sábado, 13 agosto 2022

Charles mete al Almería en un partido raro de remontada incompleta al Guadalajara

16 febrero 2013
Almería
El Almería ha empatado en el campo Pedro Escartín de la ciudad manchega

Iago Falque intenta irse por banda (Foto web UDA Titos)

Comparte esta noticia en tus redes

Saca penalti y expulsión del portero en el 45 con 2-0 en contra y tras haber encajado a los 38 segundos

Este del Pedro Escartín fue uno de esos partidos extraños donde los haya, con cambio permanente de escenario detrás de cada acontecimiento, enrarecidos todos cuando menos. Un gol en el segundo 38 lo cambia todo sin apenas haber comenzado, y una autoexpulsión en el 45, que además conlleva un penalti lo vuelve a variar inexorablemente. No hay planificación técnica previa que valga, y todo se debe improvisar sobre la marcha. Con todo, el Almería no aterrizó en el encuentro hasta llegado el minuto 10, y para entonces ha se había visto castigado con un gol en contra. Tampoco es que desde entonces diese su cara buena, sino que quiso tener la pelota y generar fútbol, algo que el Guadalajara respondió dándole de su propia medicina: las bandas. De hecho, cuando el cuadro de Gracia vino a darse cuenta, por la derecha le cayó el segundo tanto y por la izquierda por poco le llega el tercero. Después fue un ir tomando cuerpo a las dimensiones del terreno de juego, al rival y al nuevo panoraba, que obligaba a una remontada nunca antes conseguida esta temporada.

Se notaba una UDA incómoda, sin ritmo, pero que en cuanto lograba enlazar tres o cuatro pases seguidos generaba peligro. De todos modos tuvo que ser un rival, el portero, el que diese vida autoexpulsándose y concediendo un penalti absurdo, cayendo así en las redes de Charles. Y es que ni acomodados sobre el césped, una primera falta a los 25 segundos cometida en tres cuartos de cancha fue una mina para el Guadalajara, ya que el servicio templado de Álvaro Antón  fue cabeceado a las mallas sin oposición alguna por Barral. Imparable para Esteban desde el corazón del área, hubo un error en la marca entre Soriano y Charles, y se recibía el primer tanto de los alcarreños no sólo en ese partido sino en la serie histórica en segunda división. Hasta ese momento había un bagaje acumulado de nueve goles a favor y ninguno en contra en tres partidos. Esto, ocurrido en el segundo 38, tanto más rápido de la temporada, se vio seguido de más agobio rojiblanco por el posicionamiento muy adelantado de los locales, que demostraron sentirse como pez en el agua en su estadio. Todo lo escrito en la previa se veía justificado.

Así transcurrió el tiempo hasta el minuto 10 aproximadamente, que fue cuando realmente los jugadores de rojo y blanco hicieron acto de aparición en el estadio manchego, y fue en el 12 cuando Falque tuvo el empate en sus botas tras una servicio de Christian a Jonathan, y tras éste ponérsela de cabeza dentro del área pequeña. El vigués llegó sobrado pero un tanto escorado, pensó el lanzamiento y finalmente lo estrelló en el cuerpo de Razak, exportero del Poli Ejido. Seguía el dominio de la UDA cuando Christian, muy prodigado arriba, disparaba desviado en el minuto 17 desde fuera del área, una vez que había talonado bien y buscado la rosca. Pero cuando más sitio cogía el Almería llegó el minuto 21, y con él Azkorra metía la punta de la bota en el borde el área pequeña a un servicio desde la derecha del Christian Fernández de los locales haciendo el 2-0. En el siguiente minuto el mismo delantero pedía penalti cuando no llegó a otro centro, ahora desde la izquierda. Casi sin enterarse, la UDA tenía que lidiar ante un marcador demasiado adverso, pero con la constancia de que había capacidad para darle la vuelta.

Charles estuvo desafortunado en el minuto 26, cuando desde dentro del área y tras llegarle el balón de cara mediante una dejada de Soriano lo echó fuera tas chutar a apenas siete metros de la raya de gol y sin nadie que le molestase. Más tarde probaba de nuevo suerte el Christian Fernández rojiblanco, pero su disparo fue desviado por la defensa, esto antes de que por poco cayese el 3-0 otra vez con Azkorra como protagonista y de nuevo desde muy cerca. Era el minuto 39, y aunque Esteban estaba pegado a la madera fue el poste el que repelió el remate. Del que podía haber sido un marcador definitivo se pasó a otro de esperanza rojiblanca cuando justo en el minuto 45 Charles fue con todo a una pelota que ya estaba en posesión del meta Razak. El portero local respondió al ímpetu del hispano-brasileño soltándole un manotazo en la cabeza, algo que vio el colegiado y que desencadenó una roja directa para él y un penalti que transformaría el propio Charles, que solo se lo guisó y se lo comió para meter a su equipo en el partido cuando estaba de nuevo muerto.

