domingo, 5 febrero 2023

Dos minutos mágicos de Los Molinos, mérito del Español y peaje a Pulpí y Huércal Overa

7 octubre 2013
Almería
Tercera División en su grupo IX

Batalla por arriba entre el Español y el Linares en Los Pinos

Comparte esta noticia en tus redes

El Águilas y el Jumilla explotan las debilidades de los equipos de Almería y la capital roza el pleno

Salir muy concentrados y con ganas de decidir pronto, demostrando que se está para competir y para que se tema la visita a su campo, parecieron ser las consignas de Pepe Navarro a su Los Molinos en la caseta antes de salir a por el Antequera. Sus pupilos le hicieron caso, puesto que en seis minutos el partido estaba resulto a su favor con dos tantos que llegaron en los minutos 4 y 6, ambos seguidos y como una losa en el conjunto malagueño que rendía cuentas en el Constantino Cortés. Para ser debutante en la categoría, el cuadro molinero está tirando de argumentos muy sólidos para sobrevivir en Tercera, y se sitúa en la zona tranquila de la clasificación.

Se pudo golear mucho más, con el partido muy de cara gracias a los aciertos de Rafa primero y del pichichi de Tercera, Javi Martínez, que logró su tanto de penalti acto seguido a su compañero. Además, la defensa local estuvo muy bien plantada y achicó el peligro que intentó crear el Antequera, muy lastrado por los dos tempraneros goles que siempre pasan factura. Además, no iba a ser el día malagueño, puesto que incluso fallaron un penalti casi al final para haberle puesto algo de emoción a un choque que se escribió como quiso el conjunto almeriense en todo momento. Álvaro detuvo y Los Molinos amarra diez puntos esperando su visita al Atarfe Industrial, también con la decena en su casillero.

Español de El Alquián

En el otro partido disputado en la ciudad de Almería correspondiente al grupo IX de Tercera, muy al final llegó un empate que era más que merecido para el Español de El Alquián, superior en muchas fases a un rocoso y bien construido Linares que por poco se lleva los tres puntos de Los Pinos. Se puede decir que incluso esas tablas, por muy tarde que llegaran, minuto 97, se quedan cortas visto lo visto sobre el césped sintético alquianero, ya que el equipo pesca jibia buscó en todo momento el desborde y lo logró en reiteradas ocasiones.

Demasiado defensivo, el cuadro minero salió al contragolpe dejando el dominio íntegro a los españolistas, pero la madera quiso ser también protagonista y hasta tres veces repelió los lanzamientos locales con un viejo conocido, Fernando Lopito, ya batido en todas ellas. En defensa también se estuvo bien, maniatando con solvencia las salidas rápidas del conjunto de Torres, si bien nada más comenzar la segunda parte Fran Carles incorporado al ataque hizo el 0-1 acentuando más todavía el cerrojo linarense. Los de Antonio Jesús mejoraron y Lopito, que acabó lesionado, se lució, pero Óscar Benito que lo sutituyó vio su meta perforada siete minutos más tarde del 90, justificado el añadido precisamente en las atenciones al meta jienense. Paco obró lo que parecía un milagro ya a esas alturas, y hace que los suyos superen la decena de puntos y vayan con 11 a la cancha de otro gallito como es el Marbella.

Grupo XIII

El que sigue sin dar apenas alegrías es el grupo de la Región de Murcia, en el que están enrolados Huércal Overa y Atlético Pulpileños. Ambos cayeron en casa recibiendo tres goles en contra y metiéndose en muchos aprietos nada más comenzar la liga, cohabitando con el descenso de categoría o teniéndolo muy cerca. Los huercalenses recibían al Jumilla y Joseto se entretuvo en hacer un hat-trick para invalidar el tanto local obra de Campanas. Era el 1-2 mediada la segunda parte, tras haberse llegado al descanso con 0-1, pero el resultado definitivo llegó en el minuto 79 y desde ese momento ya no hubo nada que hacer para salvar un punto. El Huércal Overa se ve obligado a una machada en su próxima visita a La Unión, sexto clasificado por ahora.

En cuanto al Pulpileño, incluso peor le fue al encajar los mismos goles, tres, pero no marcar ninguno en la llegada del Águilas. Se trataba de un derbi en toda regla, puesto que la proximidad geográfica entre ambas poblaciones así lo determina, y el conjunto del mítico Casuco encima jugó como en casa. Por si eso fuera poco, los dos goleadores aguileños son ex del Pulpí, lo que hace más extrema si cabe la situación. En todo caso son ocho los integrantes del Águilas que han jugado previamente en el Pulpileño, siendo Meca el primer verdugo al filo del descanso. En la segunda parte redondeó el resultado Emilio con un penalti incluido. Cerca del descenso, el cuadro almeriense visitará el fin de semana próximo al Cartagena, que suma nueve puntos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*