miércoles, 30 noviembre 2022

Alberto de Mario: «Me encantaría poder vivir de mi sueño»

17 febrero 2014
El Ejido
Alberto de Mario

Alberto de Mario

Comparte esta noticia en tus redes

Con toda una carrera por delante a bordo de su tabla, el deportista ejidense residente en Almerimar, cuenta en esta entrevista, sus inicios, proyectos, aspiraciones y alguna anécdota.

Estudiante de bachillerato en su rama artística y amante del deporte en cualquiera de sus manifestaciones, Alberto de Mario donde mejor se encuentra es en el agua y sobre su tabla. Desde los 4 años, y tiene 17, este ejidense residente en Almerimar se enfunda casi a diario su traje de neopreno para coger olas. Entre sus aficiones, ir en skate, hacer fotos, correr y disfrutar con su novia.

Alberto de Mario
Alberto de Mario

¿Cuándo descubres que lo tuyo es el Longboard?
Empecé a tener mi primer contacto con 4 años. Recuerdo aquel día como si fuera ahora. Gracias a mi tío Tato y a mi padre pude tener ese primer contacto con el mar; y a mis abuelos que me compraron mi primera tabla de bodyboard y mi primer traje de neopreno.
El longboard lo descubrí a los 15, cuando me apunté a un campeonato provincial, en el que no me clasifiqué en la modalidad shortboard pero sí en longboard. Llegué a la final y terminé en un 2º puesto.

Para estar en la élite de un deporte como el longboard, hay que estar muy en forma, ¿has practicado o practicas otras disciplinas que no sean acuáticas?
He practicado muchos deportes: fútbol, baloncesto, snow… Pero desde luego los deportes con diferencia que practico son skate para no perder la forma, los días que no hay olas, y surf cuando las hay.

¿Qué tiempo dedicas a tus entrenamientos?
Normalmente entre una hora y una hora y media al día, son ejercicios simples, pero con alternancia de ellos en todos los aspectos. Algunos días bicicleta elíptica, otros comba, sentadillas, flexiones… incluso cuando hay olas falto a clase, aunque después siempre recupero exámenes y no tengo problema con los estudios.

Al contrario que el resto de la población ejidense que se queja los días de mucho viento, tú Alberto, estarás deseando que sople y muy fuerte para disfrutar de tu deporte, ¿no?
Pues la verdad es que no. El viento es algo que perjudica a las olas. Si es una suave brisa del norte o viento del este, puede hacer mejorar un poco la ola. El viento es mejor para deportes como el windsurf o el kitesurf.

-¿En qué lugar o lugares sueles practicar tu deporte en la provincia?
Cuando hay condiciones, en la playa donde me he criado, en el club de playa de Almerimar. Cuando es viento de levante, en la zona de Cabo de Gata, San José o Mojacar.

A pesar de tu corta edad, ya cuentas con una gran trayectoria en el mundo de las olas. Cuéntanos en que campeonatos has participado y que resultados has cosechado…
He participado en pocos campeonatos al no tener muchos recursos económicos, siempre he competido cuando he podido. Pero mis mejores resultados han sido en el campeonato Europeo en Lacanau (Francia) donde quedé en 5º puesto. En Salinas (Asturias), el año pasado estuve invitado por la organización del evento y el patrocinador del evento, Vans. Fue una invitación muy importante para mi, porque eligieron a los mejores 20 longboarders de Europa. Y estar en la lista de elegidos fue una satisfacción enorme.

-Tu próximo desafío…
Los campeonatos de España y Europa.

Objetivos marcados a corto plazo…
Seguir trabajando duro sin dejar un solo día de creer en mi objetivo. Poder vivir de mi sueño y de lo que me gusta. Es difícil, pero nada en esta vida es fácil.

-La provincia de Almería cuenta con todo un campeón del mundo de Windsurf como es Víctor Fernández, ¿te ha dado algún consejo para tu carrera deportiva?
Siempre hablo con Víctor, aunque esté fuera de viaje. Le felicito por sus resultados y tenemos una muy buena amistad. Sobre todo cuando compartimos días surfeando enfrente de su centro, y cuando salimos del agua siempre hay algo que comentar. Sin duda es un ejemplo a seguir, siempre he dicho que me gustaría ser como él, tanto como persona como desde el punto de vista deportivo. Es un grande.

-El longboard no es precisamente un deporte asequible. Viajes, equipación, materiales…. ¿Cuentas con algún apoyo para financiar tus pruebas?
Tengo patrocinadores que me ayudan (Deja Vu Slider Essentials, Pizzería Italia, Tamañeros, Skullcandy, Neff Headwear, Eclipse Surfboards, Carver Skateboards y el fisioterapeuta David Mellado). Cada uno aporta su grano de arena como puede. Todo el material de surf es caro y no todo el mundo puede comprarse 5 tablas o viajar todo el año. Mis abuelos y mi padre me ayudan con lo que pueden. Pero aun no puedo afrontar los costes para participar en campeonatos internacionales como los de Hawaii, China, Japón o Perú. Todavía no tengo un patrocinador tan grande como para poder participar en eventos mundiales.

-¿Alguna anécdota?
Al no tener coche y que mi padre trabaja o no puede llevarme, siempre he cogido autobuses , trenes… Viajo en coche con gente y siempre con tablas prestadas, pero siempre me ha ido muy bien. Recuerdo que en julio de 2012, participé en el Salinas Longboard Festival y tuve que hacer un viaje de 15 horas en autobús, 3 horas de coche hasta llegar a Asturias, y la vuelta 11 horas de tren. Todo gracias a mi gran amigo Miguel Ángel Sampalo Bishop que me llevó y me prestó su tabla para poder competir.

-Mejor lugar en el que hayas estado para disfrutar de olas
Les Cavaliers, una playa de un pueblo de Francia en Anglet, son olas muy largas, de buena calidad y con fuerza. En Italia, sitios como Varazze, Finale-Ligure o Pietra – Ligure. En nuestro país, lugares como Almerimar, Mojacar o Faro de Trafalgar, en Cádiz.