jueves, 26 mayo 2022

‘Desert Duel’, música electrónica y arte urbano desde un «paraje perdido» de Níjar

29 marzo 2021
Provincia
img-defecto

Comparte esta noticia en tus redes

En un homenaje a Sergio Leone y a Ennio Morricone, a través de una sesión multidisciplinar a cargo del almeriense I Am Divided, y el catalán Lucas Milà.

El productor de música electrónica, el almeriense I Am Divided, y Lucas Milà, reconocido artista urbano barcelonés, aúnan fuerzas y talentos para protagonizar Desert Duel, una pieza que ha sido grabada en «una zona bien conocida por su paisaje desértico y el rodaje de infinidad de películas, más particularmente por las que se hicieron bajo el género Spaghetti Western durante los años 60″, en un «paraje perdido» del municipio de Níjar.

Un homenaje a Sergio Leone y a Ennio Morricone, a través de una sesión multidisciplinar a cargo del almeriense I Am Divided, y el catalán Lucas Milà
Sesión multidisciplinar a cargo del almeriense I Am Divided (David Touboul), y el catalán Lucas Milà

Desert Duel es un proyecto ideado y gestado durante la pandemia que nace de la inquietud de dos artistas de disciplinas distintas. Juntos han querido poner en común su obra para mostrarla de una manera original y así, de paso, tener el pretexto de pasar un buen momento haciendo lo que más les gusta.

Con esta producción han querido rendir homenaje de una manera especial a este estilo de cine y en particular a dos de las figuras más representativas de dicho fenómeno: Sergio Leone y Ennio Morricone.

Una vez adentrado en Desert Duel, el espectador entenderá el porqué de este tributo a dos de los grandes genios del celuloide. “Un viaje que nos transporta por los paisajes lunares y colores ocres característicos de la naturaleza almeriense.

Una conjugación de sonidos e imágenes, música electrónica y pintura que no dejará impasible a nadie”, como explica I Am Divided.

Desde el punto de vista artístico, Lucas Milà se encargó -con sus pinceles- de amenizar con una performance la sesión de I Am Divided, quién montó su set de controladoras, caja de ritmos y sintetizador en su tierra natal, en un magnífico paraje desértico, digno de la localización de una gran producción cinematográfica.

Son algo más de 54 minutos en los que el ecléctico, valiente y exuberante imaginario sonoro de I Am Divided -que fluye desde el techno a la IDM, pasando por breaks, dream-pop, trip-hop, bass, electro, jungle, future-garage, etc.- se sinergia, en vivo, con el trabajo de Lucas Milà.

Esta autoproducción ha contado con Estela García a la dirección de fotografía, el reconocido estudio de postproducción barcelonés Inocuo The Sign y en el que los propios I Am Divided (David Touboul) y Lucas Milà se han encargado de la dirección.

[blog_posts style=»m1″ share=»on» count=»10″ pagination=»on» ad_count=»3″]