domingo, 2 octubre 2022

El músculo que buscaba el Almería lo pone Pallardó, que llega cedido del Levante UD

31 enero 2013
Almería
El jugador valenciano ha recalado en el Almería de Liga Adelante hasta final de temporada

Pallardó conduce el esférico con el Levante (web oficial)

Comparte esta noticia en tus redes

La UDA da por cerrada la plantilla y no ficha a un nueve, por lo que Chumbi está ante su gran ocasión

El Almería lo ha contado a las 20.32 horas, cuando ya era un secreto a voces. Días atrás poco había trascendido sobre la intención rojiblanca de hacerse con este jugador valenciano de 26 años de edad, pero desde el mediodía ha comenzado el runrun que finalmente se ha confirmado a última hora de la tarde. El despido de Casquero se ha producido, y en ese caso sí que era algo imparable, al estilo de crónica de una muerte anunciada, pero nadie se aventuraba a dar el nombre de su sustituto. En todo caso, el músculo del talaverano casi ha estado inédito, pero ese elemento, la fuerza, la contundencia, el trabajo recuperador, es algo que interesaba al cuerpo técnico en permanente contacto con el director deportivo.

Pallardó llega cedido del Levante hasta el final de la presente temporada y se convierte en el tercer fichaje del mercado de invierno, tras las contrataciones de Rubén Suárez y de Iago Falque, este último también cedido. Además, con Suárez ya de rojiblanco, la UDA parece querer copiar el modelo azulgrana del Levante, dado el pasado en el Ciutat de Valencia del asturiano. Así, se cierra el mercado y la plantilla del Almería se queda formada por 19 jugadores y la aportación de los futbolistas del filial, que es lo que viene siendo habitual no sólo esta temporada sino la anterior. El club dice del flamante fichaje que es un centrocampista «trabajador, disciplinado y recuperador», y que llegará este viernes para pasar el reconocimiento médico. Su nombre completo es Miguel Pallardó González.

A última hora de la tarde de este jueves ha quedado cerrada la operación por la que el centrocampista, de corte defensivo, se incorpora a la plantilla almeriense procedente de un club en el que ha militado durante las últimas cinco campañas. Tampoco es que el Levante se desprenda de él, sino que lo cede junto con Ángel al otro gran aspirante al ascenso como es el Elche. Nacido en la localidad valenciana de Alacuás, se formó en el Valencia CF llegando a jugar en el primer equipo de la mano del técnico Quique Sánchez Flores, que le dio la oportunidad tras una lesión de Albelda. Posteriormente estuvo una temporada en el Getafe y desde el ejercicio 2008-2009 milita en el Levante. El nuevo jugador rojiblanco «se caracteriza por su brega y trabajo en la medular, es muy disciplinado tácticamente y un buen recuperador de balones, por lo que su aportación al centro del campo de la UD Almería será muy importante».

Por su parte, y a las 20.17 horas, la web oficial del Levante anunciaba que «Ángel y Miguel Pallardó jugarán cedidos hasta final de temporada en el Elche CF y la UD Almería respectivamente». A esto añadía que «el Levante UD ha llegado a un acuerdo esta tarde con todas las partes para que los levantinistas militen lo que resta de campaña en el Elche y Almería en Segunda División, donde ambos conjuntos se encuentran en lo más alto de la tabla luchando por regresar a Primera». Cerraba la información añadiendo que «el Levante UD quiere desear a Ángel y Pallardó los mayores éxitos en esta cesión».

Con el cierre de la plantilla, y sin la llegada de un nueve, que también se pretendía pero que no se ha tenido claro en ningún momento, está claro que la ocasión de Chumbi está ante su gran oportunidad, ya que el Almería carece de otro atacante nato que no sea Charles. Ni siquiera el hispano-brasileño se puede considerar como un delantero centro a la vieja usanza, pero es el que ocupa la punta de lanza de manera exclusiva tras la salida de Leo Ulloa. Se entiende que la entidad presidida por Alfonso García mediría bien las consecuencias de buscar la marcha del argentino, pero todo el entorno esperaba que se trajera un sustituto. No quiere decir esto que no se confíe en Rafa Chumbi, sino que los imponderables tipo lesiones o sanciones pueden meter en apuros al ataque que quiera plantear el míster Gracia a lo largo de lo que queda de curso.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*