sábado, 15 junio 2024

Rescatados tres menores que habían sido arrastrados por el mar durante el último temporal

11 junio 2024
Almería
Rescate en el mar

Comparte esta noticia en tus redes

Una operación coordinada por la Policía Nacional y Salvamento Marítimo en la que varios agentes resultaron heridos leves al descender por el acantilado que les daba acceso al lugar del suceso.

Sobre las 17:00 horas del día 8 de junio, el servicio 091 recibió una llamada alertando de que varios jóvenes habían caído al mar y estaban siendo arrastrados por el fuerte oleaje de la zona de la Cala de San Telmo, en la capital almeriense.

Rápidamente tres indicativos compuestos por seis agentes se desplazaron a la zona, decidiendo desplegarse entre la Cala de San Telmo y la Playa de las Olas, para cubrir de este modo más terreno en previsión de que la marea los hubiera podido arrastrar.

El primer indicativo en llegar a la zona de la gasolinera Cepsa, donde se encontraban los requirentes, fue informado de que los jóvenes no podían salir del mar y de que corrían un riesgo inminente de ahogamiento, recibiendo a su vez indicaciones del barranco por donde se accedía a la zona por la que habían caído.


Coordinados en todo momento a través de la Sala 091, los funcionarios actuantes dieron aviso a Guardia Civil y Salvamento Marítimo para que, quien estuviera más próximo, acudiera vía marítima al lugar lo antes posible. La pareja de policías decidió entonces despojarse de parte de su uniformidad para colocarse el kit oficial de salvamento marítimo del que disponía su vehículo, y comenzar un complicado descenso a través de la pared escarpada que daba acceso al mar.

Una vez en la base del barranco, localizaron a una de las víctimas que había conseguido salir del agua al ser proyectada por las olas contra un risco. Cuando lograron alcanzarle, descubrieron a un menor de edad en estado consciente pero con claros síntomas de extenuación, que presentaba diversos cortes y magulladuras, y que comenzaba a vomitar agua salada, motivo por el cual, recibió en el mismo lugar los primeros auxilios.

Mientras tanto otra pareja de agentes detectaba a otra de la víctimas que estaba siendo zarandeada con violencia hacia la playa de las Olas. Es por ello que un policía decidió trepar hasta el saliente más cercano al joven para, haciendo el uso del citado kit, lanzarle un cabo con un tubo de rescate
acuático y un chaleco salvavidas auto-hinchable, indicándole a su vez cómo ponérselo y accionarlo para mantener la flotabilidad.

Atendiendo a la peligrosidad del rescate por tierra, debido a la fuerza de las olas y lo afilado de las rocas, se decidió aguardar la llegada de una embarcación de Salvamento Marítimo, que había comunicado estar próxima a la zona.

Fueron ellos quienes completaron el dificultoso rescate por mar de la segunda víctima. El tercer indicativo desplegado en la Cala de las Olas logró localizar a la última víctima mar a dentro, facilitando su posición sin perderlo de vista para que la embarcación de Salvamento Marítimo pudiera socorrerle. Los rescatados fueron trasladados al Muelle de Pescadores del Puerto de Almería, donde aguardaba una ambulancia para su asistencia.

Los tres menores de edad, residentes en Almería, fueron atendidos por los sanitarios y no precisaron de hospitalización, por lo que inmediatamente después fueron entregados a sus respectivas familias, que quisieron personarse en comisaría para expresar su gratitud en el Libro de Quejas, Sugerencias y Felicitaciones de la Policía Nacional.

Tres de estos policías que se jugaron la vida, tuvieron que ser atendidos por las múltiples contusiones y laceraciones producidas durante el acuciante descenso por los acantilados
del lugar de la intervención, pero sus lesiones no revisten gravedad y todos ellos acudieron con normalidad al servicio ordinario el día siguiente.