viernes, 27 mayo 2022

Alertan del nuevo incremento de contagios covid de trabajadores del SAS con 4.865 positivos en 15 días

21 enero 2022
Andalucía
vacuna covid

vacuna covid - Archivo

Comparte esta noticia en tus redes

El Sindicato de Enfermería denuncia además que, a 14 de enero, se  registraron 2.846 bajas por covid entre trabajadores de la Sanidad  andaluza, más del triple de las contabilizadas a finales de diciembre,  generando dificultades para garantizar la asistencia sanitaria 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha denunciado el nuevo incremento de contagios por covid-19 entre profesionales de  la Sanidad andaluza, con 4.865 casos registrados en la primera quincena del año  2022 que, a fecha 14 de enero, se traducen en 2.846 bajas por esta causa, un 33% de ellas enfermeras.

SATSE, que ya alertó de esta circunstancia el  pasado mes de diciembre, ha vuelto a reclamar a la Administración que garantice  la cobertura del 100 por 100 de las bajas ya que, en caso contrario, se estaría  poniendo en grave riesgo la asistencia sanitaria.  

Detallando los datos recopilados por el Sindicato de Enfermería, entre el 27 de  diciembre de 2021 y el 14 de enero de 2022 se han incrementado en un total de  4.865 los profesionales de la sanidad andaluza contagiados de covid, pasando  de una cifra acumulada de 17.247 positivos por covid a los actuales 22.112.

Bajas por provincias

Por  provincias, el mayor incremento en número de positivos se ha registrado en  Sevilla (926 casos), seguida de Málaga (921), Granada (766), Cádiz (716),  Córdoba (506), Jaén (363), Huelva (340) y Almería (327).  

Tal y como explica SATSE, estos datos de contagios se han traducido en que, a  fecha de 14 de enero de 2022, se encontraran de baja un total de 2.846  trabajadores de la sanidad andaluza, más del triple de las bajas que se  contabilizaban a finales de diciembre, con 986 a día 27. De nuevo, son las  enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas los principales afectados con 960  trabajadores de baja, un 33% del total, al ser los profesionales que atienden más  directamente y en primera línea a los usuarios de la Sanidad Pública. 

Tras los 960 casos de enfermera y fisioterapeutas del resto de categorías la  bajas se reparten entre 605 del personal de gestión y servicios, 528 de las  categorías de técnico medio sanitario, 449 del personal médico, 158 de  profesionales en formación EIR y 146 entre los técnicos superiores sanitarios.  

Ante esta situación el Sindicato de Enfermería, que ya advirtió a finales de año de  esta circunstancia, ha reiterado su reclamación a la Administración sanitaria para  que se cubra el 100 por 100 de las bajas alertando que a finales del mes de enero  finalizan los contratos de refuerzo del plan de Navidad y pueden volver a repetirse  circunstancias como que no se encuentren profesionales disponibles en la Bolsa  de Empleo cuando sean necesarios si no se trabaja con planificación.  

8000 profesionales sin renovar

En esta línea la organización sindical recuerda que, apenas dos meses después  de dejar sin renovar 8.000 profesionales, de ellos unas 3.300 enfermeras y  enfermeros, el SAS lanzó las ofertas para cubrir las vacaciones del personal en  Navidad con contratos de 15 días a dos meses, hasta el 31 de enero de 2022 en  el mejor de los casos, unos profesionales que en días volverán a estar en el paro  cuando aún son necesarios.  

Por este motivo, SATSE reclama que, en caso de ser inviable la contratación de  personal por falta de disponibilidad en la Bolsa de Empleo, retribuir a los  profesionales que voluntariamente realicen actividades al margen de su jornada,  en horario de tarde o festivos y fines de semana, tal y como recoge el plan de  mejora de la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios sanitarios.  

Por último, el Sindicato de Enfermería concluye insistiendo a la Administración  andaluza en la necesidad de planificar de forma adecuada la gestión del personal  de la Sanidad, comenzando por acabar con las contrataciones temporales de solo  semanas, días e, incluso, horas que precarizan aún más la labor asistencial y de  cuidados que realizan las enfermeras y enfermeros y apuesten por el fomento de  la estabilidad en el empleo, acabar con la sobrecarga y tensión asistencial que  sufren y garantizar una asignación máxima de pacientes por cada uno de estos  profesionales sanitarios.