sábado, 24 febrero 2024

David García Toledano: «Se puede decir que soy un todoterreno»

8 enero 2015
El Ejido
David García

David García Toledano

Comparte esta noticia en tus redes

Madrileño de nacimiento y ejidense de adopción, este atleta de 45 años ‘enganchado’ al deporte forma parte de la gran familia del Club Triatlón El Ejido.

David Garcia Toledano, nacido y criado en el barrio madrileño de Carabachel Alto, tiene 45 años y lleva más de 35 en El Ejido. Casado y con dos hijos de los que está muy orgulloso, este atleta compagina su trabajo como jardinero con sus aficiones, todas vinculadas al deporte al que lleva enganchado más de dos décadas. Actualmente forma parte del Club Triatlón El Ejido y en esta entrevista nos habla sobre su trayectoria como deportista.

David García compite en bicicleta
David García, atleta del Club de Triatlón El Ejido

-David, del ciclismo de carretera a la competición deportiva de élite, ¿cómo y cuándo arrancas en esto del triatlón?
Empecé después de haber participado en pruebas de ciclismo de ámbito nacional. Competiciones más duras y con mayor kilometraje como la Perico Delgado 156km en Segovia, o la Eduardo Chozas 136km, en Málaga, por mencionar algunas. Pasé a probar también la alta competición, pruebas más cortas pero de muy alto nivel. Tras fichar por algún que otro club de competición, participé en varios campeonatos de España y de Andalucía.

Ya habían pasado unos 11 años desde que inicie mi vida deportiva y me empezaba a sentir cansado porque ya no me llenaba tanto el ciclismo que hacía.

-El cuerpo te pedía más marcha…
Ya llevaba un tiempo pensando en la posibilidad del triatlón, pero lo que me frenaba era lo de nadar. Lo más que yo había nadado en mi vida eran 5 metros seguidos y no tenía ni idea. Y correr tampoco lo había hecho en mi vida. Entonces conocí a David Martínez, presidente del Club Triatlón de Almería. Él fue el que me empezó a animar para que me lanzara y me dio unos pequeños consejos sobre este mundillo.

David entrena runing, uno de los segmentos del triatlón.
David entrena runing, uno de los segmentos del triatlón.

-¿Cómo de duros fueron los primeros entrenos?
Empecé con el runing. Hacía rodajes de no más de 5 km y llegaba con las piernas destrozadas, además también había que nadar; así que me asesoré por Internet sobre cómo había que hacerlo. Tras muchísimo intentos y muchos litros de agua tragados, logré interpretar la idea de lo que era el nadar. En pocos días se celebraba el Triatlón Sprint de Almería (750/20/5. Después de hablar con David Martínez, me convenció para que probase y participase.

-¿Cómo fue aquel campeonato?
Llegó el día de la prueba y me encontré con un viento huracanado y unas olas de miedo, ¡toma ya!, menudo debut… Pero bueno, ahí estaba yo muerto de miedo. Bocinazo y al agua. ¡Dios! los primeros salieron en unos 9 min y yo unos 40 min y la panza llena. Después en la bici y en la carrera hice una remontada impresionante consiguiendo un tiempo respetable. Cuando terminé, descubrí cuál era el nuevo deporte que me apasionaba: el triatlón. Desde entonces han pasado unos siete años, en los cuales he ido mejorando y perfeccionándome hasta tal punto que, tras subir al pódium en numerosas pruebas, este año 2014 he logrado una de las más importantes, ser medalla de bronce, en grupos de edad, en el Campeonato de España de Triatlón.

-¿Cuánto tiempo dedicas a los entrenamientos?
Pues quizás menos del que la gente se piensa, aunque sí puedo decir que dispongo de un trabajo que durante todo el año me deja todas las tardes libres y fines de semana completos. En invierno suelo salir entre semana dos tardes con la bici, metiéndole dos sesiones cortas de una hora y media cada una, pero de bastante intensidad. Alterno una tarde con la cabra metiendo llano solamente y otra con la de ruta haciendo media montaña, y si ese fin de semana no he tenido competición de runing, después de hacer bici salgo a correr unos cuantos kilómetros. Eso es muy efectivo para preparar la adaptación de las dos modalidades, en los duatlones y triatlónes. La carrera a pie suelo entrenarla más con la bici, que es menos lesiva. En la práctica de natación suelo parar en octubre y reiniciar en abril. Es lo que tiene nadar solo en el mar. Y si pasamos al verano, tendríamos que multiplicar estos entrenamientos tanto en intensidad, distancia y tiempo. Al igual que algunos entrenos piratas de triatlón.

Natación, bici o carrera a pie, ¿qué segmento se te hace más duro?
Si te digo la verdad, ninguno. Considero que tengo muchas cualidades para el deporte y enseguida me adapto. Lo más importante es que te guste y disfrutar con lo que haces. Otra parte muy importante es trabajar el factor psicológico, tanto o más que el físico. De nada te sirve tener una buena forma física, si luego no tienes confianza en ti mismo. Esto es lo que hace que no sufras y disfrutes en cada segmento, independientemente del nivel que tengas.

