lunes, 16 mayo 2022

Desde fuera de club se empieza a preguntar por un psicólogo

3 abril 2012
Almería
Bernardello en rondo con Goitom

Bernardello en un rondo ayer toca de espuela el balón

Comparte esta noticia en tus redes

Ansiedad o precipitación son términos muy extendidos entre los jugadores para explicar qué sucede

Todos los futbolistas dicen que la solución es seguir trabajando, pero lo cierto es que trabajar, ya se trabaja  mucho. Los entrenamientos del Almería son todo un espectáculo por la competitividad e intensidad con las que se desarrollan, todo un mérito con una plantilla demasiado corta que no se acomoda. Los partidos son de una entrega irreprochable por parte de los hombres que Lucas Alcaraz pone sobre el césped, que a fuerza de garra y lucha están consiguiendo empatar encuentros que su juego pone muy complicados.

Por eso la pregunta del millón es cómo se soluciona el haber visto una jugada del rival en vídeo más de diez veces y que te  metan un gol con ella. El equipo médico descarta que el esfuerzo empiece a hacer mella en los jugadores, que a su vez niegan que el peso de las piernas, tal y como sostenía Corono en el postpartido ante el Xerez: «yo creo que corrimos más que nunca, pero sin ningún control o a veces sin orden, en ocasiones sin sentido, pero el equipo voluntad en los esfuerzos ha tenido más que nunca y eso quiere decir que físicamente no hay ningún problema, pero sí esa finura de quitarnos la precipitación y la ansiedad en el desenlace de las jugadas, tanto en defensa como en ataque, aplicarle un poquito más de frialdad a la cabeza, físicamente no está teniendo un problema, yo creo que al revés».

Y en esa respuesta del medicentro aparecen otras claves, tales como la ansiedad o la precipitación, que si la plantilla no es capaz de quitarse de encima por si sola, quizá necesite algún tipo de ayuda profesional. La posibilidad de incorporar los servicios de un psicólogo/a a la preparación de la semana es algo que ayer externamente al club empezó a sonar con más fuerza en la zona mixta y sobre lo que se le preguntó a los futbolistas. Hernán Bernardello de primeras dijo que no pero de seguida dudó: «no, bueno, no sé, si es para bien…bienvenido sea, pero no creo que sea porque nos falte un psicólogo que el equipo no le está tocando ganar; es una circunstancia que estamos pasando y van seis sin ganar y hay que cortar la racha lo antes posible».

De la cabeza se anda bien, fastidiados y concienciados de vivir una mala situación, pero «bien, perfecto, porque la verdad es que desde que comenzó la liga el equipo está ahí arriba, entonces eso es mérito nuestro». Sin haber ganado desde hace mucho, «el equipo sigue ahí y cuando volvamos a sumar de tres, que estamos mentalizados de que lo vamos a hacer, vamos a estar mucho mejor». Algo que sería más o menos normal que sucediera es que el buen ambiente que es tónica general en cada entreno se resquebrajara con la llegada de problemas, pero eso no está sucediendo: «realmente la unión del grupo está ahí y psicológicamente estamos muy bien». De hecho, nada de tristeza tampoco en las sesiones: «nos molesta no ganar, y más de local, pero creo que todos se levantan con mucha alegría para venir a entrenar».

A Hernan Bernardello sólo un infortunio lo apartaría de la titularidad en Huesca, en lo que parece que es un encargo de sacar ‘las castañas del fuego’: «bueno, Miguel está sancionado y si me toca estar ahí a darlo todo como siempre cuando me toca entrar y tratar de sumar para el equipo, que es lo más importante». Es muy importante vencer para revertir la situación actual, algo de lo que son capaces los rojiblancos: «seguro, algunos equipos pegaron un bajón, nos toca ganar el sábado y estamos tranquilos porque sabemos que lo damos todo y que vamos a volver a ganar».