martes, 31 enero 2023

SATSE reclama a la Junta de Andalucía que las enfermeras y fisioterapeutas estén en el Grupo A

20 enero 2023
Andalucía
enfermeras

Comparte esta noticia en tus redes

SATSE ha reclamado al consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública y la consejera de Salud y Consumo que realicen las actuaciones oportunas para acabar con la grave discriminación que sufren las enfermeras y fisioterapeutas, al pertenecer al subgrupo A2 de clasificación profesional, y que se incluyan en un Grupo A, sin subgrupos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado a los consejeros de la Junta de Andalucía de Justicia, Administración Local y Función  Pública, José Antonio Nieto, y a la consejera de Salud y Consumo, Catalina  García, que realicen las actuaciones e iniciativas oportunas para acabar con la  grave discriminación que sufren las enfermeras y fisioterapeutas de Andalucía, al  pertenecer al subgrupo A2 de clasificación profesional, y que se incluyan en un Grupo A, sin subgrupos. 

Dentro de la estrategia de acción sindical que está desarrollando en todo el  Estado, y después de dirigirse ya al Gobierno y al Defensor del Pueblo, SATSE da  un nuevo paso y pide la intermediación de los responsables de Sanidad y Función  Pública de Andalucía, ante la injusta y anacrónica situación de desigualdad que  sufren las enfermeras y fisioterapeutas respecto a otros profesionales sanitarios y  empleados públicos en lo relativo a su categoría profesional. 

“La actual clasificación profesional ha quedado obsoleta y trasnochada ante los  cambios experimentados por el sistema educativo de nuestro país y el desarrollo  competencial de profesionales, como son las enfermeras o fisioterapeutas, cuyo  desarrollo profesional es absolutamente imprescindible para la mejora de la  sanidad y la atención a pacientes y ciudadanía”, apunta.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería recuerda que, tras la implantación en  España del Espacio Europeo de Educación Superior, promovido por los  Acuerdos de Bolonia, se extinguieron los planes de estudios de licenciatura y  diplomatura, y, desde ese momento, todos los titulados universitarios obtienen  un título de Grado. Entre ellos, se incluyen las enfermeras, enfermeros y  fisioterapeutas, con los mismos créditos ECTS (240) que la mayoría de  titulaciones universitarias. 

No obstante, las enfermeras y fisioterapeutas andaluces permanecen en el  subgrupo de clasificación profesional A2, dentro del Grupo A, lo que repercute  negativamente en su desarrollo y avance profesional, ya que, en la actualidad,  no se les permite acceder a puestos relacionados con la gestión y dirección de  alto nivel, como las gerencias de áreas y centros sanitarios, por ejemplo, o a  grupos de investigación y docencia, apunta. 

Por ello, en las cartas remitidas a los consejeros autonómicos, SATSE expone  de manera detallada todos los argumentos que justifican la urgente necesidad  de que el Gobierno modifique el artículo 76 del Estatuto Básico del Empleado  Público (EBEP), para suprimir la división del Grupo A en los subgrupos A1 y A2,  estableciendo un solo Grupo, el Grupo A. 

“Consideramos que no es ajustado a derecho que títulos oficiales universitarios  de Grado, que cuentan con un plan de estudios de 240 créditos, se adscriban  automáticamente al subgrupo A1 o A2, obviando los criterios de clasificación a  tal fin impuestos por el artículo 76 del EBEP solo por el mero hecho de que,  antiguamente, las titulaciones concretas fuesen antes una diplomatura o una  licenciatura”, agrega.  

Al respecto, desde SATSE se incide en que que la falta de voluntad política de  asumir el reto que exige implantar la nueva clasificación de la función pública,  ajustada a la evolución que ha experimentado el sistema educativo, al proceso de reordenación de los títulos universitarios y al desarrollo competencial  experimentado por algunas profesiones, caso de Enfermería y Fisioterapia, está  perpetuando una situación sin el preceptivo sustento legal en miles de  empleados públicos. 

Por último, y dado que la profesión enfermera está formada por mujeres en casi  un 90 por ciento, el Sindicato de Enfermería considera que se está ahondando la  brecha existente de éstas respecto a colectivos mayoritariamente masculinos, al  dificultar su desarrollo profesional y el acceso a los puestos de gestión, dirección  y liderazgo sanitario e investigador en base a unos requisitos administrativos  históricos y no competenciales. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*