martes, 6 diciembre 2022

Detienen a un joven de 22 años y desmantelan un punto de venta de tabaco y droga en Roquetas de Mar

9 diciembre 2020
Roquetas de Mar
Fotografia OP Oliplan

Foto Guardia Civil

Comparte esta noticia en tus redes

La vivienda, situada en una zona céntrica y conocida del municipio de Roquetas de Mar, poseía un sofisticado sistema y control monitorizado de vigilancia y de seguridad del inmueble.

La Guardia Civil de Almería, como resultado de la denominada Operación Oliplan, ha detenido a un joven de 22 años como autor de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico e hídrico y sancionado como infractor a la Ley de Represión de Contrabando.

Esta nueva actuación está enmarcada dentro de las actividades que la Guardia Civil desarrolla en la provincia, con el objeto de erradicar el cultivo, elaboración y distribución de sustancias estupefacientes.

Agentes de la Guardia Civil, en su labor preventiva y sensibilizados por el impacto que podría tener la existencia de un cultivo indoor que ocuparía varias viviendas en un edificio en la localidad de Roquetas de Mar, iniciaron una investigación para determinar la veracidad y alcance de dicho cultivo.

En el inicio de indagaciones, los agentes, haciendo uso de las diferentes técnicas y conocimientos operativos de investigación para la lucha contra el tráfico de estupefacientes, detectaron una elevada actividad en uno de los inmuebles, que determinaron la convicción de que estaba siendo utilizada como lugar de cultivo, venta y consumo de drogas, por lo que se diseñó un dispositivo de intervención e inspección.

El inmueble contaba con un sofisticado sistema y control monitorizado de vigilancia y seguridad, en donde se había instalado cámaras que permitían identificar a los consumidores que quisiesen adquirir este tipo de sustancias, además tenía una doble puerta de hierro para evitar y dificultar el acceso a la vivienda.

Ante tales hechos y en base a la línea de investigación, la Guardia Civil procedió a la inspección y registro de la vivienda localizando en una de las habitaciones, una instalación que sustentaba un cultivo indoor de marihuana (Cannabis sativa) de 202 plantas,en donde además se intervinieron 5 máquinas de A/A, 24 reflectores y 20 balastros interconectados a dos cuadros eléctricos.

En el trascurso de la inspección, los agentes localizaron en otra habitación, 1.827 gramos de cogollos de marihuana ocultos en recipientes de plástico, bolsas de basura y herméticas envasadas al vacío, numerosas dosis de marihuana dispuestas para su venta y consumo.

Además se ha intervenido material de envasado e instrumental de precisión, junto a 66 gramos de hachís sin dosificar, un machete de grandes dimensiones, una defensa extensible y 546 cajetillas de tabaco de contrabando carentes de precintas fiscales.

Así mismo, los agentes de la Guardia Civil comprobaron la existencia de un total de 53 enganches ilegales a la red eléctrica y 33 al suministro hídrico, que fueron sido neutralizados por personal técnico de Endesa e Hidralia.

Finalmente, esta operación ha permitido desmantelar un punto activo de venta de droga y la detención de una persona como autor de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico e hídrico y sancionado como infractor a la Ley de Represión de Contrabando.

Las diligencias instruidas junto al detenido, droga y efectos intervenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción núm. 5 de Roquetas de Mar.