martes, 21 mayo 2024

El gafe persigue a Carmen Martín, que se vuelve a lesionar estando con las guerreras

9 diciembre 2013
Almería
Balonmano Selección de España

Salida dolorosa de la cancha de una Carmen Martín rota

Comparte esta noticia en tus redes

Al comenzar el Mundial Serbia 2013 se fractura un dedo y se va fuera, como en los Juegos Olímpicos

Han pasado unas pocas horas, suficientes para que se haya cumplido el primer día desde la situación dramática que tuvo que vivir repetida en otro gran acontecimiento internacional. Desde Londres estuvo peleando por salir adelante de su lesión, y cuando por coraje y esfuerzo la tenía más que superada, su mala suerte volvió a reproducirse en el arranque de la siguiente cita de gran relevancia que tocaba a las guerreras. Se ganaron ese sobrenombre a fuerza de grandes resultados, pero saben que todavía les quedan algunos por alcanzar, y si la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos tuvo dedicatoria para la almeriense, que volvió para vivirlo in situ, lo que se logre en el Mundial de Serbia será igual.

Jessica Alonso, jugadora de Le Havre AC francés, es la sustituta de Carmen Martín según comunicó una federación española de balonmano, que jamás ha dejado de confiar en la jugadora nacida en Roquetas de Mar. Se lesionó en el primer partido del campeonato, ante Noruega, la vigente campeona, y tras la exploración radiológica se constató que se había fracturado el segundo metacarpiano de la mano derecha. No podía ni creérselo, pero va a estar un par de meses fuera de las canchas de juego por un gafe que que no la deja en paz. El resultado del partido fue de 22-20, pero eso fue lo de menos para el colectivo de jugadoras, que han llegado a ser más que compañeras, que han llegado a formar una familia.

Fue en una jugada del primer tiempo, y ella había apostado fuerte por estar con España porque siente los colores de su país. Tanto que pudo más ese orgullo patrio que las amenazas de su actual equipo, que ha visto la lesión de rodilla de los Juegos, una operación de hombro y ahora la fractura en la mano. Ella así lo contó: «cuando tuve que operarme me di cuenta de que podía ser que no llegara, pero la recuperación ha ido bastante bien y más rápido de lo que esperaba; en cuanto he vuelto a jugar ha sido muy rápido; yo notaba que podía, que podía, que podía. y así te animas más».

Pero ahora es ella sola la que tiene que hacer frente a su club, el Krim esloveno, que trató de prohibir por todos sus medios que Carmen Martín fuera alistada para Serbia y después que confirmara su asistencia al Mundial. El temor era que recayera del hombro, algo que no ha ocurrido realmente, sino que ha aparecido otro mal. No pudo participar en el torneo de preparación previo para evitar conflictos, pero Martín creía que este era su momento con las guerreras: «tenía muchísimas ganar de poder llegar aquí; era una meta personal esta rehabilitación para volver con mis compañeras». Al menos sabe que es el centro de atención por el cariño que se ha ganado, y que Twitter ha hervido con un rotundo #ánimoCarmen.