miércoles, 28 febrero 2024

A un segundo de su quinto Campeonato de España de Atletismo corriendo en solitario

28 enero 2014
Almería
Atletismo Almería

Manuel Rodríguez en pleno esfuerzo en la pista malagueña

Comparte esta noticia en tus redes

Manuel Rodríguez estrena 2014 en el Control de la Federación Andaluza y espera llegar a Sabadell

En todos los deportes hay estrellas consagradas que se llevan todos los focos, y en el deporte rey de verdad, el atletismo, no iba a ser menos. De entre ellos, muy pocos tienen repercusión y fama mundial al mismo nivel que otras modalidades deportivas mayoritarias, y casi todos se han hecho mitos en los Juegos Olímpicos. Pero entre los cuatro años que median de unos para otros hay miles de pruebas repartidas en el tiempo, y de las 35 mil horas, más de dos millones de minutos, ni se sabe cuánto se dedica al entrenamiento. Una máxima es la del sacrificio tanto dentro de la pista como en la vida cotidiana, pero no es la única llave para el éxito. Es más, ya a ciertos niveles manda la calidad, y esa es innata.

La dura pugna comienza con uno mismo, y luego sigue con los rivales en las clasificatorias, pero siempre dicta sentencia el cronómetro o la cinta métrica. El camino es largo, y en él se quedan miles y miles de atletas que a pesar de todo son un ejemplo. Más fácil lo tienen los que deben pensar únicamente en mejorar sus registros, consagrando su vida al completo a la consecución del logro, pero esos son los menos. Volviendo a lo de ‘a ciertos niveles’ también es verdad que la mayoría cuenta con ayudas, mayores o menores, pero ayudas al fin y al cabo, y que una minoría silenciosa tiene que tirar de la citada calidad innata y sobre todo del también citado sacrificio, físico y personal, para poder codearse y dejar huella en los niveles más elevados.

Es el caso de Manuel Rodríguez, que entrega todo su tiempo de ocio al atletismo con una generosidad que este deporte no le devuelve a modo de sponsor. Primero es trabajar para poder vivir, y después vivir para entregarse a su pasión atlética, así que el hecho de que consiga lo que otros muchísimos no pueden ni soñar, participar en el Campeonato de España y encima hacerlo dando un gran nivel, tiene un enorme mérito. Su primer contacto con la pista en este 2014 fue en el Control Federativo llevado a cabo en Antequera por parte de la Federación Andaluza, buscando registros mínimos tanto para el campeonato autonómico como para el nacional en pista cubierta, y ya de entrada se quedó a un segundo de la marca necesaria para el nacional.

Más mérito tiene si cabe el hecho de que su galopada fuera en solitario de principio a fin. Como único corredor en pista, lo que indica que va por encima de las pretensiones que se pueden tener en toda Andalucía, el mediofondista de Almería dejó excelentes sensaciones parando el crono en 1’54”03, a un escaso segundo del registro que la RFEA tiene fijado como mínima (1.53.00) para participar en el 50º Campeonato de España Absoluto de Atletismo en Pista Cubierta. El Interprovincial del pasado sábado día 25 de enero fue su primera intentona, y de entrada ya rozó la consecución de un objetivo claro: su quinta participación en el Nacional, que tendrá lugar en Sabadell entre los días 22 y 23 de febrero.

A pesar de las limitaciones de tiempo para su preparación, al tener que dedicar el día a ocupaciones profesionales obligado por la falta de ayudas a este deporte, el almeriense espera ser capaz de mejorar esa ya muy buena marca y alcanzar el registro que le permita volver a encontrarse de nuevo con los mejores atletas españoles de la distancia actualmente reina del atletismo, los 800 metros, entre los que es conocido y al mismo tiempo reconocido. Su figura es un clásico ya en estas pruebas, y los más grandes del país reconocen que está cualificado para dar mucha más guerra a poco que cuente con el empujón económico necesario que le permita prepararse a conciencia. Si esa oportunidad llegara, Manuel Rodríguez podría descubrir cual el su techo real, mucho más elevado del que conoce actualmente.