lunes, 15 abril 2024

El Cholo comienza a trabajar en recuperar la esencia del fútbol de la vieja AD Huércal

16 julio 2014
Huércal de Almería
AD Huércal Primera División Andaluza Fútbol

Primera charla de El Cholo a sus jugadores en el Municipal

Comparte esta noticia en tus redes

Pretemporada Andaluza con 24 futbolistas, la mitad de la cantera, y solo Use del equipo de Tercera

Cuando se habla de fútbol en todas las tertulias se utilizan numerosos tópicos relacionados con la materia. Uno de ellos y de los más socorridos es aquel que dice que un equipo pequeño se hace grande cuando se tiene jugadores que sienten los colores, y este tópico parece ser al que se quiere agarrar la AD Huércal para formar una plantilla atractiva para sus aficionados. El equipo verdiblanco comienza una nueva andadura en la Primera Andaluza tras el descenso sufrido en el anterior curso bajo la dirección de Fran Benavente, el cual no pudo mantener la categoría nacional después de tres temporadas de éxito. En ellas se alcanzó la Tercera División procediendo desde la Regional Preferente.

El principal problema con el que se encontró la entidad huercalense durante la anterior temporada fue la marcha de varios jugadores en el ecuador de la misma a causa de la situación económica, sumada a los malos resultados, lo que provocó la ira de varios adeptos a la actualidad verdiblanca porque achacaban la marcha de estos futbolistas a que no sentían la camiseta que defendían. Y es que en apoyo de ello estaba que de todo el plantel solo cuatro futbolistas conocían el club desde las categorías inferiores, como eran los casos de Cristian Sola, Rubén, Ezequiel y el portero Use.

En la vuelta al trabajo, llevada a cabo en la noche de este martes, Cholo se dispuso a realizar la sesión con la presencia de un total de veinticuatro futbolistas, de los cuales cuatro procedían del juvenil, seis volvían al club después de vestir la camiseta de otros equipos y además estaba Use, que volvía a ejercitarse en el Campo Municipal de Huércal de Almería tras ser uno de los hombres más destacados del pasado ejercicio en Tercera defendiendo la portería. La principal ausencia la servía Rubén, ya que el ex capitán verdiblanco no acudió por encontrarse envuelto en unas negociaciones bastante avanzadas con el CD Ejido para que el interior dispute sus encuentros en el Poniente almeriense en la temporada 2014/15.

El entrenamiento consistió en un calentamiento de diez minutos por grupos para después pasar a realizar un partido en el que el nuevo técnico no dejo de dar instrucciones a todos los que allí se encontraban para no dejar lugar a la relajación ni durante el primer día. Si por algo se caracteriza Cholo es por no permitir ningún error por falta de intensidad, y ya dejó claro desde la charla inicial que eso era algo que iba a evitar por todos los medios. El encuentro de preparación tuvo una duración aproximada de ochenta minutos, durante los cuales los jóvenes jugadores que lo disputaron intentaron dejar detalles de calidad para buscar un hueco en los planes de temporada del preparador.

El próximo jueves será la siguiente sesión, en la que Manuel Pérez Gómez Cholo deberá continuar observando a jugadores para lograr alcanzar la esencia perdida del equipo del Bajo Andarax, aunque tras el día de ayer ya se puede hablar de algunos nombres propios que ya están confirmados para vestir la camiseta del Huércal durante su andadura por Primera Andaluza. Se trata del caso del ya mencionado Use, al que se suman los juveniles Hidalgo, Álvaro, Abraham y Andrés, y los huercalenses Álex Uroz, Goloso, Ito, López y Guti, que ya conocen al míster de la anterior campaña en el Viator. Igualmente a estos hombres se unen David Ramallet, Cañi y Cristian.

De este modo, con trece jugadores confirmados, la AD Huércal continuará durante los próximos días buscando formar la mejor combinación posible en la que la juventud, el compromiso y el coraje vayan cogidos de la mano con el claro objetivo de deleitar a todos los espectadores que acudan a presenciar los encuentros del nuevo equipo verdiblanco del mismo club de toda la vida, el del viejo Villa San Pablo.