miércoles, 28 febrero 2024

El Almería le pide cita al Elche en Primera

19 mayo 2013
Almería
Verza lo intenta desde la esquina buscando la Primera División

Verza se encontró con Manu Herrera en su gol olímpico

Comparte esta noticia en tus redes

Verticalidad, equilibrio e intensidad son las claves para vencer a un equipo ascendido que quiso ganar

Era de esas ocasiones en las que no se podía fallar. Tras los resultados producidos, y sin pensar para nada en que  el Elche ascendiera horas antes sino en las cuentas propias de la UDA, había que sacar todo ante un estadio casi lleno con los colores blanco, rojo y verde. Los ilicitanos vinieron a competir, de eso no cabe la menor duda, y el Almería tenía la oportunidad de coger su estela hacia Primera el mismo día que seis años atrás se consumó el ascenso ante la Ponferradina. Por si todo eso fuese poco, la afición se movilizó y echó el resto, consciente de lo que se jugaba el equipo en un choque de trenes que ojalá tenga reedición la próxima temporada. Recibimiento a los equipos, mosaico con un rotundo «SÍ PODEMOS» en Preferencia, confeti en la Tribuna y toda la adrenalina del mundo.

Es cuestión de ganar y punto, porque se depende de si mismo ante los rivales directos incluido el Villarreal. En el peor de los casos preferibles, habrá final en El Madrigal en la última jornada, y eso será así si se mantiene la intensidad y el descaro demostrado ante el ahora sí campeón virtual de la Liga Adelante. Anticipaciones permanentes de Aleix Vidal y de Iago Falque, buen temple de Corona y dirección atacante de Soriano, explosiones controladas de Christian, testiculina y posicionamiento de Ángel Trujillo, sobriedad bajo palos de Esteban y trabajo a tajo de los demás para el lucimiento de sus compañeros. Así funciona un equipo que aspira a cualquier cosa, y así rodó el Almería ante un Elche mejor que el visto en el Martínez Valero en la primera vuelta de la competición.

Los primeros compases fueron de balón ilicitano, pero en el minuto 7 llegaba el aviso de que los jugadores de Gracia estaban a la altura que requería el escenario y un rival de Primera. Así, Falque apuró hasta el límite una jugada por la banda izquierda para poner un balón y poco atrasado pero que recibió un portentoso remate de Soriano. Se cantó el gol, pero en vano, puesto que el cuero se fue al lateral de la red provocando un efecto óptico preámbulo del primer tanto. Y es que en el 8 fue de verdad y el grito subió al cielo. Un saque de banda de Gunino cayó al maño de oro para que manejara la jugada a su antojo dentro del área y habilitara a Christian. La habilidad del santanderino hizo que se hiciera el hueco oportuno para recrearse en un fusilamiento del meta Manu Herrera, que nada pudo hacer para evitar el 1-0.

El partido tenía ritmo y era bonito, sin concesiones, y el Almería seguía a lo suyo, acercándose para meter el segundo, cuando en el minuto 12 una dejada de Soriano, catalizador permanente de las embestidas rojiblancas, fue enganchada con Charles para que su disparo salió demasiado centrado. De nuevo se cantó el gol sin serlo en el 15, con un intento de gol olímpico de Verza que sacó sobre el travesaño Herrera, pero el Elche es ambicioso por naturaleza, lo que le ha valido el éxito, y por poco marca a través de Aarón, el ex de la UDA, que se deshizo de Esteban en el mano a mano posterior pero que se topó con el perfecto tácticamente Trujillo bajo palos. Antes Christian lo había vuelto a intentar tras una recuperación de Falque, y fue precisamente el lateral zurdo el que no pudo manejar bien una pérdida de un córner a favor y como hombre de cierre vio como Coro se quedaba solo ante el meta asturiano. El atacante pretendido por el Almería al principio de temporada hizo la igualada.

Era el minuto 32, y tras el jarro de agua fría llegaron los típicos minutos de cierto desconcierto que fueron manejados muy bien por las filas almerienses. Tanto es así que se siguió con la insistencia en las anticipaciones de los hombres de arriba, muy metidos en el choque, y una falta que supuso la primera amarilla del partido sobre Soriano pasada la medular, fue el origne del 2-1. El saque fue de Corona, que sirvió a la espalda de la defensa en la incorporación número cien de Chirstian, que de primeras puso un balón paralelo a la raya de gol que el mismo Soriano remachó dentro de las mallas para el delirio general. El tanto llegó además en un minuto muy importante, el 39, apenas un poco antes de recapitular en el vestuario y enfriar la mente ante tanta intensidad y exigencia sobre el césped. 

