martes, 16 julio 2024

El derecho a una vejez sana y activa, reto sanitario del siglo XXI

7 abril 2012
Almería
La buena salud da vida a los años

Una vida activa es mejor vida

Comparte esta noticia en tus redes

En la actualidad, la población mundial de 60 años o más es de 650 millones de personas, y se calcula que en 2050 alcanzará los 2000 millones. La OMS dedica este 7 de abril al envejecimiento y a la importancia de la actividad y la salud en las edades avanzadas

Este sábado, 7 de abril,  es el Día Mundial de la Salud, una jornada que la Organización Mundial de la Salud dedica en  2012  a la importancia de llegar a viejo con ganas y buena salud. Bajo el lema  La buena salud añade vida a los años, la OMS trata de mostrar que gozar de buena salud durante toda la vida puede ayudar en la vejez a tener una vida plena y productiva, y a desempeñar un papel activo en las familias y en la sociedad.

Una vida larga es un signo de buena salud, y el envejecimiento de la población mundial, tanto en países desarrollados como en países en desarrollo, es un indicador de mejoría de la salud global. En la actualidad, la población mundial de 60 años o más es de 650 millones, y se calcula que en 2050 alcanzará los 2000 millones. Una tendencia positiva que se acompaña de retos sanitarios especiales para el siglo XXI. Es imprescindible preparar a los dispensadores de atención sanitaria y a las sociedades para que atiendan las necesidades de las las poblaciones mayores: formación de los profesionales sanitarios en la atención a estas personas; prevención y tratamiento de las enfermedades crónicas asociadas a la edad; formulación de políticas sostenibles en materia de atención a largo plazo, atención paliativa, y desarrollo de servicios y entornos adaptados a las necesidades de las personas mayores.

Datos y cifras
Durante el siglo pasado, la esperanza de vida aumentó tan acusadamente que en el mundo pronto se contarán más personas de edad que niños. Una de las cuestiones que hay que prevenir, especialmente en la tercera edad, es la obesidad o el sobrepeso, ya que en ambos casos la salud está en peligro y con la edad el riesgo se incrementa.

Ignacio de Juana, cogerente del centro Entulínea de Weight Watchers en Almería, explica que la mayoría de los adultos tiende a desarrollar sobrepeso y a almacenar grasa con el paso del tiempo, entre otras razones por la tendencia al sedentarismo en edades avanzadas. Ignacio de Juana insiste en que si se quiere disfrutar de una tercera edad más saludable hay que evitar el llegar a ella con exceso de peso y, para ello, la actividad física es imprescindible.