domingo, 19 mayo 2024

SATSE reclama a la gerente del SAS el desarrollo del acuerdo para reconocer el solape de enfermeras y fisioterapeutas 

16 abril 2024
Provincia
SOLAPE Valla Horizontal

Comparte esta noticia en tus redes

La falta de desarrollo del acuerdo que reconocía el tiempo del relevo entre turnos, el denominado solape, está provocando la paradoja de que en un mismo centro del SAS hay trabajadores que cobran por este concepto, los integrados desde las Agencias, y otros que no

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha reclamado  a la directora gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Valle García, el desarrollo del acuerdo para el reconocimiento del periodo dedicado al relevo entre  turnos de enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas como tiempo  efectivamente trabajado. 

Tal y como recuerda SATSE, el acuerdo fue firmado el pasado 20 de septiembre de  2023 por el entonces gerente del SAS, Diego Vargas, y el secretario general de  SATSE en Andalucía, José Sánchez, y en el mismo se establecía la creación de un  grupo de trabajo para el reconocimiento como tiempo de trabajo efectivo el periodo  dedicado por los enfermeros/as, enfermeros/as especialistas y fisioterapeutas a  transmitir información clínica y del estado de salud de los pacientes entre los  profesionales que se relevan en los turnos de trabajo. 

En este sentido, el Sindicato de Enfermería explica que el acuerdo entre el SAS y  SATSE fijaba como objetivo presentar las conclusiones del grupo de trabajo antes  del primer trimestre de 2024, ya sobrepasado, para poder aplicarlo a lo largo del  presente año. 

Sin embargo, el relevo en la gerencia del SAS mantiene a día de hoy sin completar  el desarrollo del acuerdo para reconocer el solape, a pesar de los diversos escritos  remitidos por SATSE a Valle García para que se retome la negociación y que hasta  la fecha no han obtenido respuesta. 

Discriminación 

El relevo entre turnos o solape de jornada es el tiempo de trabajo que una  enfermera, enfermero o fisioterapeuta dedica, fuera de su jornada laboral, a facilitar al compañero o compañera que se incorpora la información clínica y de cuidados  fundamental y trascendente sobre la evolución de todos sus pacientes. 

Unos datos que, de igual manera, recibe cuando entra a trabajar por parte del  profesional que le ha precedido en el turno anterior y que es fundamental para  garantizar la continuidad asistencial y por tanto la seguridad del paciente. 

Sin embargo, Andalucía es junto con Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha y  Galicia de las comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, que siguen en  2024 sin reconocer el solape de jornada como tiempo efectivamente trabajado. Todo ello, a pesar de que ya en el año 2000 se inició el reconocimiento de este  derecho laboral en el resto de autonomías y que de contar con diversas sentencias  que avalan esta petición en el ámbito andaluz. 

Además de SATSE denuncia que en estos momentos dentro de la propia Sanidad  andaluza se produce la paradoja que en un mismo lugar de trabajo hay  profesionales que se encuentran recibiendo una retribución por el tiempo trabajado como solape, los que se integraron en el SAS procedentes de las Agencias  Públicas, y otros profesionales que no lo reciben, con el agravio comparativo que  ello conlleva. 

Ante esta situación, concluye el Sindicato de Enfermería realizando un llamamiento  a Valle García para desbloquear el acuerdo sobre el solape en el SAS para poder  dar respuesta una a una reivindicación histórica de las enfermeras, enfermeras  especialistas y fisioterapeutas andaluces reconociendo como tiempo efectivo de  trabajo aquel dedicado para transmitir la información en el cambio de turno relativa  a los pacientes para garantizar la continuidad asistencial. 

Es, en definitiva, el reconocimiento de un trabajo que va en beneficio de la persona  a la que atiende y cuida una enfermera, enfermero o fisioterapeuta porque el  traspaso de información entre compañeros resulta muy importante para garantizar  una asistencia segura y de mayor calidad, finaliza la organización sindical.