El ghanés se marchó llorando dando prueba con ello de su culpabilidad, sabiendo que daba vida al Almería y que dejaba a los suyos con uno menos. Lo hizo un minuto antes que todos los demás, que ganaron túnel de vestuarios con otro escenario distinto para la segunda parte. Tan es así que conforme pasaban los minutos después de la reanudación más parecía un choque de balonmano que de fútbol: defensa 9-0 del Guadalajara ante la circulación horizontal rojiblanca, que en muchas ocasiones, y siguiendo con el símil balonmanístico, rozaba el pasivo porque no tenía mordiente alguna. Gracia movió banquillo pero no planteamiento, y así dio cancha a Carlos Calvo unos minutos antes de que el madrileño controlase dirigido con el pecho y empalase el cuero, que fue a estrellarse en el larguero tras ser rozado por Toño. Era el minuto 63 y suponía el primer tiro a puerta de toda la segunda parte, jugando con uno más y yendo el marcador todavía en contra. El siguiente recurso de Javi Gracia fue meter a Rubén Suárez por Corona, dejando a Verza sólo en la medular ante la renuncia al ataque del cuadro alcarreño.

Terrazas cambió delantero por delantero, pero eso no significó nada en su modo de cerrojazo absoluto y acabó pagándolo, porque Christian hizo el empate remachando de cabeza sobre la raya de gol un servicio de Rafita que despejó en el primer palo y hacia atrás Toño. La jugada entre laterales venía a confirmar lo arriba que estaba el Almería, y al meritorio movimiento del balear acompañó el cántabro lleno de potencia y ganas. Era el minuto 77 y estaba claro que sin jugar bien, ni falta que hacía, se podía ganar el partido y con él también muchos enteros para el ascenso, porque en campos así y en partidos como ese se alcanzan los mayores objetivos. Calvo había salido con muchas ganas, quizás advertido tras no haber sido convocado ante el Sabadell, y puso un gran balón desde la izquierda para que Charles rozase la remontada en el minuto 80, pero su testarazo se marchó fuera por poco. Y para terminar, contra todo pronóstico por lo antes visto, el Guadalajara embotelló a la UDA en los minutos finales a fuerza de saques de esquina, hasta el punto de que Rafita sacó de cabeza bajo palos un balón que se colaba en el minuto 90. Gracia no consumó los tres cambios y no metió, por tanto, a Chumbi, dejando el remate en el olvido. Quizá diese el empate por bueno en ese momento, pero este partido se debería de haber ganado, y eso que comenzó con un 2-0 en contra. 

FICHA TÉCNICA:

CD Guadalajara: Razak; Aitor, Álex Ortiz, Barral, César; Jony, Vicente, Jon Erice (Gerard Badía, min. 75); Christian (Toño Ramírez, min. 45+1), Álvaro Antón, y Azkorra (Juanjo Serrano, min. 65)

UD Almería: Esteban; Rafita, Marcelo Silva, Pellerano, Christian; Verza, Corona (Rubén Suárez, min. 67); Jonathan (Carlos Calvo, min. 58), Soriano, Falque; Charles

Goles: 1-0, min. 1: Barral; 2-0, min. 21: Azkorra; 2-1, min. 45+1: Charles (p.); 2-2, min. 77: Christian

Árbitro: Lesma López (Colegio Madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla a Álex Ortiz (min. 40) por parte del Guadalajara y a Jonathan (min. 31), a Rafita (min. 48), a Rubén Suárez (min. 83) y a Carlos Calvo (min. 88) por parte del Almería. Expulsó con roja directa al portero local Razak (min. 45).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimosexta jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio Pedro Escartín de Guadalajara ante la presencia de … espectadores y aproximadamente medio centenar de almerienses en las gradas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Un comentario

  1. Creo que hemos visto un partido diferente… El Almería no hizo NADA, la expulsión del portero del Guada no fue y el empate nos lo encontramos en un regalo del portero suplente. Así no ascendemos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*