jueves, 19 mayo 2022

Aquí empieza el Unicaja del mañana

15 abril 2012
Almería
Unicaja cabizbajos tras perder Superliga

Ramón Sedeño ha compartido la derrota con sus hombres

Comparte esta noticia en tus redes

Derrota constructiva para el futuro de una joven plantilla que queda subcampeona contra pronóstico

Las bases del futuro ya están puestas. El mejor club de la historia del voleibol de este país se renueva y hace algo muy complicado de asumir cuando se está en la cúspide, como es entregar una temporada para que sirva de transición en el cambio de poderes dentro del equipo. Con todo, y superando las expectativas más optimistas, se ha llegado a la cuarta final consecutiva ante Caja 3 Voleibol Teruel, y se ha perdido por cuarta vez, eso sí, pero demostrando que se está muy cerca del mejor nivel que actualmente se encuentra en España y que a rachas incluso se supera.

Ese ha sido el problema de los ahorradores a lo largo del año, que no se mantenga una constancia suficiente de juego. Los altibajos han marcado los partidos que se han disputado en la fase de los playoffs, ocho en total, pero el arrojo y el talento han hecho que incluso se sueñe con la novena Superliga que finalmente se ha esfumado en el mismo Moisés Ruiz. La fiesta ha sido naranja y las lágrimas blanquiverdes, en virtud al 1 a 3 en el que se ha parado el marcador, con un primer set en este partido calcado a los tres del primer envite y al primera manga del segundo choque, ambos disputados en el Pabellón de Los Planos.

Muchísima igualdad pero la balanza en los momentos decisivos se ha volcado para el lado del equipo de Óscar Novillo. Esto ha sido la tónica general a lo largo toda la eliminatoria, y esta vez no iba a ser menos. Y es que muy justos estuvieron los tanteos durante todos los sets, pero los aragoneses supieron aprovechar su pegada y la gran colocación de Rodman Valera, MVP de la gran final, para lograr el triunfo. Ibán Pérez, espoleado por la presión del público visitante desplazado hasta Almería para vivir la fiesta, no ha sido suficiente para doblegar a la auténtica ‘bestia negra’ de Unicaja en los últimos años. Soberbio el barcelonés, se ha echado el equipo a las espaldas en más de una ocasión y casi consigue el objetivo de estirar un poco más la final con al menos otro partido mañana.

El primer set comenzó con un toma y daca entre ambas escuadras, que llegaron al primer tiempo técnico con un tanteo de 7-8. El opuesto catalán imprimió un gran ritmo desde el principio, e hizo varias demostraciones de su capacidad haciendo mucho daño con el saque. Teruel se fue tres puntos arriba en la reanudación del juego, pero un ataque de Delgado y un saque directo de Viciana pusieron de nuevo las cosas como estaban. Ferrera consiguió empatar el partido a 14, pero para el segundo tiempo técnico los visitantes seguían dominando el marcador de dos puntos (14-16). Surgió entonces la capacidad de sufrimiento de Unicaja, que no se rendía e insistía en sus bandas y en el bloqueo como mejores armas y llegando de nuevo a otro empate, en este caso a 17. Los instantes finales llegaron de todos modos con ventaja aragonesa con un 18-21 y un 21-23, pero el ‘azote’ de los locales volvió a empatar el choque, ahora a 23, con los dos grandes protagonistas ahorradores como ejecutores: un bloqueo de Ferrera y un ataque de Pérez. La alternancia de suma de puntos y los consiguientes empates se rompieron ya bien avanzada la manga, que concluyó con un alto 27-29.

Se vivió un déjà vu con respecto a lo sufrido en Teruel, pero con todo el segundo set comenzó con unos blanquiverdes más metidos todavía si cabe y un espectacular Ibán Pérez, que se crecía a cada arremetida del público naranja. Pero de ir con tres arriba en el primer tiempo técnico (8-5) se pasó a ir por detrás en el segundo por cuatro (12-16). Entre medias, errores propios y buena construcción otra vez del lado del Caja 3, y por mucho que seguían inspirados Ferrera y Pérez para menguar la ventaja turolense (19-21), al final se mantuvo y la manga volvía a caer para el equipo de Novillo por 21-25, con un Webber estelar secundado por Rodríguez.

