miércoles, 8 febrero 2023

Patrimonio aprueba la restauración de las Murallas de san Cristóbal y la al-Mudayna

31 enero 2022
Almería
Proyecto Murallas

Comparte esta noticia en tus redes

La delegada de Cultura asegura que se trata de la primera de las cuatro actuaciones incluidas en los fondos MRR solicitados al Gobierno.

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, celebrada este lunes por la mañana, ha aprobado el proyecto de conservación y restauración de las Murallas del Cerro de San Cristóbal y la al-Mudayna, tras el reciente inicio de las obras de restauración del Muro de la Vela.

Las Murallas del Cerro de San Cristóbal se corresponden con los primeros tramos de muralla del arrabal del Oratorio, ampliación de la antigua medina realizada en el siglo XI, cuando la ciudad fue capital de un reino de taifas. Forman una cortina defensiva orientada en dirección este-oeste compuesta por nueve torres y los correspondientes tramos intermedios, con una longitud total de 206,85 m. 

Los objetivos que se persiguen con este proyecto, elaborado por la Escuela de Estudios Árabes del CSIC, son tal y como ha explicado la delegada “por una parte la conservación de las Murallas del Cerro de San Cristóbal, recuperando sus valores originales y su puesto en valor, haciendo accesible y visitable una parte de este espacio”. Eloísa Cabrera ha asegurado que “se trata de una de las cuatro actuaciones incluidas en los fondos MRR solicitados al Gobierno central”. 

La delegada territorial ha destacado “la importante inversión realizada por la Junta de Andalucía para la recuperación del patrimonio histórico de Almería mediante la conservación y restauración de bienes culturales o la creación de nuevas infraestructuras culturales”.

Los criterios de intervención del proyecto de conservación se basan en la restauración científica, manteniendo los testimonios constructivos, estratigráficos y espaciales de todas las fases históricas desde la fundación a principios del siglo XI hasta las últimas modificaciones realizadas en 1836 con motivo de la Primera Guerra Carlista, pero por otra parte también su puesta en valor, haciendo accesible y visitable una parte de su adarve. 

No obstante, la intervención también se extenderá a los restos dispersos del recinto de la al-Mudayna, recuperando este parte del patrimonio hasta ahora olvidado de la ciudad, restaurando los cimientos y arranques de muros de siete torres y lienzos que fueron concienzudamente dibujados por Juan de Mata Prats en su plano de 1852 y que los investigadores han interpretado como pertenecientes a uno de los arrabales más antiguos de la ciudad o como las murallas de asedio construidas por los almohades en 1157. 

Entre los métodos y técnicas que se plantean para atajar el grave problema de conservación destaca el uso de una técnica pionera que ha sido probada experimentalmente con éxito en uno de los grandes monumentos declarados Patrimonio Mundial; se trata de una técnica de consolidación de la costra deteriorada de las tapias mediante la bioconsolidación bacteriana, que consiste en aplicar con espray un producto nutritivo, que sirve para generar la mineralización de carbonatos inducidos por bacterias autóctonas del propio medio a tratar, en este caso, la tapia.