martes, 21 mayo 2024

La Cenicienta no es un cuento en Almería: el más humilde seguirá siendo de Primera

18 mayo 2014
Almería
UD Almería Liga BBVA

Espera para homenaje a Esteban (Foto: JL Matarín)

Comparte esta noticia en tus redes

La permanencia de la UDA vale 40 puntos tras un partido de guante blanco ante el Athletic de Bilbao

El empate valía, y al empate se jugó, sin ser ello una crítica, porque cada uno debe manejar sus armas y las distintas situaciones del partido, que en este caso eran de la jornada en otros tres campos más, como mejor crea conveniente. En frente, un Athletic a un cuarto de gas, con un once poco ambicioso y conforme con los 70 puntos que podía hacer al final de una liga muy buena para sus intereses si se mantenía inamovible el empate inicial. Así transcurrió la primera parte, en la que hubo pocos acercamientos y encima los más peligrosos, dos a balón parado, fueron a cargo de los leones. Pero antes del cuarto de hora llegó la noticia de la valla cedida en El Sadar mientras que se celebraba el primer tanto rojillo.

En el descanso se anunció que como se había detenido durante media hora el partido en Pamplona había que esperar a que terminaran y descasaran allí para iniciar la segunda parte, todas a la vez, como manda el reglamento. Es lo que tiene estar enganchado a otros resultados, a pesar de, en el caso almeriense, depender de si mismo, pero fue demasiado tiempo para pensar sabiendo que Osasuna metió el segundo y que un posible gol de los del Botxo dejaba muy en el límite la permanencia, pendiente de uno más de los pamplonicas dado que tanto Granada como Getafe también vencían. Con ese cacao de pensamientos se salió a la segunda mitad, teniendo que decidir si dar un paso al frente, meter el autobús o seguir igual para ver cómo se daba el resto de minutos.

UD Almería Liga BBVA
Esteban recibe el homenaje de la afición y él se despide emocionado (Foto: JL Matarín)

En la reanudación, y visto lo visto, lo que se decidió fue lo último, pasando los minutos muy rápido con el balón siendo bilbaíno pero horizontal y en la medular. Es cierto que el Almería pudo marcar, en concreto cuando jugó como más le gusta, al contraataque, y es verdad que Esteban se despidió con un paradón marca de la casa en el descuento, cuando seguía valiendo perder y con más tranquilidad porque el Betis había hecho un gol a Osasuna y porque empató el Rayo, si bien un último penalti casi en descuento le dio el triunfo al Getafe. La fiesta en la grada comenzó con el cambio de Corona, el que todo lo arregla cuando se le llama porque las cosas están difíciles, minuto 78, puede que un momento para la historia del Almería porque el capitán no tiene oferta de renovación. Al final del todo, copia de la imagen del ascenso, con invasión y manteo de protagonistas.

Una tiangulación entre Rafita, Aleix Vidal y Jonatan, saldada con falta en la frontal, hizo que se conectara el público desde el primer momento, y más porque en el arranque de la jugada caía fulminado Fran Vélez. Una tremenda rotura muscular hecha él solo le mojaba los ojos de lágrimas. El chaval talismán tuvo que salir del campo en el minuto 2 de su cuarto partido consecutivo en Primera. La afición reaccionó solidaria con su nuevo ídolo y no se desenchufó en ningún momento. Jonathan siguió a lo suyo, voluntarioso y buscando la espalda de la defensa pero sin suerte en la recepción del último pase, a pesar de que hizo una chilena muy complicada en el minuto 9.  El Athletic se acercó por primera vez en el 25 con Guillermo tirando arriba en un córner provocado por un taconazo de Mikel Rico.

UD Almería Liga BBVA
Dubarbier entre De Marcos y Ander Herrera en una subida de la segunda parte (Foto: JL Matarín)

Cuando los de Valverde apretaban ligeramente el Almería no tenía ninguna duda en replegarse, y entonces se veía un poco más al cuadro visitante. Rico chutó mal desde la frontal en el 28 y Laporte lamió el poste en el 42, mientras que la UDA aportó para su ataque una ruptura desde atrás de Dubarbier que no pudo aprovechar Óscar Díaz tras un gran recorte dentro del área para encontrar hueco. No llegó a disparar, y así murió la primera parte. El descanso fue muy largo, así que daba la sensación que comenzaba otro partido cuando a los pocos minutos de comenzada la segunda mitad todo el mundo vio que la vida seguía igual. Fue más incisiva, eso es cierto, una UDA que no se fiaba demasiado de Osasuna, y Óscar Díaz estuvo cerca de conectar el remate en dos jugadas claras por banda.

También pudo marcar Aleix Vidal, pero dudó en si por arriba o por abajo, y además no tenía mucho ángulo, en un pase tras meritoria jugada de Azeez. Pero de todos modos, fue Rodri, en el campo por Óscar Díaz, el que tuvo la victoria en sus botas en dos ocasiones. La primera se topó con un paradón de Iago Herrerín abajo y a bocajarro y en la segunda no encontró puerta aunque el efecto visual hizo que gran parte de la grada cantara gol. Como todo iba a salir perfecto, Esteban dejó su sello sacando un balón increíble al joven Guillermo ya en tiempo de descuento, que de entrar habría sido intrascendente para una permanencia que hace del cuento una pura realidad. Se calcó la recta final de la temporada pasada, y si una sirvió para ascender, la otra ha servido para permanecer. La Cenicienta tuvo final feliz.

FICHA TÉCNICA:

UD Almería: Esteban; Rafita, Trujillo, Torsiglieri, Dubarbier; Verza, Corona (Soriano, min. 78), Fran Vélez (Azeez, min. 4); Jonathan, Óscar Díaz (Rodri, min.71), Aleix Vidal

Athletic de Bilbao: Iago Herrerín; De Marcos, Etxeita, Laporte (San José, min. 67), Balenziaga (Iraola, min. 67); Beñat, Erik Morán; Susaeta, Mikel Rico (Ander Herrera, min. 58), Muniaín; Guillermo

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Mostró cartulina amarilla a Azeez (min. 74) por parte del Almería, y a Erik Morán (min. 16), a Beñat (min. 31), a Balenziaga (min. 34), a Laporte (min. 55) y a Ander Herrera (min. 91) por parte del Athletic.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo octava jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante 11.949 espectadores. Antes del inicio del choque, que se disputó en horario unificado, se guardó un minuto de silencio en memoria de todos aquellos abonados del club fallecidos a lo largo de la temporada, que son Francisco Fernández, Andrés Torreblanca, Juan Martínez, Antonio Sánchez, José Orta, Ángel Bru, Baltasar Giménez, Francisco Vélez y Francisco Cunquero ‘Paquito’.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*