martes, 27 septiembre 2022

«No van con mala fe, o eso creemos»

6 marzo 2012
Almería
img-defecto

Carlos García en un receso del entrenamiento

Comparte esta noticia en tus redes

El defensa rojiblanco recuerda que los errores siempre perjudican al Almería

El central barcelonés de la Unión no tenía esta mañana demasiadas ganas de seguir hablando del arbitraje de Prieto Iglesias, puesto que sabe perfectamente que lo mejor para todos es mirar al frente y pasar página. Eso sí, no es menos cierto que cuando se va acumulando la cantidad de agravios arbitrales que ya tristemente atesora el Almería, ese tránsito de un partido a otro cuesta más de la cuenta. En todo caso, Carlos García ha sido muy directo al asegurar que «lo mejor que se puede decir es que la gente se ponga las imágenes; yo creo que hablan por si solas».

Precisamente el problema de que esas imágenes sean tan elocuentes es que pueden aparecer dudas más que razonables sobre el verdadero fondo de la cuestión, pero no cabe otra que regatear a los malos pensamientos: «entendemos que no van con mala fe, o eso creemos, porque si no, no tendría ningun sentido seguir compitiendo; viéndolas -las imágenes- surgen muchísimas dudas pero lo mejor es no pensar más en los árbritros e intentar corregir las cosas que hicimos mal».

Y aplicando la gran elocuencia de la que habitualmente hace gala el zaguero catalán, ha facilitado una clave que es mejor tener siempre presente, al asegurar que «hay que estar por encima de eso porque como nosotros no podemos hacer nada para mejorarlo o empeorarlo…». Está claro que sólo resta esperar que no vuelva a pasar, pero a otros equipos, incluido el mismo Elche, la ha funcionado aquello de que ‘el que no llora no mama’. En este sentido, Carlos García y todo el estadio comprobaron cómo hubo «una acción y una reacción; ellos protestaron y luego pasó el arbitraje que hubo aquí».

Llegados a este punto, el central ha sacado por delante la deportividad de la que siempre hace gala y el sentido del honor que jamás se debe perder: «me parecería hasta lamentable que esta semana estuvieramos hablando, que viniera el árbitro y que, por muy contentos que estuvieramos después del partido del Recre, nos ayudara con algunas decisiones». Es una manera elegante del tan socorrido ‘que no me den, pero que tampoco me quiten’. Además, si se entiende el campeonato así, a golpe de compensaciones, «será la liga que entre todos permitimos, y todos nos reímos, y un día me río yo y al siguiente la gracia es para ti», algo inaceptable.

Con respecto a que si se han escapado demasiado los dos de arriba, Carlos García ha reconocido que están «lejos», pero que todavía queda mucho por delante, y hay muchos ejemplos de baches de equipos, como ha sido el caso del propio Elche tras el parón de navidad. Confía el futbolista rojiblanco en las posibilidades del equipo y también en cierta manera en que las equivocaciones arbitrales dejen de centrarse en restar al Almería: » yo sí creo que en esas acciones puntuales nos estamos viendo muy perjudicados, pero si no creemos en la profesionalidad y en que el árbitro se equivoca como nos podemos equivocar nosotros, sería una tontería seguir compitiendo».

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*