miércoles, 22 mayo 2024

Hip Hop Street Vícar moviliza a más de 700 participantes y a miles de jóvenes amantes de la cultura urbana

20 enero 2020
Vícar
Hip Hop Vícar

Comparte esta noticia en tus redes

Conciertos, competiciones de BreakDance o B-Boyinng, Skate y Basket 3×3, concursos de Graffiti, Batalla Freestyle y BMX y exhibiciones de Parkour y Workout, han dado contenido al evento, desarrollado en distintas instalaciones de Puebla de Vícar y La Gangosa.

Un año más, Vícar se ha convertido, durante casi quince horas, en la capital de la cultura urbana con la celebración de la decimosexta edición del festival internacional Hip Hop Street, «uno de los eventos más importantes y de mayor contenido para los jóvenes que se celebran anualmente», explica el Ayuntamiento de Vícar en una nota.

Graffiti
Los murales y graffitis permanecerán en los espacios públicos del municipio

La de este año ha sido «un completo éxito, con miles de jóvenes siguiendo las actividades dentro de un ambiente de convivencia y respeto, valores que una vez mas se consiguió transmitir a lo largo de todo el evento», añade el comunicado.

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, que ha seguido todas las actividades, ha destacado el trabajo de graffiteros, skaters, traceurs, raperos, breakers y demás artistas urbanos, que con sus conocimientos y habilidades han hecho posible un gran Hip Hop Street.

Bonilla Hip Hop
El alcalde socialista Antonio Bonilla, como cada edición, presente y participante

Conciertos, competiciones de BreakDance o B-Boyinng, Skate y Basket 3×3, concursos de Graffiti, Batalla Freestyle y BMX y exhibiciones de Parkour y Workout, dieron contenido al evento, desarrollado en distintas instalaciones de Puebla de Vícar y La Gangosa en una jornada que se vio acompañada por más de 700 participantes, entre breakers, skaters, graffiteros, traceurs, raperos, músicos y baloncestistas urbanos que acudieron a esta cita anual de Vícar con la cultura urbana.

La actividad se puso en marcha en Puebla de Vícar, en cuyo skatepark, con un ligero parón por la lluvia, se desarrollaron los campeonatos de Sub-16 y Absoluto de Skate, con la participación en su conjunto de medio centenar de skaters, cuyas finales, disputadas por la tarde, resultaron muy reñidas y en la que se pudo observar entre los finalistas una mayor destreza sobre el monopatín, tanto en rampa como en saltos por otros elementos del circuito.

También por la mañana a escasos metros de las pistas de skate, en el antiguo campo de fútbol de Puebla de Vícar, medio centenar de traceurs realizaron sus exhibiciones de Parkour, con arriesgados saltos y acrobacias, sobre un circuito repleto de obstáculos, que fueron salvando tanto de forma individual como colectiva.

La matinal en La Gangosa estuvo centrada en el concurso de Graffiti, el torneo de Basket 3×3 y la competición de BMX. En el primero veintiocho pintores urbanos, dieciocho de ellos en equipo, comenzaban a esbozar los murales que durante un año decorarán el exterior del Pabellón de Deportes José Cano.

En cuanto al Basket 3×3, decenas de jóvenes siguieron los enfrentamientos bajo la solitaria canasta, de los equipos masculinos y femeninos que pugnaron por el título de esta edición, en unos encuentros, la mayoría muy igualados. Los saltos y acrobacias BMX, pusieron el broche final a la nublada mañana en el tramo de la clle Aguamarina, colindante con el José Cano, Una competición que dejo un buen sabor de boca en su debut, tras dos años en los que la BMX formó parte del Hip Hop Street, como exhibición.

La jornada vespertina y con un pabellón de deportes a rebosar, se disputó el campeonato B-Boying Duelo en el Desierto, con unos 350 b-boys y b-girls , distribuidos en treinta y ocho bandas dass o crews, que durante cinco horas, se batieron en unos apasionantes y reñidos combates de breakdance, al ritmo de la música marcada por algunos de los mejores DJ´s de España y puntuados por los mejores jueces de break del mundo, procedentes de Finladia,Polonia, China y Taiwan.

Duelo en el Desierto ha vuelto a ser la actividad estrella del festival, poniendo en valor el por qué es uno de los eventos más importantes de Europa de B-Boying o Breakdance.

Los cerca de 400 participantes, entre breakers, jueces y Dj’s, han querido dejar claro el peso que esta competición por equipos tiene entre los amantes del Hip Hop, que un año más llenaron las gradas del pabellón de deportes de La Gangosa, a lo largo de las cerca de siete horas de competición.

Desde el primer scratch al último crossfader, sobre la mesa de mezclas, todo fue un espectáculo de top-rocking, foot-woorking, freezes y powermoves, sobre la pista, donde los b-boy y b-girls hicieron las delicias de un público que llenó las gradas del recinto deportivo de La Gangosa.

Paralelamente, en la Plaza Anfiteatro Pablo Iglesias de La Gangosa se desarrollaba, en medio de una gran expectación, otro de los grandes atractivos de esta edición, la batalla Freestyle Gold Battle, en su final nacional, que por sexta edición se ha celebrado dentro del programa del festival de cultura urbana.

Un total de dieciocho raperos, quince salidos de las distintas fases regionales celebradas, a los que se sumaron los tres clasificados directamente de la final del pasado año, se fueron batiendo en duelo, con improvisados diálogos sobre una base musical, en busca de un prestigioso título, y el pase a la final internacional de la Gold Batlle en Argentina.

Era una de las actividades más esperadas de esta edición y no defraudó. Los raperos Tirpa, Mnak,Nasher, Halex IDE, Jesus LC, Aigor, Gazir, Swwt Pain, Xinoco, Eskape, Botta, Santo, Sof, Vivi, Kensuke y Mr.,Ego batallaron por el título de mejor gallo, en presencia de un numeroso público juvenil, que no dejó de aplaudir y jalear sus intervenciones.

Tras la entrega de premios de las distintas actividades, la Plaza Anfiteatro de La Gangosa, acogía los conciertos. Un showcase protagonizado por mcs almerienses, abrió el cartel, al que dio continuidad Sheriff Master y que cerró el rapero malagueñio Delaossa, junto a J. Mooos como actuación estelar de la noche.

La decimosexta edición del Hip Hop Street de Vícar, se despedía pasada la medianoche, convertida en toda una manifestación en favor de la cultura urbana.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»60″ rows=»20″]