan nueve fechas y quedan sus puntos todavía, y esperemos también que los equipos que están arriba empiecen a flaquear un poquito y nosotros volver a la racha buena para poder sacar los partidos».

Reconociendo que si no se consigue el triunfo «realmente nos descolgaríamos mucho, ya se nos irían los equipos un poco», y recordando que «necesitamos la victoria urgente», el delantero del Almería ha hablado de su ausencia ante el Villarreal B sin considerarse para nada ‘el salvador’: «no, la verdad que no, pero sí que quiero jugar para ayudar al equipo». A él no le disgustó para nada el juego de sus compañeros, a los que sólo faltó una cosa: «creo que el otro día hicimos un buen partido, más que nada la segunda parte, y faltó meterla, no más, y tuvimos chance». Pero la mala suerte también ha encontrado cobijo en la Unión, como demuestra que todos los atacantes se quedaran fuera a la vez: «justo coincidió la semana anterior lo de Sori, yo después cumplí ciclo y le tocó a Henok lo de la espalda, y nos quedamos sin efectivos arriba». A pesar de ello sólo ha tenido buenas palabras para el papel de sus compañeros sobre el terreno de juego: «la verdad es que el partido no fue malo, los chicos lo hicieron muy bien, pero nos faltó algo más y era importante sacar los tres puntos, pero bueno, eso ya es agua pasada y hay que pensar en lo que viene e intentar hacerlo lo mejor posible».

El que lo suplió, Jonathan, no estufo afortunado de cara al gol, pero para el ‘pichichi’ sí que cuajó una gran actuación: «yo lo ví muy bien, muy dinámico, estaba con mucha confianza y eso es bueno para ser el primer partido de titular y en el momento de la liga en el que estamos, complicado; creo que lo asumió bastante bien y se hubiese coronado con el gol, pero nada, yo creo que va a dar buenas cosas; hay que esperarlo, pero creo que tiene condiciones para poder jugar y hacerlo bien». Sobre la fatídica jugada del mano a mano errado, nada que comentar que no vaya mucho más allá que la naturalidad: «la verdad que no porque por más que te lo digan… los primeros partidos a mi me ha pasado muchas veces y son errores tras errores, que bueno, se pueden fallar, porque no tienes experiencia, porque te encuentras en una situación distinta y yo creo que a medida que vayan pasando los partidos y vaya agarrando confianza y vaya jugando creo que eso lo va a asimilar tranquilamente él solo y no hace falta que se lo digan; sí que entrene bien e intente hacer las cosas lo mejor posible, que cuando lleguen los partidos eso le va a salir solo».

Lo que sí es cierto es que el Almería ha sumado más de 180 minutos sin marcar, algo impropio de este equipo que no había sucedido en toda la temporada, algo que obliga a todo el equipo y que puede ser un buen toque de atención: «por un lado es bueno que se note tanto, porque creo que llevamos toda la liga convirtiendo y esperemos que llegue el partido y podamos convertir, pero más que nada que no nos conviertan y mantener la portería a cero, porque eso es un handicap alto para nosotros jugando de visitante y eso nos va a dar la confianza para poder traernos los tres puntos».

Sobre el nuevo sistema, con un más insistente uso de las bandas, Ulloa espera ir mejor y verse beneficiado, tanto él como todos los hombres de arriba, y eso que hasta ahora su cuenta es magnífica: «con Lucas también me llegaban muchos balones, es verdad que me llegaban más centrados, me llegaban más de frente, pero con este juego llegamos mucho más por banda». El más claro ejemplo lo encuentra muy próximo, en el último partido, en el que desde la grada «se vio que tiraban un montón de centros», a lo que ha añadido que «yo creo que puede ser bueno para mi, o para un delantero que juegue, sólo intentar aprovechar las jugadas, llegar». La diferencia estriba en que este dibujo obliga a que «tenemos que llegar con más gente al área, eso es verdad, pero yo creo que puede ser muy bueno».

Puestos a sincerarse, lo del ascenso directo es misión casi imposible, pero también se ha ido tornando del mismo color eso de la tercera plaza, incluso la cuarta: «yo creo que sí que está difícil lo del segundo, tercero y cuarto, pero bueno, hay que intentarlo, hay que estar, hay que meterse e intentar ir ganando los partidos; igual nos queda enfrentarnos a rivales directos que están ahí en la promo y hay que sacarlos adelante, pero no hay que pensar más allá de eso, hay que pensar en el partido que viene y ya está». Para que los objetivos se cumplan «hay que intentar corregir cosas, intentar estar lo más sólido posible e intentar ganar, que es lo más importante». De ese modo, el resumen de Ulloa al respecto es que «hay que meterse, o sea, ver como llegamos, pero lo primero y primordial, el objetivo es estar en el playoff; después ya cómo quedemos se verá, pero el objetivo ahora mismo es meterse, ya sea quinto, sexto, cuarto o tercero».

Los mentideros hablan de un Ulloa de rojiblanco si el equipo consigue la vuelta a la máxima categoría, pero también siguen sonando con insistencia las ‘novias’ que le van saliendo al argentino tras los registros anotadores que ya ha marcado en lo que va de temporada. Él, elegante, dice que no toca ahora hablar de eso: «ya veremos cuando acabe la liga y a ver cómo terminamos y cómo quedamos». Por cierto, entre Barça y Madrid, partido que tocará escucharse por radio en el viaje de vuelta desde Cartagena, Leo es, como el otro Leo, culé «porque me tira más por cómo juega y por todo lo que lo rodea al Barça, pero tampoco es que sea fanático, sino que me gusta más el fútbol que hace y nada más».

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*