viernes, 19 abril 2024

PACMA propone la instalación de pasos renaturalizados en la autovía del aeropuerto de Almería (AL-12)

13 diciembre 2023
Almería
unnamed (38)

Comparte esta noticia en tus redes

PACMA señala que la Autovía atraviesa una zona rural densamente poblada por cortijos, donde numerosos animales, salvajes y domésticos, deambulan sin supervisión.

El coordinador provincial de del Partido Animalista PACMA en la provincia de Almería, Eduardo Milla, insta al Ayuntamiento a tomar medidas inmediatas para poner fin a los recurrentes atropellos de animales en la Autovía del Aeropuerto (AL-12), de titularidad municipal, a través de la colocación de un vallado más exhaustivo y la instalación de pasos renaturalizados, para facilitar el tránsito de la fauna sin su incursión en los tramos viales.

Milla denuncia la «preocupante situación» que se vive a diario en la vía, donde se observan animales atropellados tanto en la calzada como en los arcenes. Asegura que, en muchos casos, los cadáveres permanecen sin recoger durante días, llegando a hallar hasta seis entre perros y gatos de manera simultánea, sin sumar a roedores, aves y reptiles de tamaño más pequeño y mucho más difíciles de contabilizar.

PACMA señala que la Autovía atraviesa una zona rural densamente poblada por cortijos, donde numerosos animales, salvajes y domésticos, deambulan sin supervisión. «Cruzan esta carretera altamente frecuentada sin restricciones y convierten los atropellos en una lamentable rutina, arriesgando también la seguridad de los vehículos», explica Milla.

«En gran parte del tramo de la vía, la ausencia de vallas de seguridad facilita el acceso de los animales, que pueden cruzarla sin impedimentos. El Ayuntamiento debe implementar un plan de seguridad vial que contemple el vallado de la autovía y la instalación de pasos renaturalizados en las áreas identificadas como las más propensas a atropellos, indicadas por ser los puntos críticos donde los animales cruzan con mayor frecuencia», concluye el coordinador.

Los pasos renaturalizados son conexiones (a menudo puentes de poco desnivel) que se construyen para conectar ambos lados de una carretera provocando un impacto visual mínimo para la fauna, de modo que tiendan a seguirlos, sorteando el peligro del tráfico, en lugar de arriesgarse a cruzar por las vías.