domingo, 14 agosto 2022

El Almería B puede golear al Sanluqueño y al final paga la falta de acierto con un 1-4

16 septiembre 2013
Almería
UD Almería ante Sanluqueño de Segunda División B

Kiu permanece tendido en el césped del Mediterráneo

Comparte esta noticia en tus redes

El filial de la UDA fabrica muchas ocasiones en la primera parte y es un flan defensivo en la segunda

Difícil explicación se puede encontrar a lo sucedido sobre el césped del Mediterráneo, o muy fácil si se prefiere. La más socorrido es que cuando se perdona mucho se termina pagando, pero el caso que nos lleva fue el de pagar mucho la falta de puntería. Se debió sobre todo a que los pequeños copiaron a los mayores en la gravedad de sus errores defensivos y hasta en el número de goles encajados. Cuatro terminaron por caerle al cuadro de Juan Carlos Cintas en el cuarto choque de un inicio desconcertante de temporada, en el que se juega bien, se da incluso la sorpresa en la Línea pero se demuestra la tremenda igualdad que va a reinar en la categoría.

Una vez hecha una demostración de fabricación de ocasiones pero sin el acierto suficiente como para materializarlas, en la recta final del partido se produjo una desconexión general que facilitó las cosas sobremanera al cuadro visitante. Sus méritos contrajo el Sanluqueño, pero también se encontró con varios regalos rojiblancos que en su caso sí supieron disfrutar al máximo puesto que los hicieron goles a favor. El partido, sin los últimos minutos, había sido más de un 4-1 que de un 1-4, pero eso no sirve cuando el casillero se queda en los mismos puntos y el botín vuela de casa, donde todavía no se ha podido ganar. Por momentos, el Almería B pecó de falta de intensidad, al menos de la necesaria para competir ante rivales que ponen más empeño que calidad.

Las ganas con las que los almerienses comenzaron el choque fueron enormes, imprimiendo velocidad y determinación en los metros finales desde el mismo minuto inicial con una enorme jugada de Hicham. Cuando se ataca de ese modo se reciben pocas ocasiones, por lo que Víctor Ibáñez tocó un único cuero en toda esa mitad y además por un disparo muy lejano del ataque gaditano. Hicham seguía a los suyo, buscando ser determinante para su equipo, y tras un pase de Cristóbal chutó sin ver puerta. Continuaría Nono controlando en el área chica para elevar el balón sobre el meta Ramón y ver después como Cachana lo sacaba bajo palos. El agobio continuaría con Dani salvando de similar modo el mano a mano ganado por Cristóbal ante el portero.

No hubo manera de que el cuero entrase en la jaula, y la presa, tras el descanso, iba a ser el mismo cazador. El filial perdió casi todo su fuelle en el paso por vestuarios, quizá por relajarse en demasía ante la superioridad manifiesta sobre el rival que se había vivido en la primera parte. Así, Robert hizo muy bueno un centro sin peligro de Chakir para hacer el 0-1 y dejar en evidencia a la zaga rojiblanca. El panorama cambiaba mucho, pues tocaba remontar cuando se tendría que haber navegado con todo el viento a favor, y por poco se logra porque Hicham provocó y transformó un claro penalti y puso las tablas, pero fue un espejismo ante los continuos golpes que la defensa local iba a recibir.

En otra subida esporádica del Sanluqueño el que puso el centro fue Muñiz, y e que lo hizo gol fue Carlos, copiando la misma jugada y siendo el centro igual de sencillo de despejar que el anterior, pero de nuevo se falló. Ese choque contra el suelo sería definitivo, puesto que no hubo más ánimo para levantarse tras el bajón anímico de verse muy superior pero también por debajo en el marcador, que encima se vio abultado con crueldad. El cuadro gaditano aprovechó la endeblez psicológica local para gustarse y para irse con goleada a favor, primero, o tercero, con Mendoza en jugada personal y después con Cachana de cabeza completando otro centro por banda izquierda.

Si es cuestión de ir aprendiendo, la lección del día va a ser difícil de asumir para los hombres de Cintas, que deberán ganar en consistencia y en contundencia, ambas cosas imprescindibles en la Segunda División B. Está muy claro que no se pueden cometer tantos despistes, pero también que el conjunto es un filial cuya misión es la de formar futbolistas precisamente con situaciones como la vivida ante el Sanluqueño. Lo mejor que se puede hacer es no olvidar pero sí pasar página lo antes posible, ya que lo bueno que esto tiene es que se trata de una liga larga y con mucho por remar. Lo siguiente, visita al Granada B en un derby de filiales de Primera que puede resultar muy bonito, pero con los granadinos invictos y con pleno de puntos en su casa.

FICHA TÉCNICA:

UD Almería B: Víctor Ibáñez; Sergio Iglesias (Nico Varela, min. 69), Bonaque, Míchel, Paredes; Joaquín, Seba Iriarte; Nono, Cristóbal (Dani Romera, min. 59), Kiu (Samu, min. 59); Hicham

Atlético Sanluqueño: Ramón; Portela (Bellingi, min. 13), Dani, Cachana, Mendoza; Diego Ramírez, Chico; Abel Luque, Óscar Silva, Chakir (Miguel Muñiz, min. 55); Robert (Carlos Fernández, min. 69)

Goles: 0-1, min. 52: Robert; 1-1, min. 76: Hicham (p); 1-2, min. 78: Carlos Fernández; 1-3, min. 81: Mendoza; 1-4, min. 84: Cachana

Árbitro: Víctor García Maqueda, de Valencia. Amonestó a Kiu y a Paredes por parte de la UD Almería y a Cachana, Diego, Chico y Bellinigi por parte del Sanluqueño

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo IV de la Segunda B disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante unos 500 espectadores. Terreno de juego en no muy buenas condiciones.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*