domingo, 26 mayo 2024

La detección precoz del glaucoma, clave para evitar una ceguera irreversible

17 marzo 2023
El Ejido
Glaucoma detección

Comparte esta noticia en tus redes

El Hospital Universitario Poniente celebra la Semana Mundial de esta patología ocular ofreciendo información y consejos a pacientes y acompañantes

El Hospital Universitario Poniente se ha sumado a la celebración de la Semana del Glaucoma, recordando a pacientes y acompañantes la importancia del diagnóstico precoz de esta patología, una de las principales causas de ceguera en todo el mundo y que afecta a un 3% de la población.

Profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología y del área de Consultas Externas han realizado mediciones de la tensión ocular y han ofrecido información sobre esta patología. 

Durante la mañana de este viernes, pacientes, acompañantes y profesionales del centro han aprendido un poco más sobre esta enfermedad ocular crónica, que provoca ceguera irreversible.

En una mesa informativa, instalada en el vestíbulo de Consulta Externas, se han explicado las principales características y síntomas de esta patología, así como los tratamientos existentes en la actualidad y las formas de diagnosticarla. Además, se ha ofrecido la posibilidad de someterse a un examen de la tensión ocular. 

El glaucoma es una enfermedad ocular que provoca una pérdida progresiva e irreversible de la visión. Es la segunda causa de ceguera en el mundo. Para evitar la pérdida total de visión, es imprescindible obtener un diagnóstico precoz, en las fases iniciales de la enfermedad, ya que existen tratamientos que detienen su progresión.

Avance silencioso de la enfermedad

Los pacientes que padecen esta patología no perciben en un primer momento el deterioro de sus capacidades visuales. Inicialmente provoca un deterioro de la visión periférica y de forma progresiva, va reduciendo el campo visual.  Con los tratamientos actuales, se puede detener o ralentizar el avance de la enfermedad, mejorando notablemente la calidad de vida del paciente, pero no se puede recuperar la capacidad visual perdida. Por ello, es vital la realización de controles periódicos, especialmente en personas con antecedentes familiares, el inicio temprano del tratamiento y la realización de un adecuado seguimiento.

Los principales factores de riesgo para desarrollar glaucoma es la hipertensión ocular, la existencia de antecedentes familiares previos y la edad avanzada.

Los estudios realizados sobre la enfermedad también muestran que es más frecuente entre las personas de raza negra, explica el personal hospitalario en una nota.