sábado, 1 octubre 2022

La Junta aprueba este martes una bajada de impuestos y la eliminación del Impuesto de Patrimonio

19 septiembre 2022
Andalucía
220919 JMM Foro Joly 2_2647x1760

Moreno Bonilla, presidente de la Junta

Comparte esta noticia en tus redes

El presidente de la Junta: “Tras esta bajada de impuestos, Andalucía será la segunda comunidad autónoma con menos impuestos de España”

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha anunciado este lunes que el Consejo de Gobierno  aprobará mañana la sexta bajada de impuestos en Andalucía que contará con rebajas fiscales  potentes muy vinculadas a las clases medias y trabajadoras y a la pequeña y mediana  empresa y que hará que en el próximo año se queden en el bolsillo de los andaluces un total  de 360 millones de euros para ayudarles a mitigar los efectos de la subida de los precios.  

Así, ha recordado que las anteriores bajadas de impuestos han supuesto un ahorro de 540  millones de euros que sumados a estos 360 millones hacen que un total de 900 millones  queden en manos de las familias andaluzas como consecuencia de las sucesivas bajadas de  impuestos que se han llevado a cabo.  

Durante su intervención en el foro organizado en Madrid por el Grupo Joly, Moreno ha  desgranado alguna de las medidas en relación con la tributación por IRPF entre las que se  encuentran deflactar la tarifa en los primeros tres tramos de renta en un 4,3%, de manera que  los incrementos de salarios para compensar la inflación no supongan un mayor pago de  impuestos, y el incremento también en un 4,3% las cantidades que quedan exentas en el IRPF  en aplicación del mínimo personal y familiar correspondiente al tramo autonómico.  

De este modo, ha explicado que se aumentará la parte de la renta por la que no se tributa, ya  que el Gobierno andaluz entiende que debe destinarse a cubrir las necesidades básicas cuyos  precios se han incrementado. “Seremos la primera comunidad de régimen común en dar estos  pasos que beneficiarán a todos los andaluces que tienen una nómina y, especialmente, a las  personas más afectadas por la elevada inflación”.  

El presidente andaluz ha destacado que son medidas que significan una ayuda real y clara  ante la inflación porque suponen más dinero en el bolsillo de las familias para afrontar la  subida de precios, al mismo tiempo que ha aseverado que desde Andalucía se le ha pedido al Gobierno de Nación que haga los cambios necesarios en la normativa de retenciones y que  tome la misma medida en el tramo correspondiente al Estado.  

“Tengo un doble propósito. Proteger a las familias andaluzas dentro de nuestro marco  competencial de los efectos de políticas erráticas que priman la ideología sobre la gestión y  la propaganda sobre la efectividad y propiciar que Andalucía sea el modelo en el que una  mayoría de españoles puedan ver una forma distinta de gobernar que también es posible en  España: centrada, ambiciosa y eficaz”. 

En este punto, ha matizado que la recaudación tributaria ha aumentado en los siete primeros  meses del año en 22.283 millones de euros y que hasta el mes de julio la Agencia Tributaria  había recaudado casi dos veces y media lo que el Gobierno preveía recaudar en todo 2022. “Por tanto, ¿qué problema hay en devolver a los ciudadanos en este momento, que es cuando  lo están pasando mal, parte de ese exceso de recaudación?”, ha cuestionado.  

Además, ha hecho alusión a otra de las rebajas fiscales que se llevará a cabo como es la  suspensión durante el próximo año del Canon del Agua, con lo que los andaluces se van a  ahorrar 140 millones de euros en la factura del agua.  

Supresión del Impuesto de Patrimonio y cuarto decreto de Simplificación  Administrativa 

Moreno ha anunciado que esta bajada incluye también la supresión del Impuesto de  Patrimonio en Andalucía que, según ha explicado, no tendrá apenas impacto negativo en las  cuentas de la Junta, puesto que apenas supone un 0,6% de lo que se recauda en el conjunto  de la Administración y que atraerá capacidad inversora para el fomento de la actividad  económica y el empleo e incentivará que las personas físicas establezcan su residencia fiscal  en la comunidad andaluza. “Por tanto, producirá un incremento de contribuyentes por IRPF y  por otras modalidades de imposición indirecta mucho más relevante que la pérdida por  Patrimonio”. 

En relación con ello, ha declarado que al analizar la evolución de este impuesto en años  anteriores se comprueba que supone un freno a la inversión y es que ha argumentado que, en el último ejercicio, de los 20 contribuyentes que más impuestos pagan por Patrimonio, la  mitad se trasladaron fuera de Andalucía, suponiendo la marca de estos diez contribuyentes  una pérdida de 3,5 millones en impuesto de Patrimonio y la de 14 millones en el IRPF. 

De esta forma, ha subrayado que Andalucía está dispuesta a aprovechar todas las  oportunidades y, para ello, tiene que ser competitiva y medirse con los mejores porque “si  queremos competir con la locomotora económica de España, que es Madrid, debemos tener  una fiscalidad igualmente atractiva que consolide el dinamismo económico y empresarial de  la comunidad andaluza e impulse la creación de empleo de calidad”. “Tras la sexta bajada de  impuestos, que aprobaremos mañana, Andalucía será la segunda comunidad autónoma con  menos impuestos de España”.  