-¿Antes de formar parte del Club Triatlón Ejido habías estado en otros?
Debido a las distintas circunstancias deportivas, tuve que ir cambiando de clubes. De todos y cada uno tengo enormes y bonitos recuerdos, al igual que grandes amigos. Me inicié en el Biciclub El Ejido, en el que estuve varias temporadas. Durante dos años me fui a vivir a Roquetas y allí me uní a un club de la zona que se llamaba Escamez. Después volví a El Ejido y me alisté en las filas del Club Ciclista de Berja, porque sus entrenamientos se asemejaban a lo que yo necesitaba para mejorar mi forma. Cuando decidí probar con la MTB, me uní al club élite de esta zona en esa modalidad, los Peñas Negras. Con ellos aprendí a disfrutar de la montaña. Cuando pase a probar con el triatlón, lo hice en el Club Triatlón de Almería. Y fue hace unos tres años cuando nos juntamos un grupo de buenos amigos y decidimos crear nuestro propio Club de Triatlón en El Ejido. Un club que cada año sigue creciendo y ya se ha consolidado como uno de los mejores de la zona. En el 2014, debido a mis buenos resultados en las competiciones, me propusieron ser patrocinado por Egorun.in y formar equipo junto a otros grandes deportistas de la zona. Y tras una decisión personal, en 2015 vuelvo a competir con el Club de mi pueblo, el Club Triatlón El Ejido.

-Has conseguido más trofeos que años tienes, eso seguro, y casi los mismos que competiciones disputadas, ¿en qué modalidades los has conseguido?
Pues aunque parezca increíble, las pruebas que menos trofeos me han dado han sido en mi época de ciclista. Fue cuando me lancé al triatlón cuando empecé a destacar más en lo deportivo. Debido a las tres disciplinas que tiene el triatlón, decidí también competir de forma individual en cada una de ellas. Además, a lo largo de la temporada, participo en carreras populares, medias maratones, carreras de montaña, pruebas ciclistas y travesías a nado. En casi todas ellas suelo subir al pódium, y en las que no, lo rozo. Se puede decir que soy un todo terreno.

-¿Por qué se te conoce como El Cobra?
Pues esto viene de bastante atrás. En mis años jóvenes tenía el feo vicio de fumar. Llegué a los dos paquetes diarios. Cuando me inicié en el mundo deportivo, me di cuenta de que eran cosas incompatibles. Decidí dejar uno y este fue el tabaco. Para calmar la ansiedad siempre iba con un palillo en la boca, al igual que unas gafas como las que llevaba el protagonista de la película Cobra, que en aquella época estaba de moda. Un compañero de trabajo dijo la palabra mágica y me marco para los restos «te pareces al cobra». Corrió entonces como la pólvora por boca de todos los compañeros, y también fuera de mi trabajo. Es un mote que no me desagrada, pues no resulta nada ofensivo.

El triatlón es un deporte en alza, ¿qué le dirías a las personas que están empezando?
Pues primero que empiecen poco a poco. A los que les suele frenar el tema del agua, les animaría a que probasen primero con los duatlones, en los que no hace falta nadar. Sería su primera toma de contacto en este mundillo que le serviría también para ir conociendo nuevos compañeros para los entrenos. Seguro que al final termina enganchándose en este mundillo. Después le resultaría más fácil probar con los triatlones. También es importante que se arrimase a algún club para aprender más y mejor, además de contar con algunas ventajas como el ahorro de material o las licencias federativas. El Club Triatlón El Ejido siempre ánima a que todo aquel que le pique el gusanillo de este mundillo y sin necesidad de estar apuntado al club, a que se venga con nosotros a los entrenos, tanto de bicicleta, runing, natación o mixtos. Seguro que termina formando parte de nuestra gran familia.
-¿Qué balance haces de 2014?
Este año ha sido en lo deportivo para no olvidarlo. Se me han cumplido sueños que a mis 45 años eran ya casi imposible que se hicieran realidad. Comienzo la temporada fichando por el equipo, Egorun.in, que me patrocinara durante todo el año. Otra cosa a destacar de 2014 ha sido la de ser portada en la presentación de una prueba deportiva nacional como fue el Trackman, (prueba ciclista celebrada en el circuito de velocidad de Almería), tanto en carteles como en los trofeos que fueron entregados, tenían una bonita foto mía representativa de la prueba.

He participado en numerosas pruebas benéficas y he subido una veintena de veces al pódium, pero de todos estos triunfos puedo destacar dos que han sido quizás los más importantes y duros. El primero fue el Trackman, en el que tras doce horas seguidas de competición, quedamos segundos por equipos, a un segundo del primero. Y el segundo fue El Campeonato de España de Triatlón, donde tuve que enfrentarme a grandes deportistas y logre quedar tercero (medalla de bronce) en grupos de edad. Y como parte negativa, la lesión que sufrí en el tobillo a mediados de octubre, que me obligó a parar y que a día de hoy me sigue provocando molestias.

-¿Qué objetivos te has marcado para este año?
Siempre que la lesión me lo permita, participar en el Campeonato de España de Duatlón, que se celebra en Orihuela el 22 de febrero y sobre una distancia de 16’4 km de runing, 64 km de bicicleta y 8’2 km de carrera a pie. Triatlón de Sierra Nevada el 11 de julio, uno de los más duros en su distancia y de carácter olímpico; y la media distancia de Cabo de Gata (1900/80/19), una prueba está muy bonita y bastante exigente. Seguramente caigan algunas mas pero las iré seleccionando según avance la temporada.