lunes, 20 marzo 2023

Cajamar reforesta 27,5 hectáreas del Parque Natural Sierra María-Los Vélez con especies autóctonas

1 febrero 2023
Los Vélez
4. balsa nacimiento agua

Comparte esta noticia en tus redes

Asimismo, promueve la restauración de un nacimiento natural de agua existente en la zona y la creación de praderas permanentes que mejoren la disponibilidad de alimentos para la fauna autóctona.

La actuación medioambiental ‘Bosque Cajamar’ contribuye a la lucha contra el cambio climático y a la mejora de la biodiversidad mediante la recuperación de especies autóctonas adaptadas al entorno.
Asimismo, promueve la restauración de un nacimiento natural de agua existente en la zona y la creación de praderas permanentes que mejoren la disponibilidad de alimentos para la fauna autóctona.

La iniciativa se desarrolla en colaboración con la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía y la Dirección del Parque Natural.

El proyecto genera también un impacto social y económico en la comarca, incluyendo actividades de educación ambiental, ocio y deporte.

Cajamar acometerá este mes de febrero una campaña integral de reforestación en una parcela actualmente de su propiedad situada en el término municipal de María, al norte de la provincia de Almería. La actuación promovida por la entidad y que se localiza en el entorno del Parque Natural Sierra María-Los Vélez, un enclave de alto valor ecológico y medioambiental, tiene como finalidad favorecer la captación de CO2 de la atmósfera, la protección de la biodiversidad de los ecosistemas locales y la lucha contra la erosión y la pérdida de suelo.

Esta acción medioambiental diseñada y promovida por la propia entidad, denominada ‘Bosque Cajamar’, contribuirá a la recuperación de un espacio de 27,54 hectáreas y se desarrollará durante los meses de febrero y marzo en colaboración con la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía y la Dirección del Parque Natural.

Como nos recuerda Roberto García Torrente, director de Desarrollo Sostenible, en Cajamar llevamos muchos años reduciendo nuestra huella de carbono y contribuyendo a mejorar las comunidades en las que desarrollamos nuestra actividad. “Además de implantar medidas de eficiencia energética para que toda la energía eléctrica que consumimos proceda de fuentes renovables, hemos venido compensando nuestra huella de carbono financiando proyectos de reforestación realizados por terceros en otros países. Y ahora damos un paso más con esta acción propia que emprendemos en la Sierra de María-Los Vélez, siendo nosotros directamente los promotores de la reforestación y utilizando todos los recursos locales disponibles para ello, con lo que se incrementa el impacto positivo de esta iniciativa”.

Actuación integral

El proyecto ‘Bosque Cajamar’ se presenta como una actuación integral dirigida a aumentar la superficie forestal en un territorio especialmente sensible, con lo que se conseguirá reducir el riesgo de desertificación, el impacto de la erosión por escorrentía y la pérdida de suelo, mejorando su estructura y composición orgánica mediante la recuperación efectiva de la cubierta arbórea perdida. Para ello, los especialistas participantes en el diseño de esta iniciativa han seleccionado especies autóctonas, adaptadas al entorno y que han demostrado una mayor resiliencia a las condiciones ecológicas locales: pino carrasco, encina, quejigo, enebro, arce y espino blanco.

Además de la recuperación de masa forestal, se han programado diferentes actuaciones de acompañamiento para proteger el patrimonio ambiental y favorecer la biodiversidad de la zona. Entre ellas destaca la restauración de un afloramiento natural de agua en el paraje ‘Las Fuentes’, que alimenta una balsa utilizada tradicionalmente por vecinos de la comunidad local en labores agrarias y como espacio para el ocio. Así como la creación de pequeñas ‘manchas de siembra’ en secano de leguminosas y gramíneas, que permitan el mantenimiento de prados permanentes para favorecer y asegurar el establecimiento natural de flora y fauna locales, algunas de ellas endémicas.

Beneficios a largo plazo

Esta reforestación contribuye a trasladar al ámbito local de Sierra María-Los Vélez las acciones recomendadas por las instituciones europeas y nacionales en pro de la lucha contra el cambio climático y protección de la biodiversidad, en este caso facilitando la conversión de suelo de uso agrícola a uso forestal. Además, las actuaciones que llevará a cabo Cajamar ayudarán a mejorar los valores ecológicos, paisajísticos y turísticos del paraje natural, satisfaciendo las necesidades ambientales y sociales del territorio, y fomentando la actividad económica en una zona rural en riesgo de despoblación.

La compañía responsable de la ejecución de esta actuación medioambiental es CO2 Revolution, especializada en proyectos integrales de reforestación, que actúa junto a otras empresas locales con arraigo en la comarca. Para Juan Carlos Sesma, fundador de esta compañía, “la recuperación de los bosques es fundamental porque permite impulsar mejoras productivas forestales, turísticas y de desarrollo ambiental y social”.

De ahí que esta campaña de reforestación contribuya asimismo a la creación de empleo directo en la zona, tanto para los trabajos de preparación del terreno que se han llevado a cabo durante el mes de enero como para las labores de siembra y plantaciones que se realizarán en febrero y marzo.

Además de la ejecución de la primera fase de esta campaña de recuperación de masa forestal que se llevará a cabo durante estos meses, Cajamar ha programado un seguimiento continuo en los próximos 35 años, periodo de vigencia de los derechos de absorción de CO2 vinculados a esta iniciativa. Con ello, en su conjunto, se calcula que las actuaciones previstas generarán un volumen inicial de absorciones de 354 toneladas de CO2 en el primer año, que sumarán 1.943 toneladas en un plazo 35 años.

Compromiso de Cajamar con la sostenibilidad del medio rural

En su desempeño financiero y social, Cajamar está especializada en la prestación de servicios a empresas y familias del medio rural, fomentando el desarrollo sostenible de los sistemas productivos locales de base agroalimentaria y actuando contra la exclusión financiera de pequeñas poblaciones.

Como entidad signataria de los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas, Cajamar está comprometida con la transición hacia una economía verde que mitigue el impacto del cambio climático en la actividad de sus socios y clientes, así como en el conjunto de la sociedad. Muestra de este compromiso con el fomento de las finanzas sostenibles y la lucha contra el cambio climático es su Plan Director de Finanzas Sostenibles, que conforma la estrategia a seguir para impulsar la adaptación de empresas, autónomos y familias a un nuevo modelo productivo más eficiente en el uso de la energía y los recursos naturales, contribuyendo así a fijar la hoja de ruta para la descarbonización hasta alcanzar las cero emisiones netas en 2050, a través de objetivos ambientales rigurosos y acompañando a sus clientes en todo el proceso hacia una transición ecológica ordenada, justa e inclusiva.