martes, 17 mayo 2022

Convencidos de depender únicamente de si mismos

21 marzo 2012
Almería
Viciana ensaya el saque

Viciana espera su turno de saque junto a Menzel, ya listo

Comparte esta noticia en tus redes

Viciana señala la victoria en Soria como un espaldarazo anímico en las posibilidades de Unicaja

El día a día de Unicaja continúa siendo muy intenso en el trabajo físico y en el de mentalización, conocedores los jugadores blanquiverdes que deben poner todo su talento, más que contrastado, en cada bola que de dispute en los dos encuentros ante Ciudad Medio Ambiente de Soria. La cuestión de la regularidad en el juego, de la continuidad en el nivel de exigencia, sigue siendo el logro a alcanzar en cada entrenamiento. Después, sobre la cancha y ante el numerosísimo público que a buen seguro se va a congregar en el Moisés Ruiz, hay que hacerlo valer para demostrar que no hay escuadra mejor que la almeriense.

Eso supondría sellar la eliminatoria sin necesidad de jugar un último envite en las tierras de Castilla, que sería algo así como un cara o cruz con moneda trucada. El primer paso, el de la creencia en las posibilidades del equipo, muy reales según los propios jugadores, tiene como fundamento el haber ganado ya en Soria: «el primer partido lo planteamos muy bien, con muchas ganas y ellos venían confiados de que nos habían ganado los anteriores encuentros en liga, y jugamos muy bien todos, con mucha intensidad, y salió casi todo: la recepción, ataque y el saque, que influyó bastante en la victoria”. El resumen, casi de técnico, corresponde a Víctor Viciana, colocador de Unicaja Almería, que también ha querido poner sobre la mesa los errores cometidos al día siguiente, en el que sobrevino la derrota: «en el segundo partido ellos salieron a darlo todo, arriesgaron muchísimo más en saque y les entró, y unido a que tuvimos bastantes fallos en recepción y saque, fue un partido para olvidar”.

En cualquier caso, siempre hay que echar la vista adelante y sacar conclusiones que sean buenas para los siguientes choques. De la visita a Los Pajaritos, evidentemente lo mejor fue «que uno de esos partidos fue para nosotros”, y que, por lo tanto, hizo que la eliminatoria pueda finiquitarse en casa. Incluso para la mentalización ahorradora haber perdido como se perdió puede ser bueno, ya que el equipo no mostró la misma cara respecto al sábado y se reafirma la idea de que si se mantiene el nivel, Unicaja tiene mucho que decir. Sólo cuando no se está a la altura supuesta por calidad de plantilla, el equipo es vulnerable. Eso fue justo lo que sucedió: “fue también un fallo general, no estuvimos acertados ni en saque, recepción, colocación, bloqueo… en nada”, lo que provocó que “tuviésemos que abrir mucho por las bandas, por lo que sí influyó mucho la recepción, y también unido a que bloquean bastante bien cosa que ya sabíamos”.

Ahora es el momento del Moisés Ruiz: «es importante tener el factor cancha a nuestro favor, pues tenemos la posibilidad de ganar aquí los dos partidos en casa”. Viciana ha creído conveniente recordar que de tierras castellano-leonesas “no nos vinimos de vacío; era mejor el 0-2, pero bueno, un 1-1 no está nada mal y hay que esperar a que aquí salga todo bien y podamos sacar los partidos”. La eliminatoria ya se sabía que iba a ser disputada y larga, para lo que estaban preparados los ahorradores: “siempre se ha sabido que podemos conseguir ganar estos dos choques”. El colocador se ha basado para decir esto en la evolución que está experimentando el equipo desde que comenzara el año y que les está sirviendo para que ganen a conjuntos a los que antes no lo hacían, como es el caso de los mismos sorianos: “fuimos allí después de haber perdido los dos partidos en temporada regular y ahora, después de haber ganado uno en su casa, estamos convencidos de que no son superiores a nosotros y solo dependemos de nosotros mismos”.

No podía faltar el llamamiento a la afición por parte de Víctor Viciana, de la que espera una respuesta ejemplar para ver el Moisés Ruiz lleno y sentir todo su aliento: “allí el público fue bastante, unas 1.200 personas aproximadamente, y eso le ayuda mucho al equipo de casa; esperemos que aquí el aforo sea el mismo y puedan igualar el ánimo que ellos estuvieron dándole a Soria allí para poder entrar un poco más en juego”. Quizá sea más fácil que el público se anime si se da buena cuenta de la magnitud que tienen estos dos choques: “hasta ahora, son los partidos más importantes de la temporada”, aunque las aspiraciones no se quedan ahí, ya que “si pasamos a la final habrá otros muchos más importantes, pero ahora mismo estos dos de semifinales sí lo son”.