viernes, 1 julio 2022

Desde el reposo del guerrero Bugallo reta a la Superliga con su Unicaja de menos a más

4 noviembre 2014
Almería
Unicaja Almería Superliga Voleibol

Bugallo, brazos tras la cabeza, junto a Folguera, marcando

Comparte esta noticia en tus redes

El central ve un voleibol de más nivel en la competición pero un bloque compacto vestido de verde

Es triste la retirada de Andorra por problemas económicos, sobre todo cuando había conformado un equipo muy interesante para dar la máxima guerra posible esta temporada. Su marcha obliga al descanso de un equipo por jornada, y el siguiente es el turno de Unicaja Almería. Dentro de lo malo, es innegable que con el nivel de exigencia de los entrenamientos que Piero Molducci está dirigiendo a su plantilla, un descanso ahora viene muy bien. Lejos de suponer un corte en la progresión del equipo se espera que sea una recarga de energías para lo que se avecina, que no será otra cosa que amarrar la Copa del Rey sin tener que disputar la eliminatoria de cuartos de final.

Uno de esos guerreros verdes con más carisma, artífice en la parte que le corresponde de la buena marcha inicial del equipo, es Pablo Bugallo, que desde el retiro mira hacia atrás para reconocer que ante VP Madrid «esperábamos un partido no muy complicado, donde se darían minutos a los menos habituales; era un rival flojo comparado a otros, pero era un partido que había que jugar y salir concentrado, pues si te descuidabas te podían hacer un set y complicarte el partido, y nosotros no estamos para ceder ni un solo punto». Es un mensaje a navegantes eso de no ceder nada de nada que a buen seguro llegará a los perseguidores Río Duero San José y Ushuaïa Ibiza Voley.

Un aspecto positivo fue la actitud de todos los jugadores, muy centrados y metidos en el partido y con ganas de superarse con cada punto: «todos teníamos las máximas ganas y si se podía ganar de diez se hacía e intentábamos ganar con la máxima renta; Madrid yo creo que venía también con las ganas de hacerlo lo mejor posible y hacer un buen partido, pero nosotros fuimos mejores». El descanso es merecido cumplido con su trabajo: «viene bien para descansar un poquito el cuerpo, ya que hasta Navidad no paramos y darle un pequeño respiro y empezar de nuevo con ganas viene bien». Hay que seguir de menos a más, sobre todo porque lo siguiente en casa será la llegada de los dos recién llegados a la competición, Electrocash Cáceres Patrimonio de la Humanidad y Textil Santanderin.

Eso sí, entre medias está el desplazamiento a Soria, que es muy fuerte esta temporada y que a Bugallo le trae buenos recuerdos por su pasado en uno de los equipos clásicos de la liga. Pero tiene claro que «el equipo está muy bien, hemos ido de menos a más y con la llegada de Folguera creo que también se ha dado un pequeño toque de carácter al equipo, ya que él lo tiene en la pista y tiene un saque potente, siempre está animando». Además, cada vez se asimilan mejor lo que Molducci quiere: «creo que poco a poco todos nos vamos metiendo en el equipo, estamos jugando siempre un poquito mejor y bajando el número de errores que en voleibol es muy importante, por lo que de cara a las próximas jornadas seguiremos mejorando tanto técnica como físicamente y como grupo, jugaremos los siguientes partidos sin tanta presión y errores y beneficiará a todos».

También hace un análisis de lo sucedido hasta el momento en la Superliga: «hay equipos que están arriba y ya sabíamos que podían estar como Soria que en los últimos años ha estado siempre peleando arriba, ha sido una pena lo de Andorra que también era un claro rival a esos puestos; está un poco más igualado el nivel respecto a otros años y creo que los puestos de mitad de tabla van a estar muy reñidos pero bueno, esperemos que al final todo siga siendo cosa de dos y seamos nosotros y Teruel los que peleemos por esos puestos de arriba»

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*