martes, 17 mayo 2022

… y Lucas Alcaraz felicita a los suyos

13 marzo 2012
Almería
A tope

Goitom y Aarón han sido la viva imagen de la competitividad

Comparte esta noticia en tus redes

Entrenamiento de alto voltaje y máxima entrega de todos para empezar la semana clave de Zorrilla

El entrenamiento de vuelta del día de descanso ha sido intenso para las filas Lucas Alcaraz, que ha diseñado una jornada de trabajo muy completa en la que ha tenido bastante peso específico el toque de balón. De hecho, la circulación del esférico buscando velocidad y fluidez ha sido el mayor empeño del míster, que ha dispuesto de la primera plantilla al completo, incluido el único que de entrada no puede jugar, Carlos García, porque tendrá que cumplir sanción al completar ciclo de amarillas. Todos los jugadores se han empleado a fondo en cada lance, muy metidos en el objetivo de reflotar el barco aprovechando al cita de Zorrilla.

Esta actitud ha sido reconocida por el entrenador rojiblanco, que además de tener a todos los efectivos profesionales ha llamado en ocasión a cinco futbolistas del filial. Ha causado baja entre ellos Pablo Pallarés, convertido en uno de los ‘fijos’ no sólo en los entrenamientos sino en las convocatorias, pero que hoy se ejercita con el segunda B. Los chavales elegidos  han sido los centrales Trujillo y Alcalá, el medio Alberto y los atacantes Jonathan, héroe ante el Sevilla Atlético el pasado domingo, y Abel Molinero.

Precisamente este último ha sido la mayor novedad, ya que han pasado varios meses sin que regresara al trabajo con el primer equipo, llegando incluso a ser titular en el partido contra el Sabadell de la primera vuelta. El madrileño se ha mostrado muy contento, ya que ha reconocido que «llevaba una racha sin pasar por aquí y siempre es una alegría». El motivo de sus ausencias no tiene ningún trasfondo: «no ha pasado nada; son decisiones que toma el entrenador e igual prefiere que otros compañeros estén aquí, así que Abel lo acata y punto».

El interior rojiblanco ha completado una gran sesión de entrenamiento, pero a pesar de ello es conocedor de la gran pugna por los puestos: «es una ilusión para mi poder quedarme, pero yo hago lo que me dicen y ya está». Ha recordado que esto no deja de ser un trabajo y que por tanto no ha habido ninguna expresión en torno a su regreso. Puede que el buen partido que hizo frente al Sevilla Atlético le haya servido para recibir la llamada para acudir hoy con el primer equipo. Y lo siguiente sería entrar en la convocatoria: «ojalá, pero no sé decir nada ahora».

Precisamente ha destacado la importancia del triunfo en la capital hispalense, y ha subrayado que muy difícil: «nos costó bastante, fue mucho trabajo y una satisfacción enorme ganar un partido con dos menos, y así que todos muy alegres». Eso sí, ojalá todos fueran filiales, por aquello del estilo de juego: «son chavales de nuestras mismas características y por eso estamos doblemente contentos».