sábado, 21 mayo 2022

El Almería sufre el aire de Segunda

29 septiembre 2016
Almería
ud-almeria

El conjunto almeriense busca recuperar la senda de las victorias

Comparte esta noticia en tus redes

El conjunto dirigido por Fernando Soriano no consigue dar con la tecla para poder alejar los problemas de juego y lleva sin ganar desde el 3 de septiembre, cuando venció por 3 a 0 al Rayo Vallecano.

Bajar de Primera a Segunda División supone siempre un batacazo importante y a veces puede dejar secuelas graves. En algunos casos el equipo recién descendido se derrite y pierde sus mejores hombres hasta caer en lo más bajo de la categoría, es decir en las últimas posiciones de Segunda. Es el caso del Unión Deportiva Almería, que tras haber bajado de Primera División en la temporada 2014-15, está ahora experimentando una crisis de juego y resultados que lo ha dejado en el puesto 19 de la tabla, con solamente 6 puntos cosechados en 7 encuentros.

El conjunto dirigido por Fernando Soriano no consigue dar con la tecla para poder alejar los problemas de juego y lleva sin ganar desde el 3 de septiembre, cuando venció por 3 a 0 al Rayo Vallecano. Desde aquel día los andaluces han conseguido solamente dos empates y se encuentran en la parte baja de la clasificación.

No es la primera vez que un conjunto que baja a Segunda División se encuentra en una situación complicada. El hecho de bajar de Primera no siempre supone tener la casta y los hombres adecuados para luchar por el ascenso. Las estadísticas surgidas a partir de una investigación de Bwin son muy claras: en la Liga solamente el 17% de los clubes descendidos recuperan inmediatamente la categoría y vuelven a jugar en Primera. En cambio, el 26% de los equipos descendidos han necesitado dos campañas en Segunda para volver a lo más alto del fútbol español.

El objetivo principal ahora es mantenerse en Segunda y evitar otra temporada de sufrimiento. Así lo reconoce Corona, capitán de la UDA. “Tenemos que ser realistas y autocríticos, que fue lo que nos faltó la temporada pasada. Nuestro objetivo primordial es la permanencia, y luego conseguirla cuanto antes. No podemos ir más allá y hay que asumirlo. Nadie de nosotros ha hablado de otra cosa”.

Ya en la temporada pasada el Almería tuvo que sudar mucho para no bajar.  La directiva cambió de técnico hasta en tres ocasiones durante el curso para dar, finalmente, el mando del equipo al capitán Fernando Soriano, que finalmente encontraría la manera de salvar al conjunto rojiblanco del descenso. Lejos son aquellos tiempos gloriosos en los que Álvaro Negredo y Pablo Piatti hacían soñar a los almerienses a base de goles y jugadas de calidad. El conjunto andaluz tuvo su época dorada del 2007 al 2011, cuando participó en lo que se llamaba Copa Intertoto e incluso llegó a las semifinales de Copa del Rey frente al Barcelona. Después de haber descendido en 2011, el Almería volvió a Primera en 2013 para quedarse dos años más hasta el último descenso.

El conjunto almeriense busca recuperar la senda de las victorias. Una de las buenas noticias de la temporada es la irrupción de Antonio Puertas y Joaquín. Dos almerienses no eran titulares en el Almería desde hace nueve años.