sábado, 1 octubre 2022

Reconoce ante el juez haber matado a su amigo por una botella de cerveza

16 marzo 2012
Almería
Audiencia Provincial de Almería

Audiencia Provincial de Almería

Comparte esta noticia en tus redes

El jurado popular considera probado que A.O. asestó 13 cuchilladas a la víctima

Un jurado popular ha declarado culpable al hombre de 52 años que, en septiembre de 2010, mató con un machete a un compatriota con el que compartía vivienda en un paraje rural de El Ejido (Almería) tras mantener una discusión con él por una botella de cerveza. El fiscal, tras la lectura del veredicto en audiencia pública ante el tribunal de la Sección Primera, ha pedido un total de 11 años de prisión por un delito de homicidio, solicitud a la que se han adherido los letrados de la acusación particular y la defensa.

El jurado considera probado que A.O. asestó 13 cuchilladas a la víctima, un hombre de 58 años identificado como M.B., y que en el momento de cometer el crimen no tenía afectada su capacidad por el consumo de alcohol durante tres días consecutivos.

El testimonio de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad  apunta a que A.O. no tenía sintomas de estar ebrio y estaba, pues, en plenitud de facultades. Para apuntalar la autoría del crimen, el jurado ha atendido, asimismo, al informe forense y a las pruebas periciales practicadas en la ropa que vestía el acusado, en la que se encontraron muestras de sangre de la víctima. Además, en el acto de juicio reconoció los hechos ante el tribunal.
Para el procesado, que se enfrentaba inicialmente una petición fiscal de 15 años de prisión como autor de un delito de homicidio, el Ministerio Público ha solicitado el pago de una indemnización de 200.000 a la familia de la víctima.

El procesado aseguró que no era «consciente» de lo que hacía ya que ambos llevaban «tres días bebiendo» si bien reconoció que inició una discusión con la víctima debido a una «botella de cerveza». A preguntas del fiscal indicó que «con la borrachera» no se dio cuenta de sus acciones y reconoció ser el autor del ataque con un machete que causó la muerte a M.B. en la madrugada del 13 de septiembre de 2010. A.O., relató que durante tres días estuvieron «saliendo y entrando para ir a la playa y a comprar bebida y comida» y que, una vez cometió el crimen, llamó a la Policía Local de El Ejido y contó que había «una persona muerta» en su casa aunque no confesó los hechos.

El acusado compartía un cortijo ubicado en el paraje ‘El Limonar’, en la barriada de San Agustín, con la víctima. A una hora no determinada entre las 05,00 y las 08,00 horas del 13 de septiembre, se inició una discusión entre ambos en el exterior del inmueble y, tras agarrar un machete, la pelea se trasladó al interior de la vivienda donde le asestó hasta 13 cuchilladas en el tórax y el abdomen.

El autor del homicidio, con antecedentes penales por un robo con violencia e intimidación y una orden de expulsión del territorio español pendiente, fue quien dio aviso a las autoridades de lo ocurrido y esperó en el domicilio del siniestro hasta la llegada de los agentes de la Policía Local y la Guardia Civil que practicaron su detención.