jueves, 19 mayo 2022

El Almería ya piensa en Las Palmas «con mentalidad ganadora»

21 marzo 2012
Almería
Aleix controla solo

Aleix Vidal toca el esférico en la recta final del entrenamiento

Comparte esta noticia en tus redes

Aleix Vidal asegura que jamás el equipo sale a otra cosa que no sea ganar los partidos que disputa

Con un clima bastante mejor que el de la vuelta al trabajo, aunque con un poco de frío, se ha ejercitado la plantilla de la UDA con las vistas depositadas únicamente en el partido del Estadio de Gran Canaria. Tan intensa ha vuelto a ser la sesión que una vez más Lucas Alcaraz ha tenido el placer de poder felicitar a sus hombres al término de la misma, y entre ellos está un dolorido Aleix Vidal. El catalán fue duda para el partido ante el Elche por un golpe en una jugada con Rafita, y aún a día de hoy, semanas más tarde, su tobillo derecho sigue causándole molestias. Eso sí, él es todo un esforzado del fútbol y siempre ha dicho que le gusta entrenar porque si no siente que se está «perdiendo cosas». En esa misma línea se ha vuelto a expresar tras cubrir íntegro un dura jornada: «tengo un poco de dolor, pero eso no es suficiente como para que deje de entrenar o, si el míster decide, jugar los partidos».

Sin olvidar que ya es conveniente mirar al próximo choque, Vidal ha querido hacer una mención directa a la valía del punto conseguido en Valladolid: «es un buen resultado porque es un equipo que va a estar ahí arriba». Eso no quiere decir que se viajara buscando un empate, ni mucho menos: «nosotros no fuímos con la mentalidad de empatar ni mucho menos, pero después de cómo va todo y de cómo transcurre el partido, pienso que un empate es un buen resultado».

Tampoco se hace un planteamiento ‘reservón’ para Las Palmas, sino todo lo contrario: «es importante ir allí con la mentalidad que tenemos cada semana y sacar los tres puntos ,que serían trascendentales a las alturas que nos encontramos ahora de la temporada». Es evidente que en la plantilla rojiblanca sí hay un reconocimiento a los méritos de los amarillos, a tenor de la manera de expresarse de los protagonistas, incluido Aleix Vidal, que se lo toma como un reto y una oportunidad: «no ha perdido muchos partidos en casa y está claro que si ganamos esta semana allí, pues bueno, esos cuatro punto son importantes -haciendo bueno el empate en Zorrilla-«.

El ánimo rojiblanco está «como siempre», según el interior, que ha ido a los pensamientos de hace unas pocas jornadas para ilustrar su afirmación: «cuando teníamos la racha de cuatro partidos ganados no nos pensábamos que estábamos en primera ni ahora pensamos que estamos fuera de las opciones; nosotros trabajamos como ya se puede ver en los entrenamientos, e intentamos mejorar las cosas malas que tenemos, que también hay que intentar mejorarlas, y vamos con mentalidad ganadora a todos los partidos pero luego ya los 90 minutos deciden».

Precisamente volviendo a la sesión preparatoria, netamente táctica sobre el anexo y con una parte física preventiva de lesiones en la pista de calentamiento del estadio, Lucas Alcaraz no ha dejado escapar ni un detalle que no le gustara sin corregir, apretando a sus jugadores que, dicho sea de paso, han respondido con solvencia. Verza ha trabajado con el grupo sin problemas y han participado dos centrales del filial que no han viajado a Villanueva, el sancionado Alcalá y el descartado Manzano, y además ha completado la sesión con dos centrocampistas juveniles, George y Quique. Éste último ha tenido que ser atendido de un golpe durante en entrenamiento y después lo ha completado sin problema.