lunes, 8 agosto 2022

El Museo de Arte ‘Doña Pakyta’ expone un retrato inédito de Nicolás Salmerón

26 octubre 2021
Almería
cuadro nicolas salmeron05

Comparte esta noticia en tus redes

La obra de Santiago Rusiñol ha sido cedida por la familia del almeriense y podrá visitarse hasta el 2 de diciembre.

La ciudad de Almería exhibe desde este martes un retrato inédito del ilustre político, abogado y filósofo Nicolás Salmerón y Alonso en el Museo de Arte Doña Pakyta. La pintura es un óleo sobre lienzo, obra del artista, literato y máximo exponente del Modernismo español Santiago Rusiñol, y protagonizará la sección obra invitada del espacio museístico hasta el próximo 2 de diciembre.

cuadro nicolas salmeron01

El retrato ha sido presentado por el concejal de Promoción del Ayuntamiento de Almería, Carlos Sánchez, el director de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y del museo, Juan Manuel Martín, y tres biznietas de Nicolas Salmerón, que han cedido la obra para su exposición. Una muestra que también es posible con la producción de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, la coorganización del Ayuntamiento de Almería y la colaboración de la Diputación Provincial.

Juan Manuel Martin ha explicado que la imagen muestra “esa influencia y esa referencia al Greco, que es bastante evidente si nos fijamos en la postura, en esa frontalidad y en ese aire de cierto misticismo que hay en torno a la mirada de Nicolás Salmerón”. En esa línea ha hecho referencia a El caballero de la mano en el pecho, obra que Ruisiñol copiaría en el Museo del Prado.

Por su parte, Teresa Barbado, biznieta de Salmerón, ha señalado que “este cuadro ha estado en casa de mis padres toda la vida y, tras su muerte, lo hemos traído a nuestra casa de Alhama de Almería. Para nosotros es un placer que pueda estar aquí para ser visto por todos los almerienses, forma parte de nuestro ADN”.

El retrato de medio cuerpo muestra a Nicolás Salmerón vestido con un elegante chaqué negro, chaleco, camisa y pajarita blancas y ocupa prácticamente todo el lienzo. Rusiñol concentra toda la atención en el rostro del protagonista, que ofrece una mirada profunda y dirigida al espectador. Además, el artista renuncia a la representación minuciosa de los rasgos de Salmerón.

En este sentido, Rusiñol expresa su capacidad introspectivay traslada al lienzo el carácter de Nicolás Salmerón, aunque no descuida el parecido fisionómico. Y lo hace con austeridad en los recursos y economía en el color, poniendo de manifiesto la influencia de la estética simbolista y la obra del Greco.

Salmerón, una figura influyente
El retrato de Nicolás Salmerón esconde una intrahistoria singular. Además de una obra de arte, representa un recuerdo de 1897, año en que el almeriense visita la ciudad de Sitges para pasar las vacaciones estivales. Aprovechando su estancia, Rusiñol entendió que la presencia Salmerón en un acto podía dar el empuje necesario para construir una escultura en homenaje al Greco.

Para ello, fue invitado al acto de la primera piedra, que a la postre quedaría recogido en este retrato a modo de recuerdo. Una obra de 1897 que finalmente ve la luz y podrá ser disfrutada por almerienses y visitantes. Se podrá encontrar en el Museo de Arte Doña Pakyta de martes a sábado, de 10.30 a 13.30 y de 17 a 20 horas, y los domingos de 10.30 a 13.30