jueves, 9 febrero 2023

El proyecto Life+ ensaya la erradicación de un alga invasora en los fondos marinos de Los Escullos

8 junio 2015
Níjar
sombreado de algas invasoras

Fondo marino de Los Escullos donde se actúa

Comparte esta noticia en tus redes

Técnicos del medio marino evitan el avance de la ‘Caulerpa cylindracea’ con un dispositivo de sombreado sobre un foco de dos metros cuadrados que impide a esta especie la realización de la fotosíntesis.

Técnicos especializados en el medio marino de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía han instalado recientemente un dispositivo de sombreado sobre un foco de dos metros cuadrados del alga verde invasora en los fondos marinos de Los Escullos, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, para erradicarla al impedirle realizar la fotosíntesis.

Desde 2009, esta variedad de alga ha aparecido en cinco nuevas localidades, algunas de ellas en la Zepim y Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar y también en los arrecifes de Roquetas de Mar, lo que evidencia la expansión hacia poniente.

El proyecto LIFE+ Posidonia tiene una acción de seguimiento y control de especies de macroalgas exóticas invasoras, que incluye inspecciones sistemáticas para la detección precoz de estas invasiones, así como ensayos de erradicación de nuevos focos, según explica el Gobierno andaluz en una nota.

Desde 2009 se ha comprobado el avance de Caulerpa cylindracea –hasta hace poco conocida como Caulerpa racemosa variedad cylindracea– en las costas de Almería, que inicialmente solo se encontraba en la zonas especialmente protegidas de importancia para el Mediterráneo (Zepim) de los fondos marinos del Levante almeriense.

Esta acción incluye la realización de ensayos de erradicación temprana de nuevos focos de invasión. Así, en 2014 el equipo de Medio Marino localizó en Los Escullos gracias al aviso de los centros de buceo que trabajan en la zona, una pequeña mancha de la especie invasora a unos siete metros de profundidad, de poco más de un metro cuadrado, y llevó a cabo una retirada manual. No obstante, parte de la mancha se encontraba sobre roca, adherida firmemente, por lo que resultó muy complicado de eliminar por completo con este método, pudiendo rebrotar.

En mayo de 2015 se ha visitado de nuevo la zona y, si bien no había aumentado la superficie de la mancha original, se ha reproducido parte de la misma. En estos casos, lo más adecuado es llevar a cabo un sombreado de la zona durante un periodo de unos dos meses, de modo que la ausencia de luz impida el desarrollo del alga.

En ese sentido, el pasado 26 de mayo se instaló una superficie opaca lastrada con piedras y sacos de arena que cubre la zona de presencia original de poco más de un metro cuadrado. Para comprobar el mantenimiento del dispositivo, evaluar el estado de las plantas sombreadas y detectar la posible aparición de nuevos focos alrededor, se prevén inspecciones periódicas en los meses próximos.

En 2012 el equipo de técnicos llevó a cabo otro intento de erradicación de una pequeña mancha de Caulerpa en la reserva integral de Punta Javana, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, a 24 metros de profundidad, mediante aspiración y retirada manual. Aunque el alga se eliminó con éxito del área donde fue detectada, posteriormente se comprobó que la zona afectada era muy superior a la observada inicialmente, haciendo prácticamente imposible su erradicación.