viernes, 1 julio 2022

El escritor Manuel Moyano presenta en Almería ‘El imperio de Yegorov’, su última novela

19 mayo 2015
Almería
Manuel Moyano, escritor

Manuel Moyano

Comparte esta noticia en tus redes

La presentación tendrá lugar el viernes, 22 de mayo, a las 19:30 y contará con la presencia de Pepe Criado.

El escritor Manuel Moyano (Córdoba, 1963), presentará en la Librería Picasso de Almería su última novela, El imperio de Yegorov, finalista al Premio Herralde de Novela. La presentación tendrá lugar el viernes, 22 de mayo, a las 19:30 y contará con la presencia de Pepe Criado.

Portada de la novela de Manuel Moyano
Portada de la novela de Manuel Moyano

Sobre la obra de Manuel Moyano
Sus obras publicadas son El amigo de Kafka (2001), relatos; Dietario mágico (2002), ensayo sobre la actualidad del curanderismo en la Región de Murcia; El oro celeste (2003), relatos; Galería de apátridas (2004), recopilación de artículos publicados en prensa; El lobo Periago (2005), ensayo sobre la presencia del lobo en la Región de Murcia; La memoria de la especie (2005), libro exploratorio entre géneros; La coartada del diablo (2006), novela fantástica; El experimento Wolberg (2008), colección de relatos; Teatro de ceniza (2011), microrrelatos y Travesía americana (2013), libro de viajes.

El imperio de Yegorov
Finalista al Premio Herralde de Novela 2014 y publicada en 2015 por la editorial Anagrama, esta novela fue escrita, según su autor, desde la decisión de no contar una historia lineal, desde la certeza de querer contar una historia sin narrador omniscente.

¿Cómo lo consiguió?
Según palabras de Moyano, a través de flashes. «Estos flashes son documentos: desde cartas y correos electrónicos hasta transcripciones de grabaciones, informes detectivescos, noticias e incluso un prospecto médico».

Ante esta aventura, Manuel Moyano temió que el libro se le fuera de las manos, pero le encajaron las piezas de forma tan admirable que la narración surge en el entendimiento de la persona que lee y se construye en su propio pensamiento.

La estructura de El imperio de Yegorov da la impresión de ser perezosa, como el esqueleto de una historia que no se ha completado con sus carnes correspondientes, con sus venas y con sus nervios. Pero esta sensación es pasajera. Comienzas a leer este libro y te posee una persistente intriga que no satisfaces hasta que lo terminas. Y vas sorprendiéndote inteligentemente con los elementos tan comunes que el autor introduce, como una conversación por mail, un mensaje de texto en el teléfono y con la gran riqueza metafórica y satírica de la narración, que, feroz, parece apuntar a la demolición del ego divinísimo que mueve los hilos del poder en la sociedad consumista, pues fabula sobre la ambición, la codicia y los peligrosos monopolios capitalistas.

¿Y de qué argumento parte Manuel Moyano en esta novela?
Una mujer enferma durante una expedición en la selva. Para mantener la vida, necesita tomar regularmente una planta que, a su vez, la mantiene eternamente joven. La acción se desarrolla a partir de los intereses personales y de poder que se crean cuando se logra sintetizar y vender el elixir de la eterna juventud, a pesar de que haya que contaminarse de la enfermedad para lograr la inmortalidad.

La novela resulta apasionante. Moyano asegura que un secreto importante para escribir novelas vivas, como esta, es, precisamente eso, vivir, para transmitir pasión en lo escrito. Manuel Moyano no se aburre escribiendo, que es la mejor determinación para no deprimir a quienes le leemos. En sus palabras, “La gestación de El imperio de Yegorov fue un verdadero festín creativo: mientras duró me sentí poseido por la siempre esquiva musa”.

Ricardo Reques describió este libro con precisión: “Casi medio centenar de personajes desfilan por esta novela en la que cada elemento es relevante, calibrado y medido, al igual que sucede con los mejores cuentos de Moyano, género que cultiva con enorme maestría.”

El gusto de Manuel Moyano por la narrativa fantástica, tan delicadamente precisa como en su homólogo el granadino Ángel Olgoso, por la antropología más heterodoxa y por los viajes, se funden para crear un cóctel único de ficción literaria que burbujea en El imperio de Yegorov.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*