lunes, 30 enero 2023

Las autoescuelas de Almería, al borde del colapso por la falta de examinadores

26 enero 2023
Almería
Caravana protesta de las autoescuelas de Almería en la capital

Comparte esta noticia en tus redes

El sector cifra en más de 4.600 el número de alumnos de todos los permisos a los que la Jefatura Provincial de Tráfico no agiliza los plazos para poder presentarse al examen de circulación

Las autoescuelas de Almería están al borde del colapso por la falta de examinadores en la Jefatura Provincial de Tráfico, circunstancia esta que pone en jaque la viabilidad de decenas de empresas en la provincia, muchas de las cuales, ante la imposibilidad de poder dar clase a sus alumnos, se ven obligadas a despedir a trabajadores e incluso a echar el cierre.


El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Almería (ASOPROAL) Rafael Villegas denuncia que miles de alumnos en toda la provincia, entre ellos futuros conductores profesionales, llegan a esperar hasta un año para poder presentarse al examen de circulación tras haber superado el teórico, lo cual les impide obtener el carnet de conducir a tiempo “y muchos pierden oportunidades de empleo en el sector del transporte tan necesitado de personal”, lamenta Villegas.


El presidente de ASOPROAL, ante esta difícil situación que afecta a más de 4.600 alumnos en toda Almería, insta una vez más al Gobierno central a que con urgencia ponga recursos económicos a disposición de la Jefatura Provincial de Tráfico para ampliar la plantilla de examinadores de Almería. También pide que se asigne una partida económica de horas extras para los funcionarios, para que puedan examinar más tardes a la semana, sobre todo en fechas puntuales del año cuando el número de empleados públicos se reduce por bajas, vacaciones o días libres.


La falta de personal en Tráfico y la alta demanda de exámenes, especialmente en circulación en todos los permisos, provoca serios desajustes en la planificación de las autoescuelas que además tienen que soportar continuas quejas por parte de los alumnos. “Necesitamos más capacidad de examen para dar trabajo a nuestros profesores y a la demanda social existente”, advierte Villegas, “pero las plazas de examinadores que se convocan cada año a nivel nacional son insuficientes y este problema se solucionaría destinando el dinero de las tasas que pagan los alumnos a pagar las horas extras de los funcionarios”, señala.

Perder el aprobado


Los futuros conductores, según Rafael Villegas, “pagan la convocatoria de examen por anticipado, pero la Administración no les está dando este servicio y esto hace que algunos de ellos, ante la imposibilidad de examinarse de circulación, lleguen a perder el aprobado del teórico y tengan que volver a presentarse de nuevo”.


Esto degrada la imagen de este sector, que ya vivía una situación crítica antes de la pandemia, que se acentuó tras la misma y a la que ahora se suma la pérdida de las ayudas al combustible. Los profesionales, por todo ello, se plantean la adopción de nuevas medidas de presión, como la petición de supresión de tasas, si la Dirección General de Tráfico (DGT), dependiente del Ministerio del Interior, “no corrige la nefasta gestión política y administrativa que se está haciendo”.


“Queremos que se nos dé una solución, los alumnos tienen derecho a examinarse y las autoescuelas a poder trabajar, y debería ser ilegal que yo pague por un servicio y que estemos incapacitados para dárselo”, denuncia el presidente de ASOPROAL, quien recuerda que las autoescuelas “dependemos de la Administración, no para cobrar, si no para pagar; por eso instamos al Gobierno a que actúe y solucione esto cuanto antes porque es muy lamentable esta situación”.


Los profesores se quejan de que la insuficiente capacidad de examen existente, en torno a 80 por día, hace que las pequeñas autoescuelas se vean abocadas al cierre ante la imposibilidad de desarrollar su actividad, “porque ¿cómo mantenemos a un profesor que presenta a examen a cuatro alumnos al mes?, ¿cómo lo hacemos, cómo subsistimos?”, se pregunta Carlos Montes, director de una de ellas.