Viéndose tan cerca del título, a un solo set tras toda una temporada completa, Teruel comenzó como un ciclón, lo que le valió para llegar al primer tiempo técnico arriba con un 5-8. Despertaron los ahorradores en la reanudación, y con Menzel al saque consiguieron empatar a 10, lo que provocó un tiempo solicitado por Novilla. Máxima igualad la que se pudo ver en los compases siguientes, con Caja 3 por delante en el marcador y larguísimas jugadas muy disputadas por el punto que suponían y por el efecto anímico. Tras una de ellas llegó el 16-15, gracias a un bloqueo de Ruiz, ventaja que en la reanudación aumentaron un punto más para llegar a los compases finales dominando con un 20-18 y un posterior 23-20, para finalizar la manga, primera perdida por parte turolense tanto en semifinales como en la final por 25-22.

Se creía en la remontada del partido, previa a la que se tenía que realizar en la eliminatoria, y el intercambio de puntos en el cuarto set, muy igualado en el inicio con Pérez y Menzel como los encargados de llevar al primer tiempo técnico a su equipo con una mínima renta (8-7), ofrecía un gran espectáculo al publico presente en el Moisés Ruiz y a los que lo estaban siguiendo por televisión. De nuevo puntos largos y más igualdad, con sucesivos empates hasta el 14-16 del segundo tiempo técnico, que después continuó con otra igualada, ahora a 17. Desde ese momento se rompió la manga y un parcial de 0 a 3 llevó a los de Novillo al psicológico 20 con tres de ventaja. Unicaja se ancló en el marcador y hasta el final sólo sumó dos puntos más, por lo que Teruel aceleró hacia su cuarto título y se alzó con él tras conseguir un claro 19-25 en el cuarto, último y decisivo set.

El primer set tuvo como clave que Unicaja ‘aportó’ 15 errores y sólo atacaba con el opuesto, aprovechando mejor sus opciones el equipo de Novillo dentro de la igualdad existente. En el segundo, la lectura de bloqueo de los de Molducci fue mejor, pero no en toda la manga, y además no tenía buena recepción y construía mal. En el tercero, los picos en el juego, alternando poca lucidez con talento, fueron los más llamativo, sumando de nuevo buena lectura de bloqueo y buena defensa. Ya en el cuarto, los errores volvieron a ser la cruz al final, incluida una barilla que propulsó definitivamete a Teruel hacia el Campeonato. El elemento común de todos ellos, Ibán Pérez se echó el equipo a la espalda.

FICHA TÉCNICA:

1. UNICAJA ALMERÍA
Sexteto inicial: Mario Ferrera (9), Víctor Viciana (2), Gustavo Delgado (7), Alberto Salas (8), Borja Ruiz (11) e Ibán Pérez (23). También jugaron Toni Llabrés (líbero), Ignacio Sánchez (0) y Jeffrey Menzel (9).

3. CAJA 3 VOLEIBOL TERUEL
Sexteto inicial: Fran Rodríguez (11), Rodman Valera (3), Manuel Sevillano (3), José Miguel Sugrañes (14), Manuel Parres (12) y Matt Webber (17). También jugaron Francesc Llenas (líbero), Nicolás Oroz (0), Marcos Dreyer (0), Renato Hermely (0) y David Sanhelli (0).

Parciales: 27-29 (33’); 21-25 (29’); 25-22 (29´) y 19-25 (27’).

Árbitros: Juan Luis Galán y Juan A. Erce, ambos de Cáceres.

Incidencias: Tercer encuentro de la final de los play off por el título de Superliga Masculina de Voleibol, disputado en el Pabellón Moisés Ruiz ante 1.450 espectadores.