lunes, 3 octubre 2022

Simulan el secuestro de su hijo de 13 años para ajustar cuentas por un robo de droga

18 febrero 2022
Almería
OP CIRERA DETENCION CUEVAS ALMANZORA2

Comparte esta noticia en tus redes

La Guardia Civil de Almería detiene a los padres del menor tras reclamar los supuestos secuestradores, familiares de la víctima, 20.000 euros por liberar al adolescente.

Agentes de la comandancia de la Guardia Civil de Almería, en el marco de la Operación Nidrago, desarrollada en el marco de las Diligencias Previas 177/2022 del Juzgado de Instrucción nº 5 de Almería, ha detenidoa dos personas por la comisión de un delito de denuncia falsa y simulación de delito.

La investigación se iniciaba cuando la noche del 9 de febrero, tras haber realizado llamada previa al 062 y al 112, fue denunciada la desaparición de un menor de 13 años.

Su madre informó a los agentes que esa misma tarde había desaparecido su hijo y que estaba recibiendo llamadas de un amigo de la familia que le comunicaba que se había llevado al menor, dándole instrucciones para que entregara la cantidad de 20.000 euros a unas terceras personas como requisito para proceder a su liberación.

Los hechos causaron una gran alarma social en la localidad, debido a que la madre difundió en redes sociales la foto del menor de edad y la foto del denunciado, en un cartel que informaba de que esa persona había secuestrado al menor y estaba pidiendo dinero a la madre para la liberación.

La investigación fue asumida desde el inicio por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Almería, con el apoyo de la Unidad Central Operativa y, tras dos días de investigación, se determinó que se trataba de una simulación de delito.

El avance de la investigación y la obtención de indicios claros y objetivos que señalaban la participación de los padres en los hechos produjeron que se estableciera un cerco contra ellos por parte de los investigadores.

Dado que el menor no había sido localizado se continuó con el dispositivo de búsqueda y con las labores de investigación.

Las actuaciones de los agentes provocaron que los padres se vieran obligados facilitar la aparición del menor, cobrando fuerza la hipótesis de que los padres, tras haber sufrido un robo de droga por parte del supuesto secuestrador, le denunciaban como responsable de la desaparición.

El niño fue localizado la tarde del 11 de febrero en Almería, procediéndose a su ingreso en un Centro de Acogida Inmediata de menores en desamparo. Después fueron detenidos los padres.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de instrucción número 5 de Almería.