miércoles, 12 junio 2024

El profesor Francisco Checa presenta su último poemario ‘Llamarte como éramos’ en la Villaespesa

10 junio 2024
Almería
Francisco Checa

Comparte esta noticia en tus redes

El próximo jueves 13 de junio a las 19.30 horas y tendrá lugar en la Biblioteca Villaespesa.

El próximo jueves 13 de junio a las 19.30 horas tendrá lugar en la Biblioteca Villaespesa, ubicada en la calle Hermanos Machado, s/n, la presentación del más reciente poemario del profesor, investigador, divulgador cultural y poeta Francisco Checa, Llamarte como éramos; un libro publicado por la editorial almeriense Yeray Ediciones , como parte de su colección Poesía y Pensamiento, que coordina el actor y poeta Fernando Labordeta.

El acto consistirá en una charla con el autor, el coordinador de la colección y la invitada Elena Jaime de Pablo, profesora de literatura irlandesa en la UAL, crítica literaria y activista cultural con el público asistente y habrá firma de ejemplares a la finalización.

Sobre el autor

Paco Checa (Lanteira, 1960) es poeta, casi siempre por obligación. Y la vida le ha forzado a menudo: reencuentros, la muerte de un hermano, pandemia inesperada, quizá el amor… (atesora ya seis poemarios). Filósofo de formación y antropólogo de vocación, su mirada se filtra desde las perspectivas que dan el conocimiento y la razón, la experiencia y la cultura sentida. Nunca ha perdido el sentido crítico de la existencia, como exigencia vital. Su antídoto para los embistes de las derechas reaccionarias y populistas continúa siendo la deconstrucción de lo políticamente correcto desde las aulas universitarias.

Sobre Llamarte como éramos

Este es un poemario de amor, aunque no le falten dolor y desgarro. Del amor de siempre, hijo del placer que anida en el roce de la piel herida, del tacto que cada abrazo guarda. Del amor entre personas que se necesitan, desde el puro deseo y atracción física o de la magia de sentirse únicos. Es la obscuridad del erotismo hipersensual y pansexual. El amor como fuerza telúrica que arriba desde el infinito, atado a un cordel. Huele a fuego y carbón, a luz y humedad. Por eso descifra sombras y silencios y permite al lector sentirse protagonista: como ser amante y amado, almero y almado.