jueves, 1 diciembre 2022

Ustea denuncia el alta forzosa a cuatro docentes con embarazo de riesgo en Almería

28 septiembre 2022
Almería
USTEA

Comparte esta noticia en tus redes

A juicio de Ustea, esta práctica pone en serio riesgo la salud y la vida de estas docentes y sus bebés, ya que muchas de ellas están en las semanas finales de sus embarazos, o con serias patologías, dolencias o dificultades, tanto de las madres como de sus hijos.

La Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de Andalucía, Ustea ha denunciado que, durante el pasado lunes, 26 de septiembre, recibieron la consulta de cuatro docentes embarazadas de riesgo, que habían recibido un SMS para obligarlas a incorporarse este martes a su puesto de trabajo bajo amenaza de perder su empleo. 

A juicio de Ustea, esta práctica «pone en serio riesgo la salud y la vida de estas docentes y sus bebés», ya que muchas de ellas están en las semanas finales de sus embarazos, o con serias patologías, dolencias o dificultades, tanto de las madres como de sus hijos, que se ven obligadas a desplazarse con vehículos a decenas o centenares de kilómetros de su domicilio para desempeñar su labor, «y que destroza la planificación de los centros al cortar las sustituciones de las personas que las reemplazaban». Además es una práctica que, por sí misma, añade un gran estrés a las gestantes, complicando aún más su situación médica y la de sus hijos

Ustea relata en una nota la cronología de los hechos: «Hemos acompañado de urgencia a una de las embarazadas a la Delegación Territorial de Salud de Almería, donde no nos han atendido , teniendo que  pedir una cita previa para días posteriores. Seguidamente hemos ido a la Bola Azul, donde el inspector médico a dicho , según  las afectadas, que las pruebas médicas aportadas podrían no ser ciertas, o que la lumbalgia que le impide estar de pie o conducir no es una enfermedad ni riesgo para el embarazo. También nos hemos puesto en contacto con el instituto de la mujer, dándonos un teléfono de atención ‎900 200 999 , pero dejando claro que este no es suele ser su ámbito de acción. Sorprendente.

Exigimos la protección de la salud y la vida en primer término, tanto de nuestras compañeras como de sus bebés, y que quienes están realizando estas altas masivas sean sancionados por ponerlas en riesgo», e iniciarán «gestiones para denunciarles en inspección de trabajo y en la propia Fiscalía por tratarse de una práctica abusiva y discriminatoria por parte de la administración médica».

Hace tres años una compañera que se encontraba embarazada de gemelos, en IT y reposo absoluto, y con domicilio en otra provincia, fue obligada por la inspección médica  a presentarse personalmente para su valoración. En el camino de regreso sufrió un aborto y perdió a sus hijos. «Por ello no permitiremos que ninguna de nuestras compañeras tengan que pasar por una situación así. Y recordamos a las autoridades médicas que son ellos quienes han de velar por la salud y la vida de la población en general, y a las autoridades educativas, que han de velar por los derechos de sus trabajadoras», concluye Ustea.