Asimismo, ha señalado que uno de los objetivos del Ejecutivo andaluz es que ésta sea la  comunidad donde más fácil sea invertir y crear empleo y por ello ha aseverado que aquí no  se van a encontrar trabas innecesarias, ni trámites duplicados, ni retrasos injustificados. 

En este sentido, ha anunciado que ya se está trabajando en el que será el cuarto decreto Ley  de Simplificación Administrativa que hará especial hincapié en agilizar la ejecución de los  fondos europeos. 

El presidente de la Junta ha apostillado que se están revisando todos los procedimientos y  trámites de la Junta para sumar el mayor número posible a las 400 medidas de mejora de la  regulación y un centenar de normas agilizadas en la pasada legislatura.  

A este respecto, ha afirmado que las corporaciones locales y el Estado deben hacer también  un esfuerzo de simplificación para, entre todos, favorecer la inversión y el empleo en nuestra  tierra.  

“Cuando hay tantas incertidumbres alrededor, los ciudadanos deberían tener al menos una  certeza: que todos empujamos en el mismo sentido y sumamos nuestras fuerzas para lograr  objetivos que son de todos. No son de un gobierno o de otro, de un partido o de otro, sino que  son los objetivos de España, y todos los españoles deben sentirse respaldados, vivan donde  vivan. Las divisiones y los enfrentamientos nos debilitan”.  

Es aquí donde ha asegurado que gobernar solo para una parte de España, sea territorial o  ideológica, es un grave error que tiene consecuencias nefastas para los ciudadanos, a la vez  que ha reiterado que cree firmemente en un proyecto para España de lealtad, colaboración y  complicidad del Gobierno de la Nación con las comunidades autónomas. 

Otra de las cuestiones a la que se ha referido y donde también es necesaria y clave la  cooperación es la que hay que llevar a cabo ante problemas tan importantes como el de la  sequía que padece el conjunto del país y, de forma particular, Andalucía.  

Moreno ha explicado que desde hace cuatro años el Gobierno andaluz está haciendo un  enorme esfuerzo inversor y de gestión para aumentar la disponibilidad de agua en la  comunidad, lo que queda demostrado con los 1.500 millones de euros movilizados en obras  hídricas en la pasada legislatura o los 141 millones que la Junta ha dispuesto para  infraestructuras en el 33% del territorio andaluz frente a los 9,6 millones del Estado, para el  67%, en el que tiene competencias a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.  

Además, a ello se suma que el Ejecutivo andaluz ha asumido el 50% de la financiación de  siete grandes obras de depuración tras un acuerdo con el Gobierno para auxiliar al Estado.  

En relación con este asunto, ha enumerado alguna de las demandas del Ejecutivo andaluz  como son medidas concretas que ayuden a los agricultores y ganaderos, como la doble tarifa  eléctrica que ahorraría un 20% a los regantes o la rebaja del IVA, destinar los fondos Next  Generation a obras hídricas y que el Gobierno inicie de forma inmediata las obras de interés  general del Estado que tiene pendientes en Andalucía. 

“Queremos impulsar la colaboración entre las administraciones y también con la iniciativa  privada, que puede ser fundamental en la cofinanciación de algunas infraestructuras hídricas.  Igual de importante es que las comunidades de regantes sean corresponsables en el diseño,  ejecución y gestión de los proyectos”.  

En referencia a esto, ha abogado por hacer corresponsables a los regantes y a los agricultores  de estos proyectos y ha marcado como objetivo movilizar 4.000 millones en los próximos  cuatro años para realizar obras hídricas que serán una inversión de futuro. 

La Política Energética, política estratégica de Andalucía 

En cuanto a la Política Energética a la ha definido como una política estratégica para la  comunidad andaluza, ha indicado que Andalucía tiene condiciones inigualables para generar  proyectos, riqueza y miles de empleos verdes vinculados a la energía sostenible. 

Así, ha concretado que la mitad de la energía que se produce aquí ya es renovable,  superando, por primera vez, la potencia eléctrica convencional y que, además, el objetivo de  esta legislatura es el de seguir incrementando la potencia de energía eléctrica renovable, con  12 nuevos G, multiplicando por 2,5 la potencia instalada hasta llegar a 20 GW. 

El presidente andaluz ha incidido en que el reto es ser líderes en generar energía limpia y  también como proveedores de las tecnologías que lo hacen posible, ante lo que ha agregado  que “Andalucía será la comunidad con más capacidad de generación de energía limpia de  España”.  

También, ha insistido en que esta comunidad tiene condiciones excepcionales para la  inversión, a la vez que ha señalado que ésta quiere ser líder en una fiscalidad competitiva, en  una administración digital y con menos burocracia, en una agroindustria moderna, en unos  servicios públicos que tienen que ser públicos, fuertes y de calidad y en un modelo económico  verde y sostenible. 

Finalmente, ha animado a todos a invertir y a creer en las enormes posibilidades que tiene Andalucía. “Sabemos lo que tenemos que hacer, tenemos las ideas claras y un equipo que es eficiente y que está preparado para sacar adelante todos y cada uno de los proyectos que  tenemos por delante. Los próximos cuatro años haremos grandes cosas para España y para  nuestra tierra”.