sábado, 21 mayo 2022

De juveniles a hombres, Carlos Felipe y Del Águila quieren darle más títulos a Unicaja

8 septiembre 2013
Almería
Unicaja Almería campeón de la Superliga de Voleibol es muy joven para defender título

Carlos Felipe, de frente, con Almansa y Del Águila, de pie

Comparte esta noticia en tus redes

Debutantes en Superliga la pasada temporada, asumen el peso blanquiverde en la historia del voleibol

Ambos son producto local, y resulta que lo almeriense ha demostrado ser siempre de enorme calidad en esto que se llama voley. La tradición continúa en las figuras de Carlos Felipe González y Alejandro del Águila, que ya saben lo que es la dureza de la máxima competición nacional y que afrontan esta campaña con las mismas ganas de seguir progresando. Saben además que estando en las manos de Piero Molducci su evolución en el juego va a ser notable, y no piensan fallarle al italiano, por lo que desean aportar cosas interesantes al equipo. De este modo asumen una filosofía, la de ganador, que el club ahorrador tiene en sus genes.

El listón está muy elevado, puesto que se parte como defensor del título, pero Carlos Felipe no se arruga: «realmente si no tuviéramos como objetivo ganar títulos no tendría sentido el esfuerzo de hoy, un club como Unicaja tiene que estar siempre en lo más alto y pese a la juventud del grupo, ambición y optimismo no falta en el vestuario». Tampoco se queda atrás en cuanto a motivación Del Águila: «queremos ganar todo lo que esté en nuestra mano, el año pasado en mi primer curso con el primer equipo tuve la suerte de estar en el equipo campeón de liga que llevábamos ocho años sin ganar».

Tanto ellos como el resto de la plantilla ya han completado su primera semana de pretemporada. Unicaja Almería sigue con sus entrenamientos intensos y con jornadas dobles de trabajo, con pesas por la mañana y técnico por la tarde, todo ello con el objetivo de ponerse en forma y llegar lo mejor posible al estreno en Superliga que será el 12 de octubre en tierras castellonenses ante UBE L’Illa Grau. No será lo primero que se juegue, puesto que se irá cogiendo ritmo competitivo con los partidos amistosos programados a partir de esta misma semana. Carlos Felipe seguirá alternando con el juvenil, mientras que del Águila será senior de pleno derecho.

Ambos han comenzado con unas ganas tremendas, como destaca el receptor: «por supuesto, y más tras haber conseguido otra liga tras tantos años; había ganas, y muchas, de volver a trabajar para poder estar ahí a lo largo de la temporada y pelear por nuestros objetivos». Hablan un mismo lenguaje, que es el de la ambición del club cuyos colores visten. Así, el central subraya esas palabras de su compañero: «no he tenido mucho tiempo de ser consciente del tiempo que hemos pasado este verano ya que me dedique a trabajar, pero tenía muchas ganas de que llegase septiembre y la vuelta al trabajo». La motivación es fundamental en un deporte como es el voleibol, sin la que no se consiguen los objetivos marcados.

En esa línea, González dice que llega «con mucha ilusión y ganas de trabajo, sigo siendo juvenil y aún me queda un largo camino para llegar al nivel exigido, pero todo se consigue con esfuerzo», a lo que Del Águila suma la motivación con la que empieza: «tengo que entrenar al máximo para poder ir asomando cabeza en los partidos, y que me den alguna opción más que el año pasado, pero sobre todo ir con motivación a los entrenos para aprender el máximo de mis compañeros, pues me queda mucho por aprender». Sobre el nuevo grupo, palabras de elogio: «este nuevo Unicaja a priori es mucho más joven que el año pasado, pero no deja de ser un bloque experimentado, y con mucho buen rollo en el vestuario, somos un grupo muy cercano».

La aportación al respecto de Del Águila va más allá: «los fichajes que vienen de jugar en otros equipos vienen de jugar de titulares a pesar de lo jóvenes que son y de ser de los destacados, no es el mismo bloque que el año pasado, pero es un bloque del que se puede sacar muchísimo». Además, la ambición no cambia, como recuerda González: «somos un grupo aún más joven que el año pasado, pero con el mismo o incluso más hambre de títulos». Por su parte, Del Águila apunta que «tenemos opciones de aspirar a ganar títulos, pero para eso antes hay que dejarnos la piel en los entrenamientos e ir paso a paso, ahora tenemos que centrarnos en la Supercopa de España para ganar el primer título de la temporada».

El nivel de Superliga de este año será diferente y se augura una competición más igualada: «hay varios nuevos equipos en la categoría que seguro darán que hablar, y muchos de ellos están apostando también por la juventud», señala González, que «destacaría como equipo a Teruel, rival directo de los últimos años y con el que hemos disputado varias finales por los títulos, han construido un equipo muy fuerte a partir del bloque de la temporada pasada y sin duda será uno de los rivales más duros, si no el que más, este año». En cuanto a Del Águila, dice que «hay equipos que darán mucho que hablar como pueden ser Ushuaia Ibiza y Cajasol, que ya el año pasado daban mucha guerra y este año han hecho más fichajes».

Cada año que pasa es diferente, y por lo tanto la manera de afrontarlo por parte de los jugadores también lo es, especialmente la de los jóvenes: «este año afronto la Superliga con más ganas; el año pasado debuté e iba con muchas ganas pero a final de temporada me dio un poco el bajón al saber que tenía mucha gente delante mía y que no iba a jugar; este año voy con más ganas y tengo más posibilidades», reconoce Del Águila, que sabe que tiene que ir poco a poco coincidiendo con lo que dice su compañero González: «este año soy un poco menos novato que el anterior… Pero sigo teniendo las mismas o más ganas por aprender y jugar, es una oportunidad muy grande que yo pueda formar parte de este equipo, así que toca esforzarse y ponerse a punto para dar lo máximo en cada entreno».