viernes, 7 octubre 2022

Cerca de un millar de tortugas bobas nacen en el litoral andaluz desde 2008

15 marzo 2012
Cabo de Gata
tortuga boba

Ejemplar de tortuga boba

Comparte esta noticia en tus redes

‘La Tortuga Boba. Un viaje con Retorno’ es un documental, ya que trasladará a los centros educativos todo el proceso de recuperación de la especie en las costas almerienses

El estudio de las tortugas marinas es complejo, dado que pasan la mayor parte de su vida en el océano, y aún quedan por revelar múltiples incógnitas sobre su biología y comportamiento, por lo que este proyecto puede aportar datos relevantes no sólo sobre la tortuga boba, sino sobre el resto de tortugas marinas.

Sobre la tarea desarrollada con estos animales, se ha presentado en Almería el documental La Tortuga Boba. Un viaje con Retorno, realizado dentro del programa para la restauración de zonas de anidación de la tortuga boba en el litoral andaluz que desarrolla la Junta de Andalucía junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Los escolares almerienses son los principales destinatarios de este audiovisual, pero no los únicos porque la  concienciación y la divulgación son imprescindibles para lograr una sociedad activa en la conservación de su patrimonio natural y comprometida con los valores el desarrollo sostenible.

Ayer el consejero de Medio Ambiente, Juan José Díaz Trillo, presentaba el audiovisual en Almería  y aprovechaba su estancia para destacar el gran éxito del programa de recuperación de la tortuga boba en el litoral andaluz que ha logrado el nacimiento de 940 ejemplares desde 2008.

El director de este documental, de media hora de duración, es Nicolás Fernández  y Fernando Carmona, compositor de la banda sonora. A lo largo de la cinta se refleja todo el proceso de recuperación de la especie que se está realizando desde Andalucía. En el marco del citado proyecto se producen traslocaciones de huevos procedentes de la población de Cabo Verde a las playas de Almería. Tras la eclosión, y para aumentar las tasas de supervivencia de las crías recién nacidas, las tortugas son llevadas al Centro de Gestión del Medio Marino de Algeciras, donde permanecen durante un tiempo mínimo de un año para ser liberadas posteriormente en aguas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. El objetivo es que los ejemplares vuelvan al litoral almeriense para desovar una vez que hayan alcanzado la madurez sexual.

El proceso de realización del documental duró seis meses y su rodaje se ha desarrollado en las provincias de Almería, Cádiz, Granada y Sevilla, además de contar con imágenes de Cabo Verde. En los últimos meses, la Asociación Posidonia ha difundido el audiovisual en centros educativos de la provincia como parte del proyecto de divulgación de restauración de las zonas de anidación de la tortuga boba en las playas de Almería.

La Consejería de Medio Ambiente completa así los diversos programas de educación y voluntariado ambiental dirigidos a informar y sensibilizar sobre los problemas de supervivencia a los que se enfrenta la especie, tanto en Cabo Verde como en el parque natural Cabo de Gata-Níjar. Una labor que complementa al trabajo de los técnicos y voluntarios para la traslocación de huevos, cría de los ejemplares recién nacidos y las liberaciones de juveniles.

El objetivo principal de este proyecto es restaurar las zonas de anidación de la tortuga boba en el litoral andaluz. Acciones de las que destacan los buenos resultados obtenidos hasta ahora, con un éxito de eclosión de en torno al 88% en los nidos instalados en Cabo de Gata. Esta cifra resulta muy superior a la estimada en otras poblaciones estudiadas, con valores entre el 45-70%.

Todas las tortugas que forman parte del proyecto son liberadas con un chip subcutáneo que permite su identificación segura, y en algunos casos con un dispositivo de seguimiento mediante ultrasonido, que permite monitorizar su evolución en sus primeros momentos en el agua. Gracias a este seguimiento, se ha podido corroborar que las tortugas bobas alcanzan mar abierto con mucha rapidez, lo que hace albergar grandes esperanzas sobre su supervivencia y que en una década estas tortugas vuelvan a nidificar de forma natural en la costa almeriense.

La tortuga boba se distribuye por todos los océanos y mares tropicales y subtropicales. Se ha observado en todas las provincias costeras españolas, aunque su presencia más común es en el Mediterráneo, alrededor de Baleares, en el Mar de Alborán, Estrecho de Gibraltar (incluida Ceuta), pero también en el Atlántico, en Galicia y en las islas Canarias.

Deja un comentario

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*