viernes, 21 junio 2024

SATSE denuncia la precariedad de las plantillas de enfermeras en la sanidad privada

31 mayo 2023
Nacional
multitudinaria-concentracion-de-satse-ante-el-congreso-de-los-diputados

Comparte esta noticia en tus redes

Para SATSE, esta negligente y arriesgada situación en cuanto al número de pacientes asignados por enfermera en la sanidad privada evidencia una preocupante precariedad en lo que respeta a la seguridad y calidad asistencial y de cuidados.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado la precariedad de las plantillas de enfermeras y enfermeros que existe, en la actualidad, en los hospitales de la sanidad privada, y que provoca que cada profesional tenga asignado hasta más de 25 pacientes en el turno de mañana y más de 30 en el turno de noche.

SATSE ha hecho públicos los resultados de un estudio de ámbito nacional realizado en más de 90 hospitales de la sanidad privada para conocer de manera objetiva y rigurosa la dotación de enfermeras y enfermeros en las distintas Unidades de hospitalización y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs).

Según los datos obtenidos, los hospitales de la sanidad privada imponen hasta 27 pacientes asignados por enfermera en el turno de mañana y hasta 30 y 40 en el turno de noche en las plantas de hospitalización. Por su parte, en las Unidades de Cuidados Intensivos se imponen hasta 4 y 7 pacientes por enfermera en los distintos turnos de mañana, tarde o noche.

El Sindicato de Enfermería destaca, por ejemplo, que el grupo de hospitales privados QuirónSalud, con más de 30 centros analizados en el estudio, cuenta con centros en los que impone una asignación de hasta 27 pacientes por enfermera en las plantas de hospitalización en el turno de mañana y de hasta 30 en el turno de noche. En cuanto a las Unidades de Cuidados Intensivos, en QuirónSalud, se asignan entre 4 y 7 pacientes por enfermera.

Para SATSE, esta negligente y arriesgada situación en cuanto al número de pacientes asignados por enfermera en la sanidad privada evidencia una preocupante precariedad en lo que respeta a la seguridad y calidad asistencial y de cuidados.

En este sentido, la organización sindical afirma que los hospitales de la sanidad privada quedan mayoritariamente al margen de los estándares óptimos de seguridad y calidad asistencial para el paciente que reflejan y evidencian múltiples estudios científicos que relacionan directamente las complicaciones, los efectos adversos y el incremento de riesgo de fallecimientos con la dotación de pacientes por enfermera. Estos estudios determinan un máximo de 6-8 pacientes por enfermera en las plantas de hospitalización y un máximo de 2 pacientes por enfermera en las Unidades de Cuidados Intensivos.

El estudio realizado destaca el análisis, entre otros, de 17 centros privados en Andalucía, otros 17 en la Comunidad de Madrid y otros 12 en la Comunidad Valenciana. Asimismo, se ha analizado la situación en los diferentes turnos de trabajo de mañana, tardes, noches o domingos y festivos.

Por último, SATSE asevera que esta precaria y arriesgada situación para el paciente exige que la Ley de Seguridad del Paciente sea aprobada con urgencia en el Congreso de los Diputados, única manera de aportar el máximo valor asistencial y seguridad en la atención sanitaria de los hospitales privados de nuestro país, y como claro signo de que, por encima del negocio, prevalece la atención sanitaria y cuidados a los pacientes que los mismos atienden.

SATSE recuerda que esta norma, impulsada por la organización sindical, a través de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), esta pendiente del debate de las enmiendas parciales presentadas por los grupos políticos en la Comisión de Sanidad, tras más de dos años de bloqueo parlamentario.