sábado, 21 mayo 2022

Beber dos litros de agua al día, primera de las cinco claves para una correcta hidratación

26 agosto 2014
Almería
Es importante permanecer bien hidratado durante todo el día

Verza bebe para hacer frente al calor

Comparte esta noticia en tus redes

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería promueve el desarrollo de la campaña informativa entre las farmacias de la provincia

Cinco Claves en Hidratación es el nombre de la campaña informativa en la que el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería está participando desde hace varias semanas y que se extenderá durante todo el mes de septiembre.

Con la colaboración de Aquarius y Coca-Cola España, la campaña ofrece consejos sanitarios para promover una correcta hidratación durante el verano. Para ello, se ha editado un folleto, que los ciudadanos podrán encontrar en las farmacias y en la página web del Colegio, en el que se recogen cinco consejos esenciales, con recomendaciones dirigidas a adquirir buenos hábitos que eviten la deshidratación.

Entre los consejos que ofrece este manual práctico sobre la hidratación, se recomienda consumir entre 2 y 2,5 litros de líquidos al día, incluyendo el agua que proviene de los alimentos. Y es que, según Ortega, “la sed es una señal que nos avisa que hay que beber líquidos, por lo que no es saludable ‘aguantar’ sin beber, sino todo lo contrario, se debe de beber sin esperar a tener sed”.

Además, si se realiza actividad física en ambientes calurosos es necesario aumentar la cantidad de líquido. “Es conveniente hidratarse antes, durante y después del ejercicio, ya que cualquier ejercicio físico, aunque sea moderado, produce la eliminación de cierta cantidad de agua y sales minerales, así como consumo energético”, indica la presidenta del Colegio. También se desaconseja realizar actividades físicas en las horas centrales de días calurosos, usando excesivas prendas de abrigo o exposición exagerada al sol.

Otras claves hacen referencia a las dietas. Es frecuente que durante el verano cambien los hábitos alimenticios. Si se lleva a cabo algún tipo de dieta pueden variar los requerimientos específicos de agua y, por tanto, las necesidades de hidratación. Hay que seguir siempre un modelo rutinario de ingesta de líquidos durante todo el día, con especial atención en momentos de calor y actividad.

Por último, los profesionales recuerdan que las bebidas con sales minerales pueden facilitar una mejor rehidratación. Las situaciones como el calor, la sequedad ambiental y otras circunstancias especiales pueden favorecer la deshidratación. Si se tienen síntomas como sed, sequedad de mucosas y de la piel o disminución de la cantidad de orina, las bebidas con sales minerales -en concreto sodio- y con azúcares de absorción rápida pueden facilitar una mejor rehidratación.

Síntomas de deshidratación
En cuanto a los síntomas que orientan hacia un cuadro de deshidratación son sed, sequedad de las mucosas y de la piel y disminución de la cantidad de orina, entre otros. En casos graves, también se puede producir pérdida brusca de peso, orina oscura y concentrada, somnolencia, cefalea y fatiga extrema.
Por otro lado, también se recuerda que las comidas copiosas requiere un aporte suplementario de bebida y que el alcohol no evita la deshidratación, sino que puede llegar a empeorarla.
Desde el Colegio de Farmacéuticos también se indica que la utilización de forma habitual de ciertos medicamentos, como por ejemplo los diuréticos, puede afectar al estado de hidratación, y se alerta de que, si se realiza algún tipo de dieta, pueden variar las necesidades específicas de hidratación.