Comenzó la segunda parte igualmente fuerte, y Fidel puso el peligro con un chut desde dentro del área que se marchó fuera por poco al minuto de la reanudación. El Elche no quería perder, por la competición, por ser campeón y por su público, desplazado en una masa de 2.500 blanquiverdes al Mediterráneo, pero el Almería necesitaba más la victoria, y se sentía suelto sobre el césped, ante las cámaras de Canal + y con la trascendencia del encuentro. Hubo algún lujo, como un taconazo de calidad de Falque sobre la subida doblando de Christian. Su centro posterior lo despejó con dificultades Manu Herrera, y el balón cayó a Aleix Vidal para que pecara de exceso de generosidad y en lugar de chutar quisiera ponerla para Soriano. Esteban estaba muy metido en el partido, y tuvo que hacer una salida rapidísima a la banda para eliminar males mayores ante el mismo Fidel. Ida y vuelta y reto permantente, Christian lo volvió a intentar desde el pico del áream, pero su disparo fue interceptado a córner por Etxeita.

Falque y Vidal eran muy incisivos por las bandas, pero las llegadas empezaron a contarse por la mínima por mucha triangulación y buenas combinaciones que se lograran trenzar. Fran Escribá metió más madera introduciendo a Ángel, Xumetra y Powell por ese orden, y el segundo puso un balón templado que tenía su peso en oro para un cabezazo que rozó la portería y el 2-2 a cargo de Pelayo. Sucedió en el minuto 85, justo antes de que el público ilicitano devolviera la pitada de la hinchada rojiblanca a Aarón en la persona de Carlos Calvo. El madrileño, ex del Hércules y metido en un intento anterior fallido del Elche, salió y ejecutó una falta directa que atajó Manu Herrera, y en la siguiente jugada probó suerte desde lejos provocando problemas la meta ilicitano. Quería matar el partido, pero Powell por poco lo que mata es a los aficionados más cardíacos con un testarazo que detuvo magistralmente abajo Esteban ya en tiempo de descuento. Se paró el Mediterráneo siguiendo con la mirada la trayectoria de esa pelota, y una vez pitado el final los primeros abrazos fueron para el guardameta.

Lo de después ya es fácil de imaginar, con fiesta por todo lo alto de los jugadores del Elche en perfecta comunión con su afición, de un lado a otro del campo cosiendo los tres lugares en los que fueron colocados. Ocuparon los dos quesitos laterales de Tribuna y una más de Preferencia, pero antes de felicitaron a los hombres del Almería por su triunfo y por su revivir hacia el ascenso directo. Por primera vez se suman tres triunfos consecutivos en toda la temporada, eso después de habérseles dado literalmente por muertos, y la trayectoria en juego es claramente ascendente. Nada está hecho, pero lo más importante es que se sigue dependiendo de si mismo y que la promoción está a siete puntos más el golaverage con nueve por jugarse. Fue un final de todos felices, digno triunfo de la UDA y digna derrota del campeón, que lo será a no ser que pierda todo lo que queda por goleada y que el Almería lo gane todo en las mismas circunstancias.

FICHA TÉCNICA:

UD Almería: Esteban; Gunino, Trujillo, Pellerano, Christian; Verza, Corona (Pallardó, min. 80); Aleix Vidal, Soriano, Iago Falque (Carlos Calvo, min. 88); Charles (Rubén Suárez, min. 91)

Elche CF: Manu Herrera; Flaño, Pelegrín, Etxeita, Edu Albacar; Rivera (Powell, min. 85), Pelayo; Aarón (Xumetra, min. 83), Carles Gil, Fidel (Ángel, min. 68); Coro

Goles: 1-0, min. 8: Christian; 1-1, min. 31: Coro; 2-1, min. 39: Soriano

Árbitro: López Acera (Colegio Extremeño). Amonestó a Christian (min. 56) y a Soriano (min. 75) por parte del Almería y a Etxeita (min. 38), Flaño (min. 62), Pelegrín (min. 66) y Albacar (min. 87) por parte del Elche.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo novena jornada del campeonato de Liga Adelante disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante 12.906 espectadores, casi lleno total por primera vez después de la remodelación previa al principio de temporada. De ellos, 2.500 ilicitanos celebraron el ascenso a Primera División. El Almería no hizo el pasillo de honor al Elche porque así lo pidió el equipo visitante al no ser matemáticamente campeón. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Alfredo García Cano, abonado de la UDA.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*